Saltar al contenido principal

Colombia: excongresista presa en Venezuela acusa al presidente Duque de querer asesinarla

La exsenadora de Colombia, Aida Merlano, habla durante una audiencia en un tribunal en Caracas, Venezuela, el 6 de febrero de 2020.
La exsenadora de Colombia, Aida Merlano, habla durante una audiencia en un tribunal en Caracas, Venezuela, el 6 de febrero de 2020. © Palacio de Miraflores vía Reuters

Aida Merlano, condenada en Colombia por comprar votos en las más recientes elecciones legislativas, se fugó de prisión en octubre y fue recapturada en Venezuela, desde donde acusó a varios políticos de ayudarle y al Gobierno de librar una persecución en su contra.

Anuncios

Tan explosivas como polémicas fueron las primeras declaraciones públicas de Aida Merlano, una excongresista colombiana conocida más por la insólita fuga de prisión que protagonizó en octubre de 2019, que por ser la primera política condenada en la historia del país por el delito de compra de votos.

“Soy perseguida por el presidente de mi país, Iván Duque, con la intención de asesinarme”, afirmó la exlegisladora en un tribunal de Caracas al que acudió tras haber sido recapturada en ese país el 27 de enero, cuando intentaba usar documentación falsa en Venezuela.

En marzo de 2018 fue elegida como senadora, pero no pudo asumir el cargo después de que en un allanamiento a su sede de campaña, la Policía hallara armas de fuego y dinero en efectivo. En septiembre de ese año fue condenada en primera instancia a 15 años de prisión por corrupción electoral.

Pero la política ganó más notoriedad cuando el primero de octubre de 2019 aprovechó una cita estética en un consultorio odontológico para fugarse cinematográficamente por una ventana utilizando una cuerda, en hechos que todavía no han sido esclarecidos y que siguen generando polémica.


Ahora, en su primera aparición pública desde su recaptura, Merlano decidió iniciar su versión de lo sucedido.

Lo primero que hizo fue desmentir que se hubiera fugado y en su lugar, dijo que fue “secuestrada” y acusó a pesos pesados de la política de ayudarle. “Mi fuga organizada por una clase política dirigente en el país con la colaboración de (Germán) Vargas Lleras (un ex vicepresidente) y del (ex) fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez”, quien renunció al cargo en mayo pasado.

“Después de que me lancé de la cuerda, a mí el Gobierno de Duque me raptó. Los raptores me contaron todo, me iban a asesinar y a enterrar para que nunca me encontraran en una finca de Valledupar (capital del departamento del Cesar)”, dijo.

La exparlamentaria explicó que entró de manera ilegal a Venezuela por “desesperación” y con el objetivo de “buscar refugio”, aunque no ofreció detalles sobre cómo escapó de sus supuestos captores, ni de cómo cruzó la frontera con Venezuela.

Además, lanzó acusaciones de corrupción contra el exalcalde de Barranquilla, exgobernador del Atlántico y reconocido empresario, Álex Char, y otros miembros de su familia, así como contra el también empresario Julio Gerlein, ambos muy ligados a la política colombiana.

Todo un lío diplomático detrás de la captura de Merlano

Que Aida Merlano hubiera sido capturada en Maracaibo por la Policía venezolana desató toda una controversia diplomática entre los gobiernos de Nicolás Maduro y de Iván Duque en torno a su extradición.

La ministra colombiana de Justicia, Margarita Cabello Blanco, rechazó el jueves las declaraciones de Aida Merlano contra el jefe de Estado y exigió al presidente Maduro que la entregue a la justicia colombiana, de la cual es prófuga.

“El régimen de Nicolás Maduro, en lugar de estar produciendo este show mediático, debe entregar inmediatamente a la señora Aida Merlano a las autoridades nacionales para que cumpla la condena en Colombia”, dijo la jefa de la cartera de Justicia desde la Casa de Nariño.


Pero Caracas prácticamente condicionó su entrega a que Duque retomara "a nivel consular" las relaciones diplomáticas rotas desde el 23 de febrero del año pasado. 

El mandatario colombiano descartó de inmediato esta opción y advirtió a su vez que hará la solicitud al líder de la oposición de ese país, Juan Guaidó, a quien reconoce como jefe de Estado legítimo.

La excongresista es buscada desde el 30 de noviembre de 2019 por la Interpol con circular roja por los delitos de concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante y tenencia de armas de fuego y municiones.

Por lo pronto y mientras se resuelven los problemas diplomáticos, Aida Merlano seguirá recluida en Caracas.

“Cuando entregue las pruebas de corrupción no solamente cae Iván Duque, sino Álvaro Uribe, Santos, (expresidentes) casi media clase política y el Partido Conservador completo”. Con esta frase dejó entrever que pronto terminará de revelar todos sus secretos.

Con EFE y medios locales
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.