Saltar al contenido principal

Renunció el líder de los deportes de hielo de Francia tras los escándalos de abusos sexuales

Didier Gailhaguet anuncia su dimisión a la salida de una reunión en la Federación de Deportes de Hielo de Francia, el 8 de febrero de 2020.
Didier Gailhaguet anuncia su dimisión a la salida de una reunión en la Federación de Deportes de Hielo de Francia, el 8 de febrero de 2020. © Philippe Lopez / AFP

Didier Gailhaguet dimitió de su cargo como presidente de la Federación de Deportes de Hielo de Francia (FFSG) tras las presiones del Gobierno francés y la ola de cuestionamientos sobre su gestión de las denuncias de abusos sexuales y violación contra entrenadores de patinaje.

Anuncios

Didier Gailhaguet cedió a las presiones, pero evitó asumir responsabilidades por las denuncias de abusos sexuales que han sacudido al patinaje y al deporte francés. El dirigente renunció a su cargo como presidente de la Federación de Deportes de Hielo de Francia (FFSG), respondiendo así a los pedidos de dimisión encabezados por la ministra de Deportes francesa, Roxana Maracineanu.

Sin embargo, Gailhaguet no se hizo cargo de los cuestionamientos a su gestión frente a estos episodios –que él aseguró que no conocía hasta que fueron divulgados por los medios de comunicación el 29 de enero- y atribuyó su renuncia a un intento de “conciliación” frente a lo que catalogó como “dictadura ministerial”.

“En un espíritu de conciliación, tomé con dignidad, filosofía, pero sin amargura frente a esta injusticia, con la cabeza en alto, la sabia decisión de renunciar a mi cargo como presidente de la federación”, aseguró el dirigente.
Gailhaguet reiteró sus críticas a la ministra Maracineanu, a quien acusó de buscar “una víctima para sacrificar” en lugar de “llevar a cabo una investigación”.

“Frente a la dictadura ministerial y, en particular, la amenaza un tanto vergonzosa del retiro de la aprobación, no se me ocurrió por un momento ser capaz de paralizar a mi federación, que he reconstruido pacientemente desde hace casi 15 años”, subrayó.

A través de Twitter, Maracineanu calificó la salida de Gailhaguet como “un primer paso” y recalcó que las investigaciones encargadas por el Ministerio de Deportes tienen el objetivo de “analizar los fallos que han permitido que se produzcan actuaciones graves y a largo plazo en el seno de la federación”.

“Estos pasos llegarán hasta el final. Se lo debemos a las víctimas. Haremos esto con la preocupación constante de preservar a los atletas, practicantes y clubes para que este magnífico deporte pueda crecer”, subrayó.

Gailhaguet, una figura no exenta de escándalos que lideró los deportes de hielo durante dos décadas

Didier Gailhaguet había asumido como presidente de la FFSG en 1998 y ha gobernado la institución desde entonces, salvo por una brecha entre 2004 y 2007.

En aquel momento, Gailhaguet estuvo envuelto en un escándalo por presuntas presiones en su rol de juez de los Juegos Olímpicos de Invierno 2002, en Salt Lake City. Su accionar provocó que la Unión Internacional de Patinaje lo suspendiera por tres años, único período en el que estuvo alejado de la FFSG en más de dos décadas.

El terremoto en la federación inició ante las revelaciones de la expatinadora Sarah Abitbol, quien en su libro “Un si long silence” (Un silencio tan largo) y en declaraciones al semanario L’Obs acusó a su exentrenador Gilles Beyer de haberla violado cuando tenía entre 15 y 17 años.

Al menos dos antiguas pupilas también acusaron de abuso sexual a Beyer, mientras que la madre de una exalumna sostuvo que el entrenador le había pedido favores sexuales a cambio de darle clases gratuitas a su hija. Otros dos entrenadores de patinaje también fueron acusados por antiguas patinadoras, en testimonios publicados por el diario L’Équipe.

Las revelaciones de L’Équipe no solo sacudieron al mundo del patinaje, sino que también involucraron a la natación y el tenis, mientras que esta semana, el presidente del club de fútbol Angers, de la Primera División francesa, Saïd Chabane, fue detenido tras ser acusado de abuso sexual y acoso por tres empleadas y extrabajadoras.

Una denuncia de violación sacude al mundo de la equitación

Asimismo, el miércoles 5 de febrero, la antigua jinete Amélie Quéguiner, hizo pública una carta que envió a la Federación Francesa de Equitación (FFE) denunciando que fue víctima de violación y agresión sexual por parte de tres supervisores en la década de 1980, cuando era adolescente.

📢📢📢📢📢📢 Ce soir je fais appel à votre attention. Je joins à cette publication la lettre ouverte que je viens d'adresser à...

Publiée par Amélie Quéguiner sur Mercredi 5 février 2020

Según explicó a la agencia AFP, fue violada por primera vez cuando tenía entre 13 y 14 años por el entrenador de su club, quien se convirtió en su padrastro y mantuvo esos actos hasta los 24 años.

Ante la divulgación de estos hechos, la directora técnica nacional de la FFE, Sophie Dubourg, aseguró que la institución encarará “una serie de acciones”, mientras que, en un comunicado de prensa en la web de la FFE, el presidente de la entidad, Serge Lecomte, sostuvo que bajo su presidencia todos los hechos relacionados a violencia o abuso sexual dieron lugar a medidas de protección y la notificación a las autoridades.

Pero de acuerdo a Quéguiner, existe una “avalancha de testimonios” de víctimas y es necesario tomar medidas contra los atacantes, muchos de los cuales (incluido su exentrenador) siguen trabajando en el ámbito de la equitación.

 Una investigación del Ministerio de Deportes en 2000 revela comportamiento inapropiado de Beyer

Gilles Beyer, acusado de abusos y violación por Sarah Abitbol y otras expatinadoras, fue objeto de una investigación del Ministerio de Deportes en 2000, que reveló un comportamiento inapropiado con una patinadora menor de edad y provocó que fuera desplazado de su rol en esa cartera.

Según el reporte al que tuvo acceso la agencia Reuters, en 1999, Beyer ingresó a la habitación de una menor de edad durante una concentración de entrenamiento, “puso su mano detrás del cuello de la joven, la atrajo hacia él y le preguntó: ‘¿Quieres que te bese o quieres que me vaya?’”.

“Él le preguntó qué edad tenía, y, después de que ella le dijo que tenía 17, agregó que '17 o 18, no cambia nada’”, reflejó el informe.

Pese a que Gailhaguet aseguró que nunca encubrió a Beyer y que desconocía las acusaciones en su contra, la Federación de Deportes de Hielo lo designó al frente de un equipo juvenil francés en los campeonatos mundiales de 2011.

“Sí, el comité ejecutivo nombró gerente (a Beyer) del equipo junior en 2011. Es fácil juzgar ahora que conocemos los hechos”, se justificó Gailhaguet.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.