Saltar al contenido principal

Empate técnico entre los tres principales partidos políticos tras los comicios en Irlanda

El primer ministro, Leo Varadkar, celebra su votación en las elecciones nacionales de Irlanda en Dublín, Irlanda, el 8 de febrero de 2020,
El primer ministro, Leo Varadkar, celebra su votación en las elecciones nacionales de Irlanda en Dublín, Irlanda, el 8 de febrero de 2020, © Phil Noble / Reuters

Empate técnico entre las tres principales fuerzas políticas: Sinn Féin, Finna Fáil y Fine Gael, según una primera encuesta a pie de urna, tras los comicios legislativos en Irlanda celebrados el sábado, lo que difucultará la formación de un nuevo Gobierno. El Sinn Féin logra posicionarse a la altura de las dos principales fuerzas.

Anuncios

Más de tres millones de electores estaban llamados a votar el sábado 8 de febrero en la República de Irlanda y, pese al fuerte temporal provocado por la tormenta “Ciara” que azota la isla, en torno al 62% de los votantes acudieron a su cita con las urnas.

Pasadas las 10.00 de la noche (hora local), una vez cerradas las urnas, comenzaron a anunciarse los primeros resultados, que arrojan un empate entre los tres principales partidos. La encuesta mostró al partido de centro-derecha, Fine Gael, del actual primer ministro, Leo Varadkar con el 22,4% de os votos, seguido por los nacionalistas de izquierda Sinn Fein con el 22,3% y el partido de centro y principal partido en la oposición desde el 2011, Fianna Fail, con el 22,2%. Un empate técnico según las estadísticas, lo que dificultará –aún más- la formación de Gobierno.

El histórico bipartidismo ha perdido su hegemonía

Cansados del tradicional bipartidismo del Fianna Fail (FF) y Fine Gael (FG), que se han estado alternando el poder o han gobernado en coalición desde la independencia de Irlanda, los votantes –especialmente los más jóvenes- han visto en los partidos independientes y en el Sinn Féin una alternativa a las tradicionales formaciones.

Los sondeos previos a los comicios del sábado anunciaban un gran aumento en la popularidad del Sinn Féin, liderado por Mary Lou McDonald, antiguamente ligado al brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA), que ha logrado romper con su imagen históricamente ligada al conflicto armado que dejó más de 3.000 muertos.

 

 

Si bien, el partido de izquierda tan solo cuenta con 42 candidatos al Dáil o Parlamento, que cuenta con 160 miembros, por lo que necesitaría formar coalición con otros partidos. El momento, tanto el FF como el FG se han descartado rotundamente un posible pacto con los nacionalistas.

Pero su avance en estos comicios representa un importante reajuste de la política irlandesa, que durante un siglo ha estado dominada por los partidos tradicionales. “Es un resultado muy bueno para el Sinn Féin, pero, aunque es un empate estadístico, esperaríamos que Fine Gael y Fianna Fail se peleen para conseguir el mayor número de escaños”, dijo Gary Murphy, profesor de política de la Universidad de Dublín.

El Sinn Fein ha dejado atrás el largo liderazgo de Gerry Adams, visto por muchos como el rostro de una sangrienta guerra del IRA contra el dominio británico en Irlanda del Norte. Sus candidatos fueron los que más ganaron por cuota de votos, desde el 14% en las últimas elecciones de 2016.

Las desigualdades sociales y el acceso a la vivienda, los problemas que preocupan a los irlandeses

La crisis de la vivienda, los problemas en la sanidad, las largas listas de espera y el número record de personas sin hogar son los problemas que más preocupan a la sociedad irlandesa, especialmente a los más jóvenes.

McDonald ha prometido aumentar la inversión en vivienda pública con la construcción de hasta 100.000 nuevas viviendas, congelar los alquileres, disparados desde hace una década, y mejorar la sanidad pública, medidas que sus rivales califican de populistas y que podría dañar a la economía, endeudando al Estado.

Mientras que el Taoiseach o primer ministro, Leo Varadkar, ha visto como su popularidad ha caído en los últimos meses, incapaz de dar respuesta a las preocupaciones de los electores. Los comicios podrían acabar con nueve años de gobierno del FG, liderado durante los últimos tres años por Varadkar, de 41 años, hijo de un inmigrante indio y el primer jefe de Gobierno de la historia de Irlanda abiertamente gay.

Durante la campaña, los líderes del FF y del Sinn Féin, Micheál Martin y Mary Lou McDonald, lograron ensombrecer los triunfos de Varadkar en la economía, que registra la tasa de crecimiento más alta de Europa y roza el pleno empleo, y en la política internacional, con su destacado papel en las negociaciones de un acuerdo del Brexit.

Según los sondeos, ninguno de los tres partidos lograría la mayoría absoluta, por lo que están abogados a buscar apoyos entre las formaciones minoritarias como los verdes, laboristas o socialdemócratas.
El recuento de los sufragios procedentes de las 40 circunscripciones irlandesas comenzará el domingo a las 09.00 horas GMT y los primeros resultados provisionales podrían conocerse a media tarde, aunque los definitivos podría demorarse durante días, dada la complejidad de sistema electoral.

Con Reuters, EFE y medios locales
 

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.