Saltar al contenido principal

Irán: 41 años de la revolución Islámica, con Soleimani como símbolo de resistencia

Las personas llevan fotos del general Qassem Soleimani, durante la conmemoración del 41 aniversario de la revolución islámica en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2020
Las personas llevan fotos del general Qassem Soleimani, durante la conmemoración del 41 aniversario de la revolución islámica en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2020 © Nazanin Tabatabaee / WANA vía Rueters
9 min

Banderas de Irán, fotografías del general Qassem Soleimani, muerto en un ataque de Estados Unidos, y carteles contra ese país e Israel llenaron las calles de Teherán para celebrar la revolución contra Occidente que derrocó al último sha, Mohammad Reza Pahleví, aunque pasa un momento de grandes tensiones, internas y externas.

Anuncios

El 11 de febrero de 1979 el Ayatolá Ruhollah Musavi Jomeini regresó a Teherán para consolidar la victoria de la revolución islámica que lideró desde el exilio contra el reinado del sha Mohammad Reza Pahleví, quien defendía la occidentalización del país. Fue así como se dio origen a una República Islámica y teocrática que al día de hoy continúa vigente y sigue rechazando la influencia de Estados Unidos en la región.

La celebración del 41 aniversario de esta revolución, al igual que los últimos años, estuvo marcada por una muestra de unidad contra Washington, con quien Teherán ha protagonizado una escalada de tensiones que se agudizó cuando el presidente Donand Trump decidió retirarse del acuerdo que buscaba limitar el programa nuclear iraní, y alcanzó su punto más crítico a principios de 2020 con la muerte del general Qassem Soleimani en un ataque aéreo perpetrado por Estados Unidos.

Los iraníes se reúnen durante la conmemoración del 41 aniversario de la revolución islámica en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2020.
Los iraníes se reúnen durante la conmemoración del 41 aniversario de la revolución islámica en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2020. © Nazanin Tabatabaee / WANA vía Reuters

Este martes, las calles de la capital iraní se llenaron de miles de personas que portaban la fotografía del general a quien se refieren como un "mártir" y fue considerado una figura clave en la expansión de la influencia de Irán en la región. También llevaban carteles con mensajes como "resistiremos por siempre", "Muerte a Estados Unidos" y "Muerte a Israel".

"Desde el primer día, el enemigo de esta nación y esta revolución fue Estados Unidos y el sionismo" dijo el presidente de Irán, Hassan Rohani, frente a la multitud durante una ceremonia celebrada cerca de la famosa Torre Azadi. Hadí Jamenei, hermano del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, se dirigió a la nación diciendo que "asegurar nuestro país y nuestra región depende de nuestra unidad”.

Sanciones económicas y presión internacional

La muerte de Soleimani, a quien Estados Unidos consideraba un terrorista y señalaba de planear ataques contra estadounidenses, puso a Irán a la defensiva. Solo cinco días después del ataque aéreo que se produjo en suelo iraquí, un avión de la compañía Ukrania International Airlines explotó con 176 personas a bordo tras despegar desde Ahmadabad hacia Kiev.

Luego de la presión internacional a Teherán para que colaborara con las investigaciones de lo que inicialmente se consideró un accidente, el Gobierno iraní reconoció que había derribado la aeronave por error al haberla confundido con un misil.

Un grupo de iraníes llevan un recorte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y una imagen del primer ministro británico, Boris Johnson, durante la conmemoración del 41 aniversario de la revolución islámica en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2020.
Un grupo de iraníes llevan un recorte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y una imagen del primer ministro británico, Boris Johnson, durante la conmemoración del 41 aniversario de la revolución islámica en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2020. © Nazanin Tabatabaee / WANA vía Reuters

Desde entonces, Canadá, que tenía 57 ciudadanos a bordo del avión, y Ucrania, han insistido a Irán para que entregue las cajas negras con el fin de realizar una exhaustiva investigación sobre el hecho. Ambos gobiernos buscan que se indemnice económicamente a los familiares de la víctima moral.

Esta situación ha puesto nuevamente a la República Islámica en el ojo de la comunidad internacional, especialmente de los países europeos firmantes del acuerdo nuclear que le han presionado para que cumpla con sus obligaciones de lo pactado en 2015. Teherán dijo que abandonaría progresivamente sus convenios al no sentir compromiso de las otras partes.

A mitades de enero, Francia, Alemania y Reino Unido activaron el llamado mecanismo de resolución de disputas por el que pueden reimponer sanciones contra Irán, que se sumarían a las que Estados Unidos ha aplicado desde la llegada de Donald Trump a la presidencia, especialmente contra las exportaciones de petróleo y que han golpeado duramente su economía.

01:26

A estas tensiones con Occidente, se suman problemas internos desde noviembre cuando el Gobierno anunció un aumento en los precios de la Gasolina. La medida desencadenó una serie de manifestaciones que se tornaron violentas y fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad. De acuerdo con la organización defensora de derechos humanos Amnistía Internacional, la situación dejó más de 300 personas muertas.

Los disturbios llevaron a las autoridades a suspender el servicio de internet durante cerca de dos semanas, lo que impidió que se divulgara información e imágenes de las manifestaciones.

La situación le generó desfavorabilidad a la imagen del Gobierno que pide una alta participación en las elecciones legislativas que se llevarán a cabo el 21 de febrero, y en las que el sistema político iraní y el presidente Rohani ponen a prueba su aceptación y luchan para evitar perder su mayoría en el Parlamento.

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.