Saltar al contenido principal

Singapur, Mallorca y los Alpes: el sorprendente itinerario de un virus

Anuncios

París (AFP)

Es el escenario que todos los epidemiólogos temían. Sin haber puesto nunca un pie en China, un británico infectado por el nuevo coronavirus en Singapur lo transmitió a varios compatriotas durante una estancia en los Alpes franceses, antes de ser diagnosticado a su regreso en Reino Unido.

Bautizado "Super-spreader" ("Super-propagador") por los tabloides británicos, este hombre, cuya identidad no ha sido divulgada, habría contaminado accidentalmente durante sus vacaciones en Francia a once personas, incluyendo un niño de 9 años.

Una de las personas contaminadas, un británico, regresó después a Mallorca, donde reside, antes de ser diagnosticado. Las demás se encuentran hospitalizadas entre Francia y Reino Unido.

La alerta fue emitida por la ministra francesa de Sanidad. El sábado, Agnès Buzyn anunció que cinco británicos habían dado positivo para el 2019-nCoV en una pequeña estación de esquí al pie del Mont Blanc, Les Contamines-Montjoie.

Se trata de un "cluster", es decir, una agrupación de varios casos en torno a un "caso inicial", explicó la ministra.

El paciente "cero" fue identificado rápidamente por las autoridades sanitarias. Se trata de un británico de unos 40 años que participó del 20 al 22 de enero en un seminario empresarial con unos 100 participantes venidos de todo el mundo, incluido al menos un chino, de la región de Hubei, epicentro de la epidemia que ha dejado 910 muertos.

Antes de regresar a su país, pasó unos días, del 24 al 28 de enero, en una pequeña estación de esquí en los Alpes franceses.

Poco después de regresar a Inglaterra, comenzaron a aparecer los síntomas, incluyendo una fuerte fiebre. Acudió al hospital de Brighton y le diagnosticaron el nuevo virus.

El día 6 fue transferido al Hospital St Thomas de Londres, que tiene una unidad especializada en enfermedades infecciosas.

- Descartar 'psicosis' -

El hombre que reside en Mallorca fue al hospital donde le confirmaron que tenía el virus.

"La exposición se produjo entre el 25 y el 29 de enero", dijo el jefe de medicina interna del hospital de Palma, Javier Murillas.

El hombre, de 46 años según la prensa local de Mallorca, "está ahora mismo bien de salud, no tiene prácticamente ninguna sintomatología", señaló en rueda de prensa Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad.

Su mujer y sus dos hijas de 10 y 7 años fueron también hospitalizadas preventivamente en un hospital en Palma de Mallorca, pero las pruebas descartaron que estuvieran infectadas.

Las autoridades sanitarias de París a Londres están llevando a cabo una amplia investigación para ver si otras personas fueron infectadas.

"Comienza ahora una operación importante" para encontrar e informar a las personas que tuvieron contacto estrecho con el ciudadano británico que está al origen de estos nuevos casos, indicó la ministra Buzyn.

En la estación de esquí Les Contamines, donde se pretende descartar cualquier "psicosis" al inicio de las vacaciones escolares, se han cerrado temporalmente tres escuelas a las que asistió el niño enfermo y se ha examinado a un centenar de personas. Los primeros resultados son todos negativos.

También se está realizando investigaciones entre los pasajeros del vuelo Ginebra-Londres que tomó el 28 de enero el viajero infectado proveniente de Singapur.

Finalmente, parte del personal del pub "El Granadero", frecuentado por el portador del coronavirus, decidió ponerse en aislamiento. Pero el pub permanece abierto, aseguraron sus dueños en Facebook.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.