Saltar al contenido principal

El papa evitará pronunciarse sobre la ordenación de casados para la Amazonia

Anuncios

Ciudad del Vaticano (AFP)

El papa Francisco evitará pronunciarse sobre la ordenación como curas de hombres casados para la Amazonia, anticiparon este martes a la prensa en el Vaticano un grupo de obispos estadounidenses.

"El papa no cree en la ordenación de hombres casados, pero algo hay que hacer para las personas privadas de la eucaristía", aseguró a medios estadounidenses el obispo Oscar Solís de Salt Lake City, en Utah, al referirse a las regiones remotas de la selva amazónica a donde no logran acceder con frecuencia los sacerdotes para dar la comunión.

Solís junto con los obispos de Arizona, Colorado, Wyoming, y Nuevo México fueron recibidos el lunes por Francisco en el Vaticano para la tradicional visita ad limina, cada cuatro o cinco años.

Con esa decisión el papa argentino desea que la esperada exhortación apostólica que presentará el miércoles sobre la Amazonia, con el título "Querida Amazonia", se centre en los desafíos ecológicos, sociales y pastorales y no tanto en el fin del celibato, tema que divide profundamente a la iglesia.

Los religiosos precisaron que no tuvieron más detalles sobre el esperado texto del papa que recoge los pedidos de los obispos de esa inmensa región de América del Sur, que abarca nueve países.

En total 184 obispos, la mayoría latinoamericanos, reunidos durante tres semanas en octubre pasado en el Vaticano para el sínodo sobre la Amazonia aprobaron un documento que pide la introducción del "pecado ecológico", así como la posibilidad de ordenar curas casados y contar con mujeres diáconos, temas tabú para los católicos conservadores.

Considerado uno de los puntos más polémicos aprobados, con 128 votos a favor y 41 en contra, la posible ordenación de hombres que tienen una familia constituida y estable con la autorización de celebrar los sacramentos en zonas remotas de la selva podría desatar un cisma con los ultraconservadores defensores del celibato.

"Creo que dejó el tema abierto, sin una decisión específica. Entonces queda abierto a la discusión", afirmó Solís.

- El celibato: una regla y no un dogma -

El fin del celibato, que representaría una revolución dentro de la iglesia, ha sido una de las propuestas más innovadoras hechas por los religiosos de la Amazonia debido a la escasez de curas y al avance sin parar de los evangélicos.

Francisco en varias ocasiones se ha pronunciado a favor del celibato para los sacerdotes.

En una entrevista publicada el martes en Italia y dedicada a la figura del Juan Pablo II, reiteró que considera el celibato un "don" de Dios.

"Siento el deber de pensar que el celibato es una gracia decisiva que caracteriza a la iglesia católica latina. Y repito: es una gracia y no un límite", afirmó.

Hace un año, de regreso de su viaje a Panamá, volvió a repetir su apego al celibato, pero no descartó excepciones.

"No estoy de acuerdo con que se permita el celibato como opción. Quedarían algunas posibilidades, en las localidades más remotas, pienso en las islas del Pacífico (...) cuando hay una necesidad pastoral", explicó.

El celibato no es un dogma, fue introducido como regla en el siglo XI e implica la obligación para los sacerdotes a permanecer castos.

En algunas iglesias católicas orientales hay hombres casados que pueden llegar a ser diáconos y presbíteros y seguir viviendo con sus esposas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.