Saltar al contenido principal

Paraguay: confirman contagio de la primera dama con dengue y muertes por brote suben a seis

La sala de espera de un hospital ante una alta demanda de atención de pacientes el 23 de enero de 2020 en Asunción, Paraguay.
La sala de espera de un hospital ante una alta demanda de atención de pacientes el 23 de enero de 2020 en Asunción, Paraguay. © Nathalia Aguilar / Reuters

Las autoridades sanitarias paraguayas reportaron el aumento de la cifra de víctimas mortales por dengue en lo que va de 2020, así como el contagio de Silvana López Moreira, la esposa del presidente, Mario Abdo Benítez, quien también había contraído la enfermedad.

Anuncios

El nombre de la primera dama de Paraguay, Silvana López Moreira, se sumó a la lista de contagios por dengue en ese país latinoamericano, apenas días después de que su esposo, el presidente Mario Abdo Benítez, también contrajera la enfermedad en medio del brote que aqueja a la nación. 

Aunque López Moreira no se ha referido al reporte de la enfermedad, en sus redes sociales ha compartido información sobre la necesaria contribución de los ciudadanos en los protocolos de prevención del cultivo del mosquito Aedes aegypti, que propaga el cuadro clínico. 

De acuerdo con la información oficial entregada por la oficina que maneja las comunicaciones de la primera dama, ella se encontraría guardando reposo en la residencia presidencial y con una agenda controlada para propiciar su pronta recuperación. 

El informe sobre el contagio de López llegó apenas horas después de que este 7 de febrero fueran confirmadas dos nuevas muertes de pacientes con dengue, lo que eleva la cifra de fallecimientos por esta causa a seis en todo el territorio paraguayo en las primeras semanas de 2020. 

Se estima que son al menos 3.500 los casos confirmados de dengue en la nación, la mayoría de los cuales procede de la zona central y de Asunción y su área metropolitana, la cual concentra las localidades más pobladas. 

Las medidas para controlar la propagación

Pero aunque solo 3.500 han sido clínicamente confirmados, se trata de 18.700 los que han sido identificados por el personal de atención de la red hospitalaria nacional como posibles nuevos casos o casos sospechosos.

Pese a que todavía no ha sido decretado el estado de emergencia por parte de las autoridades sanitarias, las labores de atención han sido redobladas en buena parte de las entidades de asistencia, así como la distribución de insumos clínicos. 

El pico de la epidemia registrado en tierras paraguayas motivó la interrupción del periodo vacacional tradicionalmente tomado por los miembros de los organismos sanitarios durante el mes de febrero, por lo cual se han extendido los turnos de atención a los usuarios. 

En materia ambiental, las administraciones locales han definido un plazo de 90 días con el fin de reforzar las tareas de control sanitario y de monitorear los reservorios de aguas que sirven de hogar para los temidos mosquitos. 

Se trata de la peor epidemia de dengue reportada en Paraguay desde la presentada en el año 2013, cuando un brote similar causó la muerte de 252 personas y afectó a al menos unas 150.000 personas más. En 2019, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se registraron 11.811 casos y 9 personas murieron por el virus.

La población más vulnerable ante el registro de los casos son no solo los menores de 18 años, sino también los adultos mayores en etapas entre los 70 y 80 años en zonas cercanas a la ciudad de Asunción. 

Técnicamente, el serotipo dominante en las zonas paraguayas es el conocido como DEN 4, el cual es descrito como el de afectación clínica más leve y fue justamente el que afectó al mandatario Mario Abdo Benítez. 

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.