Saltar al contenido principal

Alemania: el presidente de Turingia dimite en medio de polémica por alianza con la extrema derecha

Thomas Kemmerich en una rueda de prensa en Erfurt, Alemania, el 6 de febrero de 2020.
Thomas Kemmerich en una rueda de prensa en Erfurt, Alemania, el 6 de febrero de 2020. © Karina Hessland / Reuters

El líder liberal Thomas Kemmerich, que este miércoles alcanzó la jefatura gubernamental de Turingia, presentó su renuncia al cargo poco después de que el bloque conservador exigiera su retiro y de que le pidieran a la Cámara que realice una nueva votación para elegir a otro representante. 

Anuncios

Thomas Kemmerich dimitió. Este 8 de febrero, menos de 72 horas después de haber sido designado como líder del estado alemán de Turingia, este representante liberal confirmó su renuncia al cargo, un anuncio que llegó en medio de la controversia desatada por la alianza que estableció con la extrema derecha y el respaldo que recibió por parte del frente. 

En su cuenta oficial de Twitter, Kemmerich, de 54 años, aseguró que retornará la remuneración que pudiera percibir por el rol en la jefatura de este estado localizado en el centro-este del territorio alemán. 

La elección del diplomático se llevó a cabo ante una avalancha de críticas por el apoyo que le ofreció el partido Alternativa por Alemania (AfD). Según sus propias declaraciones, aunque la dimisión ya es oficial, no se apartará de las funciones de manera inmediata, dado que sus abogados le recomendaron mantenerse en el cargo de manera temporal con el objetivo de "garantizar" el funcionamiento de la administración mientras alguien toma el mando. 

Se estima que el pago al cual tiene derecho Kemmerich bajo el concepto de salario por un solo día al frente del cargo es de cerca de 102.000 dólares, cifra que, tal como lo afirmó, no aceptará. De cara a esta decisión, el Partido Liberal (FDP) señaló que, en caso de que tuviera que recibir dicha suma por asuntos de ley, esta sería entregada a manera de donativo a una fundación de beneficencia. 

Las reacciones alemanas a las elecciones 

Los comicios en los que resultó elegido Kemmerich se llevaron a cabo el 5 de febrero y generaron malestar e indignación en distintas poblaciones del país europeo. En la ciudad de Erfurt, por ejemplo, decenas de habitantes se reunieron para corear vivas como "juntos contra el fascismo" en señal de rechazo a la elección del citado político. 

Se trata de la primera ocasión en la que, luego de la posguerra, la extrema derecha apalanca a un representante con el fin de llevarlo al poder en Alemania, por tanto, los demás frentes se oponen a establecer pactos con el AfD, el cual es descrito como el principal partido opositor.

El bloque conservador de la canciller Angela Merkel -cuyo partido también respaldó a Kemmerich- y los socialdemócratas no tardaron en pedir la dimisión de Kemmerich desde el momento de la confirmación de su elección, ejerciendo la vocería como representantes de la llamada "gran coalicion" que manda en Berlín. 

Tanto para socialdemócratas como para conservadores, la llegada al poder por parte de Kemmerich es "imperdonable", por lo que demandan nuevas elecciones no solo para este estado, sino también para la región con la meta de que se geste un proceso de "legitimación" en la esfera política. 

Un comunicado conjunto emitido por conservadores y socialdemócratas tras una reunión de emergencia celebrada este sábado 8 de febrero señala que descartan cualquier tipo de formación de gobierno con la AfD. "Esta es y sigue siendo la posición de los partidos que conforman la coalición (gobernante en Alemania) para todos los niveles (administrativos)", indica el documento.

Se espera que, en los próximos días, sean anunciadas nuevas medidas ante la dimisión de Kemmerich que minimicen los efectos que desatará el terremoto político que estremece este estado alemán. 

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.