Saltar al contenido principal

Brasil: polémica por el nombramiento de un evangélico para proteger a las tribus indígenas aisladas

El nombramiento de Ricardo Lopes Dias para dirigir las tribus indígenas más remotas de Brasil podría poner en peligro su supervivencia.
El nombramiento de Ricardo Lopes Dias para dirigir las tribus indígenas más remotas de Brasil podría poner en peligro su supervivencia. © Geison Miranda / AFP

Algunos temen un "genocidio", otros hablan de "decisiones peligrosas": el nombramiento en Brasil del exmisionero Ricardo Lopes Dias al frente de los grupos indígenas se considera preocupante para el futuro de las 107 tribus más remotas del país.

Anuncios

Ricardo Lopes Dias no lo oculta. El pastor brasileño trabajó "durante más de una década", dijo, como misionero evangélico en la Amazonía. Entre 1997 y 2007, llevó la palabra de Dios a los pueblos indígenas de regiones remotas en nombre de la Misión de las Nuevas Tribus de Brasil (MNTB). Una organización, rebautizada hoy como Ethnos360, pero cuyo nombre sigue asociado a la desaparición del pueblo Zo'é, diezmado en la década de 1990 por epidemias como el sarampión y la gripe, que les afectaron al entrar en contacto con misioneros.

Además, cuando Ricardo Lopes Dias fue nombrado oficialmente el miércoles 5 de febrero como coordinador de las tribus indígenas aisladas para la agencia gubernamental Fundación Nacional del Indio (FUNAI), la protesta no se hizo esperar. Muchos temen que el gobierno del presidente de extrema derecha, Jair Bolsonaro, aproveche esto para organizar, entre otras cosas, una ola de evangelización de pueblos remotos.

"Un lobo para cuidar el ganado"

Las críticas más virulentas provienen de las propias organizaciones indígenas: "Poner a un misionero evangélico a cargo del departamento de indígenas aislados de la FUNAI es como traer un lobo para cuidar el ganado. Es un acto de agresión, una declaración de que quieren acercarse por la fuerza a estas tribus, lo que las destruirá", denunció Sarah Shenker, del grupo de defensa de los derechos indígenas, Survival International.

"Nuestras familias han sufrido históricamente las actividades de proselitismo de los misioneros, incluidas muchas de la MNTB", agregó el Consejo de Organizaciones Indígenas de la Amazonía brasileña (COIAB) en un comunicado. La organización advirtió que teme "crímenes de genocidio y etnocidio contra nuestros parientes aislados".

La relatora especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, también cuestionó la designación: "Es una decisión peligrosa, corre el riesgo de provocar un genocidio entre los pueblos indígenas aislados".

Ricardo Lopes Dias se defiende: "Hoy soy antropólogo"

Frente a estas numerosas críticas, Ricardo Lopes Dias se defendió a fines de enero, antes de su nombramiento, en una entrevista con el diario brasileño O Globo. Afirmó haber sido reclutado para el cargo sobre todo por su experiencia como antropólogo. "Nunca me he escondido y no oculto mi pasado como misionero, pero hoy soy antropólogo, con una maestría y un doctorado de universidades públicas de tres estados", enumeró.

Ricardo Lopes Dias fue nombrado oficialmente, miércoles 5 de febrero, coordinador de tribus indígenas aisladas para la agencia gubernamental de pueblos indígenas, FUNAI.
Ricardo Lopes Dias fue nombrado oficialmente, miércoles 5 de febrero, coordinador de tribus indígenas aisladas para la agencia gubernamental de pueblos indígenas, FUNAI. © Ricardo Lopes Dias

Aún así, circula poca información y fotos sobre el nuevo líder de las tribus indígenas aisladas de la FUNAI. Del lado de la MNTB, el presidente Edward Gomes Luz lo describió como un candidato ideal. "Es una persona muy competente y técnicamente preparada para cualquier trabajo. Si se observa la formación y la persona misma, es perfecto", declaró a BBC News Brasil.

¿Cuáles serán los límites de su misión dentro de Funai? Sobre este tema, Ricardo Lopes Dias fue cauteloso durante su entrevista con el periódico brasileño. En particular, se negó a decir si cambiaría el principio de FUNAI de "no entrar en contacto" con los pueblos indígenas. Desde 1987, la agencia bajo la supervisión del Ministerio de Justicia ha establecido un principio de respeto por el aislamiento de las poblaciones indígenas, donde el contacto solo puede provenir de grupos remotos. No obstante, el Estado sigue siendo responsable de la protección y demarcación de sus tierras. Una forma de proteger a las 107 tribus aisladas de Brasil, el país con más del mundo.

Pero esta política podría verse socavada por el vasto plan para la selva amazónica presentado esta semana por Jair Bolsonaro, con la intención de usar tierras indígenas para la explotación minera. Un "sueño" para el líder de extrema derecha, que regularmente hace comentarios racistas sobre las poblaciones indígenas del país, pero una "pesadilla" para los ecologistas y los líderes tribales. La Amazonía brasileña registró su peor tasa de deforestación en más de una década entre agosto de 2018 y julio de 2019.

A principios de febrero, la tribu Guaraní Mbya empezó a perder un pedazo de tierra, cerca del Pico del Jaraguá, en Sao Paulo. La empresa Tenda, especializada en la deforestacion, taló 500 árboles para construir cinco edificios en una zona de la selva atlántica. Gracias a la movilización de los indígenas, la tala fue suspendida por ahora pero debería ser retomada pronto.

"Un misionero nunca deja de ser misionero"

"Mi actuación será técnica. No promoveré la evangelización de los pueblos indígenas", afirmó Ricardo Lopes Dias en su entrevista con O Globo. En su puesto, tendrá información detallada, como vigilancia y estudios de ubicación, sobre las tribus remotas.

Este nombramiento causa grandes temores para Beto Morubo, jefe de la Unión de Pueblos Indígenas del Valle del Javari (Unijava), quien juzga su nombramiento como "perjudicial". "El mensaje enviado por el gobierno es claro: la prioridad no es la protección de los indígenas, sino los desafíos del sector agroindustrial y los evangélicos", aseguró a BBC News Brasil, por temor a la desaparición total de los últimos pueblos aislados del Valle del Javari.

Si bien Beto Morubo nunca se ha encontrado con Ricardo Lopes Dias en persona, el exmisionero es conocido en el Valle del Javari por haber entrado en contacto con los integrantes del pueblo de Mayoruna. "Tienen una estrategia para llegar a las poblaciones indígenas al ofrecer acciones sociales en educación y salud", dijo a BBC News Brasil Antenor Vaz, exjefe del Departamento de Indios Aislados de la FUNAI. Desde entonces, algunos se han convertido en evangélicos y han abandonado sus tribus.

Antenor Vaz dijo estar preocupado por la integridad de los pueblos originarios de la Amazonía: "Un misionero nunca deja de ser misionero".

Artículo adaptado de la versión original en francés por Juliette Geay.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.