Saltar al contenido principal

‘Impeachment’: Senado absuelve a Donald Trump y lo envía fortalecido a su campaña de reelección

France 24
France 24 © Reuters

La mayoría republicana declaró "no culpable" al presidente Donald Trump de los dos cargos que le imputó la Cámara de Representantes por la supuesta presión que habría ejercido sobre Ucrania para favorecer su reelección y la posterior obstrucción al Congreso. Tras cuatro meses de debate, Trump no solo logró salir invicto, sino que terminó fortalecido.

Anuncios

La sorpresa de la jornada de este miércoles 5 febrero en el Senado hubiera sido que el presidente Donald Trump fuera destituido de su cargo. Como era previsible, la Cámara Alta de mayoría republicana decidió absolverlo de los dos cargos que se le imputaban por supuestas presiones a Ucrania: abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Este 5 de febrero de 2020 terminó el juicio político contra el mandatario y con él, 135 días de rencores partidistas con acusaciones mutuas, de los que resultaron más de 28.000 páginas de documentos.

La acusación se originó en una llamada que le hizo el presidente a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, en la que le pidió reiteradamente que investigara al precandidato demócrata Joe Biden y así favorecer sus intenciones reeleccionistas.

La votación era más que predecible, aunque hubo quienes creyeron que algunos republicanos retirarían su apoyo al presidente debido a sus confrontaciones previas.

Es el caso del senador por Utah, Mitt Romney; la senadora por Alaska, Lisa Murkowski; Susan Collins de Maine y Lamar Alexander de Tennessee. Todos en su momento habían mostrado cierta distancia de Trump, pero solo el excandidato presidencial, Romney, lo evidenció con su voto.

La pequeña grieta republicana

El Partido Republicano tiene 53 de los 100 escaños del Senado y para que Trump fuera separado del cargo se necesitaba un voto mayoritario de dos tercios (67), pero los analistas lo veían imposible. Pocos apostaban por un cambio de posición de los colegas de partido del presidente.

La votación sucedió en dos etapas, una por cada cargo. Solo el senador Mitt Romney decidió dar la espalda a su partido y consideró con su voto que Trump era culpable del primer cargo: abuso de poder, pero no de obstrucción al Congreso para investigarlo.

De ahí que la votación inicial finalizara con 52 en contra y 48 a favor de expulsarlo y que la segunda apenas tuviera un voto de diferencia con respecto a la anterior: 53 contra 47.

Unos celebran y otros lamentan el resultado del juicio

Donald Trump celebró en Twitter con un video que deja ver su intención de seguir en el cargo "4EVA” (para siempre). Anunció que hará una declaración pública desde la Casa Blanca para hablar de lo que, afirma, fue una "farsa".


El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, arremetió contra los demócratas al señalar que "esta es una pérdida política para ellos, ellos lo iniciaron, pensaron que esto era una gran idea y al menos en el corto plazo ha sido un error político colosal".

Por el lado demócrata, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien fue una de las grandes figuras dentro del juicio político, afirmó que el Senado republicano “traicionó la Constitución”.

Agregó que “el presidente sigue siendo una amenaza constante para la democracia estadounidense, con su insistencia en que está por encima de la ley y que puede corromper las elecciones si lo desea”.


A su turno, la excandidata presidencial Hillary Clinton advirtió que "estamos entrando en territorio peligroso para nuestra democracia. Tendremos que trabajar todos juntos para restaurarla".

La también exsenadora es la esposa de Bill Clinton, uno de los tres presidentes que han salido absueltos en juicios políticos, en su caso por presunto abuso de poder tras el romance que sostuvo hace dos décadas con Monica Lewinsky, una becaria de la Casa Blanca.

Los ojos puestos ahora en la campaña presidencial

La decisión sienta las bases para que Donald Trump continúe una carrera reeleccionista, ahora sin presiones, y probablemente más fortalecida que antes. Y es que ocurre nueve meses antes de que los votantes de un país profundamente dividido acudan a las urnas para otorgarle o no un segundo mandato en la Casa Blanca.


Tras salir absuelto, Trump ahora se sumerge en una temporada electoral, en medio de un margen de aprobación del 42%, de acuerdo con la más reciente encuesta de Reuters e Ipsos, realizada entre lunes y martes. En septiembre, cuando la Cámara lanzó su investigación de juicio político, su aprobación era del 43%.

Mientras los aspirantes demócratas se baten en una apretada contienda para escoger a su candidato presidencial, en el Partido Republicano se da por hecho que el mandatario será quien los represente en las elecciones tres de noviembre y que haber salido ileso del juicio político en su contra puede capitalizarse a su favor.

France 24 con Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.