Saltar al contenido principal

Rusia y México buscan fortalecer sus relaciones políticas y económicas

Los cancilleres de México, Marcelo Ebrard, y de Rusia, Serguéi Lavrov, se reunieron el 6 de febrero en México.
Los cancilleres de México, Marcelo Ebrard, y de Rusia, Serguéi Lavrov, se reunieron el 6 de febrero en México. © Secretaría de Relaciones Exteriores de México

Los cancilleres de ambos países pactaron varias medidas para impulsar el comercio bilateral y aumentar la industria militar rusa en México. A la par discutieron la posibilidad de retirar las visas para sus ciudadanos y coincidieron en su postura frente a la situación en Venezuela.

Anuncios

Justo cuando México se consolida por primera vez en la historia como el socio más fuerte de Estados Unidos, por encima de países como China y Canadá; Rusia y México buscan mejorar sus relaciones diplomáticas y económicas a través de las reuniones del canciller Marcelo Ebrard y su homólogo ruso Serguéi Lavrov en la capital mexicana. Y por ahora, hay varias ideas sobre la mesa. 

La primera decisión que tomaron fue reactivar la comisión que existía entre los dos países para la cooperación económica y tecnológica, que dejó de reunirse en 2011, y que volverá a sesionar este año en México. Esta comisión será clave para discutir cómo Rusia puede participar en grandes proyectos de infraestructura que tiene planeado el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como el Tren Maya o la refinería de Dos Bocas.

Esto será clave pues México es el segundo aliado más importante de Rusia en la región, después de Brasil; mientras que Rusia ocupa el puesto número 46 de los países más inversionistas en México. Además, la cooperación entre los dos países apunta a mejorar su intercambio, que se redujo en un 13,8% en nueve meses de 2019 respecto al 2018, según el medio ruso 'Kommersant'. 

Y para lograrlo, las conversaciones entre los cancilleres fueron más allá de la reactivación de aquel grupo. Por un lado, México expuso su intención de "mejorar el acceso al mercado ruso" de varios de sus productos agrarios y de otros insumos emblemáticos como el tequila, según la Secretaría de Relaciones Exteriores. Mientras que Lavrov enfatizó en la necesidad de mantener consultas sobre el comercio de acero y considera que "hay buenas perspectivas" para pactar acuerdos económicos en energía, fabricación de automóviles, construcción naval, industria aeronáutica, industria química, productos farmacéuticos y transporte ferroviario.

Además, los cancilleres aseguraron que las comisiones bilaterales se seguirán reuniendo regularmente, y anunciaron desde ya una visita a Rusia por parte de Ebrard y la participación del país latinoamericano en varios encuentros comerciales en territorio ruso como el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, donde estarán este año por segunda vez.

Los dos ministros abordaron también la posibilidad de quitar las visas entre los dos países. En medios rusos, la embajadora de México en Moscú, Norma Pensado, afirmó que este era uno de los dos ejemplos de las tendencias positivas entre las relaciones bilaterales y detalló que el otro fue la decisión del Gobierno ruso de abrir dos consulados en las ciudades de Puebla y Mérida. 

México aumentaría su tecnología militar rusa

Pero los negocios no solo fueron sobre intercambios comerciales. "Hemos avanzado mucho en el área de la cooperación técnico-militar", sostuvo Lavrov.

Aunque no entró en detalles, el canciller ruso reveló que México "está considerando una propuesta concreta" de Rosoboronexport, la agencia estatal rusa de productos de defensa, para comprar nuevos helicópteros. Con esto, el país aumentaría la flota que ya tiene de 50 helicópteros rusos de referencia Mi-8 y Mi-17. 

La reunión entre los dos equipos de los cancilleres de Rusia y México fue en Ciudad de México.
La reunión entre los dos equipos de los cancilleres de Rusia y México fue en Ciudad de México. © Secretaría de Relaciones Exteriores de México

Lavrov explicó que la inversión militar más importante que tienen en México es el centro de mantenimiento de helicópteros en Veracruz, donde reparan aeronaves y entrenan a los pilotos. 

Las tensiones de América Latina también entraron a la discusión

Venezuela fue uno de los puntos en común que los ministros encontraron. Por separado, ambos gobiernos afirmaron que sus países están de acuerdo en que la tensión entre el presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó solo puede solucionarse a través de un diálogo que incluya a todas las partes. 

De paso, Lavrov criticó las medidas que han tomado otros países. El canciller ruso afirmó que la Unión Europea, a través del Grupo de Lima, intentó que el gobierno de Maduro saliera del poder; y criticó a Estados Unidos por sus "provocaciones" y sus "amenazas" al afirmar que ponen todas sus opciones sobre la mesa. Esta fue una frase que pronunció en 2019 John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional, quien además acusó a Rusia de ayudar a Maduro a mantenerse en el poder. 

"No estipulamos ningún método para apoyar a las autoridades venezolanas, excepto los lazos comerciales y económicos normales", dijo Lavrov.

En otros temas de la región, los países enfocaron sus conversaciones en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), y en cambio no mencionaron otros mecanismos como la Organización de Estados Americanos (OEA). En ese punto, Lavrov respaldó la presidencia pro tempore de López Obrador en la Celac, que comenzó en enero de este año, y dio la bienvenida a los planes de "expandir sus relaciones exteriores" con países como Rusia.

En la reunión también se discutió el deseo de México de ganar uno de los dos puestos que tienen los países latinoamericanos para ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU entre 2021 y 2022. Aunque Lavrov no precisó cuál será la postura de su Gobierno, indicó que "no hay ninguna razón por la cual la resolución para aprobar su membresía en el Consejo de Seguridad de la ONU no deba adoptarse por consenso".

En esa discusión, Rusia recordó que México votó a favor de la mayoría de sus resoluciones ante este estamento de Naciones Unidas, como las que propuso el Kremlin para contrarrestar la glorificación del nazismo o las medidas para fortalecer los acuerdos de control de armas.

Esta es la primera visita que hace Lavrov a México desde 2010 y ocurre justo en el mismo año en el que se celebrarán 130 años de relaciones diplomáticas entre los líderes mexicanos y rusos. Antes de hablar con el canciller mexicano, Lavrov visitó Santiago de Cuba, donde aprovechó las conversaciones diplomáticas para poner flores en las tumbas de José Martí y Fidel Castro en el Cementerio de Santa Ifigenia. 

Ahora, el canciller sigue su gira por América Latina con las conversaciones que ya comenzaron con el Gobierno de Maduro, en Caracas. Allí, Lavrov reiteró que el diálogo es la solución de las tensiones políticas y fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

Con EFE y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.