Saltar al contenido principal

Muere por coronavirus el médico chino que dio la alarma temprana sobre la enfermedad

El doctor Li Wenliang envió un mensaje a fines de diciembre a unos colegas donde revelaba la aparición de un coronavirus en la ciudad de Wuhan.
El doctor Li Wenliang envió un mensaje a fines de diciembre a unos colegas donde revelaba la aparición de un coronavirus en la ciudad de Wuhan. © AFP / Li Wenliang

El fallecimiento fue confirmado tras horas de confusión en China, ya que por la tarde se anunció su muerte pero posteriormente las autoridades del país aseguraron que aunque el médico había sufrido un paro cardiaco, seguía vivo y conectado a un respirador artificial.

Anuncios

Li Wenliang fue uno de los primeros médicos chinos que trató de advertir al mundo sobre un nuevo brote de coronavirus. Wenliang, de 34 años, era oftalmólogo en un hospital de Wuhan. El pasado 30 de diciembre les envió un mensaje a sus excompañeros de facultad a través de un grupo en Wechat, la aplicación equivalente a WhatsApp en China. Según les escribió, siete pacientes ingresaron al hospital de Wuhan con síntomas muy similares al SARS, epidemia causada por otro coronavirus que en 2003 mató a casi 800 personas.

Wenliang también les dijo que los siete enfermos tenían algún tipo de relación con el mercado de pescados y mariscos Huanan, donde a su vez se vendía todo tipo de animales salvajes y que posteriormente, se identificó como el lugar en el cual se transmitió el virus al ser humano.

El oftalmólogo no tenía intención de difundir la información más allá de su círculo de amigos. Solo les pedía que tuvieran cuidado y que advirtieran a sus familias. Sin embargo, alguien en el grupo comenzó a difundirlo a través de redes sociales. Días más tarde, Wenliang fue acusado por las autoridades chinas de “difundir rumores”, un cargo que en China puede suponer hasta siete años de cárcel. Otros siete médicos también fueron acusados.

Wenliang tuvo que acudir a la comisaría para firmar una declaración en la que admitía su falta y prometía no reincidir. Pero su caso tomó aún más relevancia cuando a finales de enero, la Corte Suprema de China reconoció que la actuación policial respecto al joven médico había sido un error. Días después, las autoridades chinas tuvieron que pedirle disculpas y admitir la respuesta fallida en las primeras semanas de la epidemia.

Pacientes contagiados por el coronavirus son recibidos en un hospital improvisado en el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones de Wuhan, 5 de febrero de 2020.
Pacientes contagiados por el coronavirus son recibidos en un hospital improvisado en el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones de Wuhan, 5 de febrero de 2020. © EFE/EPA/YFC CHINA OUT

Contagiado en el hospital de Wuhan

El 8 de enero Wenliang atendió a una paciente con glaucoma, sin saber que era portadora del virus. Dos días más tarde comenzó a sentir dolor de garganta, tos, fiebre y dificultad para respirar, los síntomas del brote. Finalmente, el 1 de febrero recibió el diagnóstico que confirmaba que había sido contagiado.

El médico fue declarado muerto en la noche del jueves 6 de febrero por reconocidos medios de comunicación del país, incluyendo a The Global Times. Sin embargo, el hospital Central de Wuhan desmintió que hubiera muerto y afirmó que estaba en situación crítica, pero que estaban haciendo todo lo posible para reanimarlo. Horas después, las autoridades sanitarias chinas finalmente confirmaron a través de un mensaje en Weibo, la red social china, que había fallecido.

"En la lucha contra la epidemia de la neumonía del nuevo coronavirus, el oftalmólogo de nuestro hospital Li Wenliang desafortunadamente resultó infectado. Li murió pese a todos los esfuerzos para reanimarlo. Lamentamos profundamente su fallecimiento".

Su muerte ha desatado una fuerte ola de indignación en el país asiático. Rápidamente las redes sociales chinas se llenaron de mensajes contra el Gobierno, exigiéndole una disculpa y respeto a la libertad de expresión.

Por su parte, la OMS, anunció que ha convocado a científicos de todo el mundo que investigan sobre el coronavirus a una reunión los próximos días 11 y 12 de febrero en Ginebra, con el objetivo de acelerar el desarrollo de test de diagnóstico, vacunas y medicamentos contra esta enfermedad.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.