Saltar al contenido principal

Estados Unidos: Sanders y Buttigieg, en el centro de las críticas del acalorado debate demócrata

Los candidatos de septiembre demócratas en Escocia en Nueva Hampshire, se vendieron el 7 de febrero de 2020.
Los candidatos de septiembre demócratas en Escocia en Nueva Hampshire, se vendieron el 7 de febrero de 2020. REUTERS - BRIAN SNYDER

En el debate demócrata más tenso hasta el momento, Bernie Sanders y Pete Buttigieg, pasaron del ataque en Iowa, a la defensa en New Hampshire. Los precandidatos fueron los más cuestionados tras liderar las encuestas en el primer Caucus de estas elecciones.

Anuncios

Un tenso debate que brilló por las críticas y no por las propuestas. Siete precandidatos demócratas se dieron cita en New Hampshire, donde el 11 de febrero se realizarán las primarias demócratas, para discutir sus propuestas de cara a las elecciones del 3 de noviembre. Pero en la carrera por vencer a Trump, quedó demostrado que no todos los enemigos en común unen.  

En fila, uno junto al otro, estaban alineados el empresario, Andrew Yang, el multimillonario, Tom Steyer, las senadoras Elizabeth Warren y Amy Klobuchar, el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, el ex vicepresidente, Joe Biden y el congresista, Bernie Sanders. Pero de todos, el más afilado fue Biden.

Quien fue el vicepresidente de Barack Obama en sus ocho años de Gobierno, se dedicó a desmarcarse por un momento de su dura derrota en Iowa y lanzó varios ataques a Sanders, por sus posturas socialistas, y a Buttigieg, por su falta de experiencia. "Bernie se ha calificado a sí mismo, no a mí, como socialista democrático. Creo que esa es la etiqueta que el presidente impondrá a todos los que se postulen con Bernie si él es el candidato", dijo Biden. Con Buttigieg, de 38 años, no fue menos indulgente.

Democratic 2020 U.S. presidential candidates former South Bend Mayor Pete Buttigieg, Senator Elizabeth Warren, former Vice President Joe Biden and Senator Bernie Sanders participate in the eighth Democratic 2020 presidential debate at Saint Anselm College in Manchester, New Hampshire, U.S., February 7, 2020.
Democratic 2020 U.S. presidential candidates former South Bend Mayor Pete Buttigieg, Senator Elizabeth Warren, former Vice President Joe Biden and Senator Bernie Sanders participate in the eighth Democratic 2020 presidential debate at Saint Anselm College in Manchester, New Hampshire, U.S., February 7, 2020. © REUTERS/Brian Snyder

Pero no fue el único. Klobuchar también aseguró que Sanders no lograría atraer al tipo de votantes de centro que su partido necesita para arrebatarle a Trump la reelección, más aún, ahora que salió fortalecido del ‘impeachment’, que lo absolvió de dos cargos en su contra: obstrucción al Congreso y abuso de poder. "La peor pesadilla de Donald Trump es un candidato que logre seducir a la gente del medio", dijo la senadora. "Creo que necesitamos a alguien para encabezar este boleto que realmente atraiga a las personas en lugar de excluirlas".

Sanders, de 78 años, no quiso devolver los ataques, alegando que Biden era su amigo, se centró en convencer a la audiencia de que “la forma de vencer a Trump es tener la mayor participación electoral en la historia de este país". Además, agregó que podría atraer a los votantes de la clase trabajadora que se han rendido en la era Trump.

Buttigieg y su desconexión con las minorías: ¿mito o realidad?

Pero si el flanco más débil de Sanders, su vena socialista, fue explotada por sus contendientes, la de Buttigieg, su desconexión con algunas minorías también. Steyer disparó al más joven de los precandidatos con el argumento de que no ha podido movilizar a los votantes afrodescendientes y a los latinos, dos grupos que son cruciales para impulsar a los demócratas a la presidencia.

"Si no puede apelar a las diversas partes del Partido Demócrata, incluida específicamente la comunidad negra, incluidos los latinos, si no puede hacerlo, no podemos vencer a Donald Trump en noviembre", dijo Steyer.
Esta crítica, enseguida se enlazó con el récord de Buttigieg de un aumento en los arrestos de afrodescendientes por cargos relacionados con porte de marihuana. Él respondió que como alcalde atacó esos casos "cuando hubo violencia armada y violencia de pandillas". Pero cuando se le preguntó a Warren si esta respuesta era suficiente, la senadora dijo: "No. Tienes que reconocer los hechos".


Buttigieg, quien cumplió dos mandatos como alcalde de South Bend, una ciudad con una población de 100.000 habitantes, dijo que si se trataba de experiencia, acumular años de servicio público ya no era lo que se necesitaba precisamente para dirigir a Estados Unidos. “Si están buscando al que tiene más años de experiencia en Washington, entonces tendrán otro candidato, y no seré yo. Necesitamos una nueva perspectiva, que nos permita dejar atrás la política del pasado, pasar la página y traer cambios a Washington antes de que sea demasiado tarde”, aseguró.

Crisis de los opioides, ‘impeachment’ y el consenso sobre Soleimani

Fueron varios los temas sobre los que opinaron los precandidatos. Entre esos los últimos que coparon la agenda local: el juicio político contra el presidente. Los senadores Sanders, Warren, Klobuchar y Biden, remarcaron la importancia del impeachment y su lucha por llevar a Trump a responder por sus acciones. Biden, además hizo especial énfasis, en la salida del teniente coronel Alexander Vindman, uno de los testigos clave de la investigación del 'impeachment': "Vindman fue echado de la Casa Blanca. Lo escoltaron (...) (Trump) debió haberle puesto una medalla a Vindman no a Rush Limbaugh", dijo Biden en referencia a la medalla entregada al polémico Limbaugh en el discurso sobre el Estado de la Unión.

El empresario, Andrew Yang, sin embargo, diluyó la figura de Trump del debate advirtendo  a sus compañeros que el presidente "no es el problema y debemos dejar de actuar como si lo fuera". Dijo que su ascenso es un síntoma del deterioro del país. Algunos como Biden y Buttigieg coincidieron en que no se debió dar de baja al general iraní, Qassem Soleimani, ya que no había “evidencia”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene una copia del 'Washington Post' en la que se lee: Trump absuelto, un día después de que el Senado lo exculpara de dos cargos en el marco del juicio político, el 6 de febrero de 2020 en Washington, DC.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene una copia del 'Washington Post' en la que se lee: Trump absuelto, un día después de que el Senado lo exculpara de dos cargos en el marco del juicio político, el 6 de febrero de 2020 en Washington, DC. © Getty Images / vía AFP

En materia de discriminación, se esbozaron muchas propuestas: algunos como Sanders propusieron terminar con las reglas del sistema criminal de justicia que afectan a los afroestadounidenses y otros como Klobuchar, luchar contra las normas que limitan el voto negro.

Al abordar la crisis de los opioides, que, en Estados Unidos, ha causado la muerte de 400.000 personas por sobredosis de estos medicamentos, es un tema sensible, al que Buttigieg y Yang le salieron al paso defendiendo sus posiciones de despenalizar el consumo de drogas, que no cayó nada bien entre la audiencia.

Los fortalecidos vs los que no despegan: una batalla por New Hampshire

En las proyecciones de ‘Real Clear Politics’, Sanders se alza como el favorito para conquistar las pimarias de New Hampshire con un 26% sobre el 22% de Buttigieg, el 13% compartido de Warren y Biden, el 8% de Klobuchar y 3.5% de Yang.

Y aunque a nivel nacional Biden es el más fuerte, por encima de Sanders, anticiparse a su derrota en este Estado, no parece ser la mejor estrategia para el expresidente, que en el debate dijo que “esta es una carrera larga. Recibí un golpe en Iowa, y probablemente lo haga aquí".

Buttigieg y Sanders, de momento, despegan en una caótica carrera por la presidencia, que ha dejado mal parados a los demócratas tras el impase con los resultados en Iowa y debilitados a Warren y Biden. Y por ahora sin mucho margen de visibilidad a Michael Bloomberg. Entre tanto, Trump gana terreno. De su batalla política más importante, el juicio político, salió librado y con el camino despejado para ir tras su reelección, que fue, en primer lugar, lo que lo condujo al ‘impeachment’.   

Con Reuters y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.