Saltar al contenido principal

Las 908 muertes por coronavirus ya superan a las víctimas del SARS

Médicos atienden a pacientes contagiados por el coronavirus en un hospital de Wuhan, China, el 9 de febrero de 2020.
Médicos atienden a pacientes contagiados por el coronavirus en un hospital de Wuhan, China, el 9 de febrero de 2020. © China Daily vía Reuters

El nuevo virus respiratorio surgido en Wuhan, China, registró más muertes que la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) de 2002. Sin embargo, el coronavirus aún mantiene una tasa de mortalidad de alrededor del 2%, una cifra significativamente menor a la de su epidemia predecesora.

Anuncios

Entre 2002 y 2003, murieron 774 personas por culpa del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS), una epidemia que empezó en China y terminó afectando varios países. Años después, las comparaciones con el brote de coronavirus son inevitables: enero y febrero de 2020 ya han dejado 908 muertes por culpa de esta nueva enfermedad. 

A pesar de que la cifra de fallecidos es más alta en el caso del coronavirus, la tasa de mortalidad aún se mantiene muy por debajo de la del SARS. La Organización Mundial de la Salud determinó que el 11% de los contagiados de SARS murieron por culpa de la enfermedad, mientras que solo aproximadamente el 2% de pacientes de coronavirus han perdido la vida. 

Otra diferencia significativa es que, por ahora, la mayoría de víctimas mortales de la nueva epidemia se registran en China. Solo una persona, de nacionalidad china, murió en Filipinas. En cambio, el SARS provocó muertes en varios países además del gigante asiático, como Vietnam o Canadá. 

Eso no quiere decir que el coronavirus no haya traspasado las fronteras de China: en total, hay 27 países que han registrado casos de contagios, principalmente en Asia (Japón, Vietnam, Tailandia, entre otros), aunque la enfermedad también ha llegado a Europa y a América del Norte.

Una fábrica de Haian, China, aumenta su producción de material protector contra el coronavirus en una imagen del 8 de febrero de 2020.
Una fábrica de Haian, China, aumenta su producción de material protector contra el coronavirus en una imagen del 8 de febrero de 2020. © Reuters

China aumenta su presupuesto para combatir el coronavirus

El Gobierno chino anunció 10.260 millones de dólares para luchar contra el brote de coronavirus y poder garantizar "la diagnosis y el tratamiento" de la enfermedad en todas las regiones del país. Es una de las múltiples medidas que intentan frenar el avance del virus y paliar sus consecuencias, que se empiezan a sentir con dureza en el país asiático. 

Precisamente esta semana deben terminarse las vacaciones del Año Nuevo Lunar, que han coincidido con el estallido de la epidemia. Sin embargo, en la provincia de Hubei, la más afectada, muchas escuelas y comercios siguen sin entrar en funcionamiento para evitar la propagación del virus. 

Las autoridades locales anunciaron subsidios para pequeñas y medianas empresas con el fin de afrontar el impacto económico del estado de cuarentena en el que se encuentran sumidos Wuhan y Hubei: por ejemplo, costeará el 30% de los gastos eléctricos de las compañías y rebajará el precio del agua y el gas. 

Además de las consecuencias financieras, otra de las principales dificultades que atraviesa la población china es la escasez de material de protección básico, como guantes o tapabocas. La Comisión Nacional de Salud del país pidió un "uso razonable" de este tipo de equipos. 

Más contagios en España y Reino Unido

Lejos de las cifras en China, los contagios por coronavirus en el resto del mundo siguen en aumento. España anunció un nuevo caso, el segundo infectado en el país: esta vez se trata de un miembro de una familia británica que estuvo en contacto con uno de los contagiados en Francia y que viajó a la isla española de Mallorca.

Algo parecido sucede también en Reino Unido, donde se registró el cuarto caso de coronavirus en un paciente que se contagió de otro británico infectado en Francia. Precisamente, la ministra de Salud francesa Agnès Buzyn había anunciado ayer que cinco miembros de una familia inglesa habían dado positivo en el examen de coronavirus en un complejo turístico de esquí en los Alpes. 

Mientras tanto, siguen las evacuaciones internacionales: Filipinas recibió a 30 connacionales que vivían en las zonas más afectadas de China, un vuelo alemán recogió a 20 personas con destino a Berlín, donde pasarán dos semanas aislados, en Reino Unido aterrizó un avión con unos 200 pasajeros a bordo también repatriados de China, y una aeronave rentada por Brasil completó un trayecto de 30 horas que trajo de regreso al país a 34 personas, que arribaron a la base de Anápolis, estado de Goiás, y permanecerán 18 días en cuarentena.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.