Crucero estadounidense rechazado en cinco puertos por el coronavirus atracará en Camboya

2 min
Anuncios

Ciudad de Sihanoukville (Camboya) (AFP)

Un crucero estadounidense, al que se le prohibió atracar en cinco puertos asiáticos por temor al nuevo coronavirus, llegó este jueves a Camboya, donde sus pasajeros podrán finalmente desembarcar, constataron periodistas de la AFP.

Los 1.455 turistas a bordo del "Westerdam" embarcaron, con destino a Japón, el 1 de febrero en Hong Kong, donde se han detectado cerca de 50 casos de la enfermedad COVID-19.

Pero por temor de la epidemia, que ha dejado ya más de 1.300 muertos en China continental, se le prohibió atracar en Japón, Taiwán, Filipinas, la isla estadounidense de Guam y Tailandia.

Los pasajeros llevan más de 10 días deambulando de un puerto a otro.

El miércoles, el primer ministro de Camboya, Hun Sen, decidió autorizar al navío a desembarcar en el puerto de Sihanoukville (sur) para "poner fin a la enfermedad del miedo en el mundo".

Camboya es un cercano aliado de Pekín, que ha invertido miles de millones de dólares en el reino. Hun Sen viajó a China la semana pasada para dar su apoyo al país en medio de esta crisis sanitaria.

Un equipo médico entró el jueves al crucero, anclado frente a las costas de Sihanoukville, para realizar exámenes a los pasajeros, ya que hay 20 personas enfermas a bordo, aunque no necesariamente infectadas por el nuevo coronavirus.

No obstante, sus muestras serán enviadas al Instituto Pasteur de Phnom Penh para probar una eventual contaminación, indicó a la AFP el ministro camboyano de Transportes.

"No presentan ningún síntoma del COVID-19. Solo queremos asegurarnos de que todo está bien", agregó.

El barco debería poder atracar en la mañana del viernes. En el muelle ya hay autobuses listos para llevar a los pasajeros a Phnom Penh, de donde serán repatriados en avión a sus respectivos países.

"Nos estamos quedando sin países donde podemos tratar de desembarcar (...), espero que esto funcione", señaló Stephen Hansen, un turista de Canadá que viaja en el barco y fue contactado por la AFP.

La vecina Tailandia aceptó a otros dos cruceros. Los pasajeros y la tripulación "son europeos, a diferencia del 'Westerdam', donde hay chinos y hongkoneses", se justificó el viceministro tailandés de Transportes, Atirat Ratanasate, en Facebook.