Saltar al contenido principal

Primarias demócratas: ahora los ojos se centran en New Hampshire

Un sufragante lleva su boleta mientras vota en las elecciones primarias presidenciales de New Hampshire en Manchester, New Hampshire, EE. UU., 11 de febrero de 2020.
Un sufragante lleva su boleta mientras vota en las elecciones primarias presidenciales de New Hampshire en Manchester, New Hampshire, EE. UU., 11 de febrero de 2020. © Mike Segar / Reuters

Tras el fiasco en el conteo de votos en el caucus de Iowa, los demócratas buscarán un claro favorito en New Hampshire. Aquí los candidatos se disputan 24 delegados (en Iowa fueron 41), pero estas primarias son tan importantes porque también actúan de oráculo para el resto de los estados.

Anuncios

Emma tiene solo cuatro años, pero cuando le toman una fotografía ella misma insiste en repetir su nombre y posa orgullosa con el cartel que ha preparado junto a su padre para asistir a uno de los encuentros con el candidato más joven de esta carrera electoral, Pete Buttigieg, de 38 años. El exalcalde de South Bend, Indiana, no lidera las encuestas en New Hampshire, pero el Partido Demócrata finalmente anunció que el político ganó en Iowa con 14 delegados; lo que lo deja en muy buena posición para la votación del martes 11 de febrero. 

En el mismo evento se encuentra Natasha Molton, viene con su esposo y sus dos hijas. Su único objetivo es encontrar un candidato que pueda garantizar un mejor ambiente político para sus niñas, donde "la moralidad y la integridad formen parte de nuestra sociedad". La juventud del candidato para ella, que es millennial, es una fortaleza que puede traer el cambio.

Pete Buttigieg cuenta con el apoyo de los habitantes de las zonas rurales y aquí en New Hampshire las encuestas lo sitúan como segundo favorito con el 25% de apoyo.

Sanders pide "recuento parcial" de votos en Iowa a pocas horas de que tengan lugar las primarias de New Hampshire

Los habitantes de Iowa llevaban meses preparando sus caucus. Miles de voluntarios habían tocado cientos de puertas promocionando a sus candidatos y el estado estaba preparado para recibir las miradas del mundo entero la noche del 3 de febrero. Pero en el último momento, la tecnología falló y sumió esta noche de fama en un auténtico caos. El pasado 9 de febrero, una semana después de la votación, el Partido Demócrata por fin asignó los delegados de Iowa que corresponden a cada candidato en función de los votos conseguidos: Buttigieg con 14 delegados, Bernie Sanders 12, Elizabeth Warren 8 y el ex vicepresidente Joe Biden, 6.

La trama, lejos de acabar, parece que podría alargarse, porque el senador de Vermont, Bernie Sanders, ha pedido un "recuento parcial" de algunos precintos electorales. El candidato izquierdista lideraba todas las encuestas y cree que en medio de toda la confusión de Iowa se le escapó algún voto para él. Además, continúa declarando que se siente orgulloso porque ganó el voto popular (consiguió 1.500 votos más que Buttigieg).

Las encuestas sitúan a Sanders como ganador de New Hampshire

Sanders llega en muy buena forma a New Hampshire. Ya en 2016 ganó a su rival Hillary Clinton por una diferencia de 22 puntos. Además, este estado es muy cercano de Vermont, de donde es senador, y en la zona lo aprecian. "Tiene mucho apoyo de la gente joven, también de la gente hispana y afroamericana. También aquí mucha gente lo conoce porque es el senador del estado que está al lado y creo que porque lo conocen y confían en él le van a votar", explica Guillermo Rojas, joven nacido en México y que creció en Estados Unidos.

Además, Sanders, que lidera las encuestas en este estado con un 29%, cuenta con un voto muy importante en este país, el de los veteranos de guerra, a los que lleva apoyando desde hace años. "Él puede ganar porque es para la gente que trabaja cada día y también ve por los veteranos. Lo conozco desde los años 90 cuando era congresista y ya recorría todos los estados preocupándose por los veteranos, ahí me ganó", cuenta Scott Johnson, que viene de Vermont y es veterano de guerra con 23 años de servicio en la Marina estadounidense.

New Hampshire, 'el estado granito' 

A este estado ubicado al noroeste del país se le conoce como el 'estado granito' por la fortaleza de sus habitantes cuyo lema es "Vive libre, o muere". Aquí hay muchos menos votantes evangélicos que en Iowa (solo un 1,9% de habitantes se identifica como tal). De los 1,3 millones de habitantes, 3,6% son latinos.

New Hampshire es también conocido por tener su propio candidato favorito: ganar en Iowa no se traduce automáticamente en una victoria aquí. Un 44% de los votantes son independientes, no están afiliados a ningún partido, un 30% republicano y un 26% se declara demócrata.

Lo que en este estado se celebra el 11 de febrero por la noche no son unos caucus, sino las 'primeras primarias'. Un proceso más sencillo que debería transcurrir sin muchos problemas. A diferencia del caucus, esta votación tiene lugar un martes (el día que suele votarse en todos los estados), es secreta (en Iowa es a mano alzada) y no hay lugar para el debate como en Iowa. Los votantes escriben el nombre de su líder en una papeleta y al final de la jornada se cuenta los votos.

11 precandidatos demócratas y cuatro favoritos 

A pesar de que todos los candidatos coinciden en que el objetivo debe ser sacar de la Casa Blanca a Donald Trump, conforme se acerca el momento decisivo las tensiones entre los contrincantes son cada vez mayores. Sobre todo, entre los cuatro favoritos en estas primarias.

Bernie Sanders: lidera las encuestas entre los votantes de New Hampshire. Derrotó a Hillary Clinton en el 2016 con una victoria aplastante y aquí juega como en casa. Sabe que no puede confiarse porque aún hay votantes indecisos y Pete Buttigieg le pisa los talones.

Archivo: El candidato presidencial Bernie Sanders sube al escenario en la convención estatal del Partido Demócrata de New Hampshire en Manchester, New Hampshire, el 7 de septiembre de 2019.
Archivo: El candidato presidencial Bernie Sanders sube al escenario en la convención estatal del Partido Demócrata de New Hampshire en Manchester, New Hampshire, el 7 de septiembre de 2019. © Reuters

Pete Buttigieg: Gracias a sus buenos resultados en Iowa se ha convertido en blanco de muchos. Su corta trayectoria política ha sido blanco de sus principales contrincantes, sobre todo de Sanders. Buttigieg podría ganar New Hampshire el martes por la noche, pero si no lo hace, un segundo lugar tampoco está mal para un candidato que arrancó su campaña con cuatro personas y al que nadie conocía hasta ahora.

Pete Buttigieg, candidato presidencial demócrata y exalcalde de South Bend, Indiana, asiste al NH Youth Climate and Clean Energy Town Hall en Concord.
Pete Buttigieg, candidato presidencial demócrata y exalcalde de South Bend, Indiana, asiste al NH Youth Climate and Clean Energy Town Hall en Concord. © Reuters

Elizabeth Warren: con 17% de apoyo entre los votantes, alguna vez compartió liderazgo con Sanders en este estado, pero eso forma parte del pasado. Pete le ha desplazado a un tercer puesto y la senadora por Massachusetts va a tener que pelear duro si quiere ganar estas primarias.

La precandidata presidencial demócrata de EE. UU. Elizabeth Warren habla en un evento de campaña en Rochester, New Hampshire, EE. UU., el 10 de febrero de 2020.
La precandidata presidencial demócrata de EE. UU. Elizabeth Warren habla en un evento de campaña en Rochester, New Hampshire, EE. UU., el 10 de febrero de 2020. © Brian Snyder / Reuters

Joe Biden: llega a New Hampshire debilitado, con un 12 % en las encuestas tras el batacazo sufrido en los caucus de Iowa. No es ninguna sorpresa, en ningunos de los dos estados los votantes se ajustan a su perfil de seguidores. El ex vicepresidente de EE. UU. durante el mandato de Obama sabe que cuenta con un gran apoyo en Carolina del Sur, donde la mayor parte de los votantes son afroamericanos y apoyan al demócrata.

El demócrata Joe Biden, vicepresidente durante el periodo de Barack Obama, es uno de los rivales más fuertes en la contienda demócrata.
El demócrata Joe Biden, vicepresidente durante el periodo de Barack Obama, es uno de los rivales más fuertes en la contienda demócrata. © Carlos Barria / Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.