Saltar al contenido principal

Suiza: aprueban el sancionamiento de la homofobia como una manera de discriminación

Líderes en favor de los derechos de la comunidad LGBTI aplaudieron la aprobación de la iniciativa durante su reunión de campaña en Berna, Suiza, el 09 de febrero de 2020.
Líderes en favor de los derechos de la comunidad LGBTI aplaudieron la aprobación de la iniciativa durante su reunión de campaña en Berna, Suiza, el 09 de febrero de 2020. © Peter Klaunzer / Reuters

Con el 63,1% de los votantes a favor, el país aprobó el referendo que busca que la discriminación basada en la orientación sexual sea oficialmente sancionada de manera similar a como las autoridades lo hacen con las muestras de racismo. 

Anuncios

Los suizos le dijeron sí al castigo a las expresiones homofóbicas como una forma de discriminación. En el desarrollo del referendo que realizó el país europeo primó el respaldo a la medida, con un 63,1% de los votos a favor. 

En la legislación de dicha nación, solo las muestras de discriminación por motivos raciales o religiosos eran los que estaban tipificados como hechos prohibidos, normatividad que, desde 2019, varios legisladores buscaron modificar mediante la aprobación de una ley que les permitiera llenar el "vacío" que existía en el caso de los señalamientos por homofobia. 

Los constantes choques con grupos conservadores y religiosos por parte de los parlamentarios que defendían la iniciativa marcaron el proceso, debido a las 100.000 firmas que recolectaron los opositores a la aprobación, en cabeza de los representantes de la Unión Democrática de Centro (UDC), con el objetivo de convocar al referendo con el que intentaban dejar sin efecto la penalización de la homofobia.

Mientras que, para los opositores, la aprobación representaba una supuesta amenaza a los valores colectivos y a la libertad de expresión, la comunidad LGBTI no perdió su esperanza de lograr la victoria en el referendo. 

Una apuesta contra la denigración

La batalla contra la denigración pública es justo la que abanderará esta nueva legilación, cuyo fin es disminuir las manifestaciones de odio hacia los miembros de la comunidad gay ya sea a través de gestos, imágenes o mensajes. Sin embargo, no incluye la protección en materia de los comentarios que puedan ser lanzados entre los miembros de los grupos familiares. 

En virtud de la aplicación de la medida, desde hoteles, hasta restaurantes, cines y compañías de transporte serán penalizados con multas de hasta tres años de prisión al responsable, en caso de rechazar o discriminar a cualquier ciudadano según su orientación sexual. 

Aunque decenas de suizos celebraron la histórica decisión, Michael Frauchiger, el copresidente del comité "¡Derechos especiales NO!", advirtió que teme que este paso abone el terreno para que la estigmatización aumente, por lo que declaró que la "normalización también significa no exigir derechos especiales".

Pese a que la sociedad suiza es considerada por expertos como "relativamente progresista", todavía el matrimonio entre ciudadanos del mismo sexo, al igual que adopción conjunta, sigue siendo prohibido. 

Con EFE y Reuters


 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.