Saltar al contenido principal

Senado argentino aborda proyecto de ley para reestructurar la deuda pública

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El Senado argentino, de mayoría oficialista, aborda este miércoles un proyecto de ley para reestructurar la deuda pública que otorga amplios poderes al Ejecutivo y que ya fue aprobado en la Cámara baja con respaldo de la oposición.

El proyecto autoriza al Ejecutivo a efectuar "canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los títulos públicos emitidos bajo ley extranjera".

El gobierno del presidente Alberto Fernández, un peronista de centro-izquierda, busca cerrar la negociación con los acreedores antes del 31 de marzo, fecha a partir de la cual deberá afrontar fuertes vencimientos.

Los vencimientos que debe afrontar Argentina en 2020 equivalen a 34.300 millones de dólares. De ese monto, 30.000 millones están denominados bajo legislación local y 4.300 millones bajo legislación extranjera, lo que implica que puede ir a arbitraje en tribunales de otros países.

Argentina se encuentra en recesión desde 2018, con una de las tasas de inflación más altas del mundo (53,8% en 2019) y un aumento de la pobreza y el desempleo.

La sesión del Senado se instaló en la mañana y se espera un trámite rápido, luego de que la bancada opositora de Cambiemos, la coalición de centro-derecha del expresidente Mauricio Macri (2015-2019), respaldó el proyecto en Diputados, donde fue aprobado por 224 votos a favor, dos en contra (de la izquierda) y una abstención.

- Refinanciar y reactivar -

El monto que debe refinanciar Argentina es de unos 195.000 millones de dólares, lo que representa el 57% del Producto Interno Bruto (PIB).

Las acreencias se encuentran repartidas entre bonistas privados y organismos bilaterales y multilaterales de crédito.

Fernández se encuentra de gira en Europa en busca de respaldo político para afrontar la renegociación de la deuda.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió el martes en Roma con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Gerogieva, en lo que la ejecutiva calificó como una "reunión productiva".

El Fondo enviará una misión a Buenos Aires entre el 12 y 14 de febrero para realizar el seguimiento del préstamo que otorgó al país sudamericano en 2018 por unos 57.000 millones de dólares a pedido del anterior gobierno liberal de Macri, el de mayor monto en la historia del organismo, y del cual Argentina ya recibió unos 44.000 millones.

Fernández renunció a los tramos pendientes de ese préstamo.

Esta semana fracasó un intento del gobierno de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito de Argentina, para negociar el aplazamiento hasta mayo de un vencimiento por 250 millones de dólares.

Al no conseguir la adhesión del 75% de los acreedores para la postergación, el gobierno de la provincia optó por pagar este miércoles, aunque lanzó una reestructuración de toda su deuda pública en sintonía con los planes del gobierno nacional.

La provincia de Buenos Aires enfrentará en 2020 vencimientos por casi 3.000 millones de dólares sobre un total de más de 8.000 millones hasta fines de 2023.

Aunque legalmente está separada de la deuda nacional, los analistas destacan que una cesación de pagos de la provincia habría sido una muy mala señal para el intento de Fernández de reestructurar.

Encauzar los pagos de la deuda pública es una prioridad del gobierno, según ha manifestado el presidente, aunque lo ha supeditado a la reactivación de la maltrecha economía del país.

Aunque en un primer momento el presidente Fernández planteó solamente un aplazamiento de los pagos, ahora se habla también de rebajas de capital o de intereses.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.