Saltar al contenido principal

Joaquín Sabina, "estable" tras cirugía de emergencia por un hematoma intercraneal

El cantante Joaquín Sabina durante su actuación el 25 de enero en el Palau Sant Jordi, en Barcelona.
El cantante Joaquín Sabina durante su actuación el 25 de enero en el Palau Sant Jordi, en Barcelona. © Alejandro García / EFE
Texto por: Andrea Rincón
4 min

El cantautor español se encuentra recluido en la UCI del Hospital Ruber Internacional de Madrid, tras ser intervenido quirúrgicamente luego de caerse del escenario durante un concierto que compartía con Joan Manuel Serrat. El música está "estable" y en "observación".

Anuncios

El miércoles 12 de febrero, Joaquín Sabina cumplía 71 años. Esa noche el ídolo español compartía el último de tres conciertos con Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid. Una velada especial. Pero aún no se cumplía una hora del espectáculo cuando el artista, que caminaba hacía la audiencia, se precipitó al fondo de la tarima, de unos casi dos metros de altura, que separaba al público del escenario.

Tras el golpe, el artista sufrió un "traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico" por el que fue "intervenido quirúrgicamente para la realización de evacuación de hematoma intracraneal en hemisferio derecho", detalló el reporte médico que publicó su familia. La operación consistía en abrir la cavidad craneal para realizar un drenaje, ya que el el hematoma podía ocasionarle un daño cerebral, según explicaron fuentes médicas al diario 'El País' de España.

Tras varios análisis, el diagnóstico de Sabina expuso tres fisuras "limpias y sin desplazamiento" en el hombro izquierdo. Pero su representante, José Navarro 'Berry', detalló que deberá permanecer por lo menos un día más en el hospital. "En una situación como esta es todo muy cambiante", se limitó a añadir el mánager de Sabina, que estaba "muy nervioso" por el accidente, antes de enfatizar en que "las primeras 48 horas son importantísimas".

"Estas cosas solo me pasan en Madrid, lo siento muchísimo", se disculpó Sabina, aquejado de un fuerte dolor en el hombro, luego del golpe. El concierto fue reprogramado para el 22 de mayo. 

Sabina y sus múltiples encuentros con la desgracia

Este, sin embargo, es el último episodio de una larga serie de accidentes que han marginado a Sabina de los micrófonos.

El último de ellos se remonta al año 2014, en el mismo lugar donde se accidentó ayer. Un Sabina un poco más jóven tuvo que abandonar otro concierto en el Wizink Center a pocos minutos del final por un problema estomacal que, en directo, él achacó a "un Pastora Soler", que traduce una crisis de pánico escénico. Fue también donde en 2018 se quedó "totalmente mudo" por "una disfonía aguda consecuencia de un proceso vírico".

el cantautor Joaquín Sabina el 10 de febrero en el WiZink Center de Madrid junto a Joan Manuel Serrat el primero de los conciertos programados dentro de "No hay dos sin tres", el tercer "tour" en el que comparten escenario.
el cantautor Joaquín Sabina el 10 de febrero en el WiZink Center de Madrid junto a Joan Manuel Serrat el primero de los conciertos programados dentro de "No hay dos sin tres", el tercer "tour" en el que comparten escenario. © Mariscal, EFE

El recinto de Madrid es un lugar especial para él, pero también uno donde ha sido presa de los nervios, como ha contado más de una vez. Esto ha marcado especialmente este lugar para el artista.

En junio de 2015, canceló dos conciertos en Canarias por una tendinitis en el pie izquierdo, que le obligó a recurrir a un bastón para caminar. Luego en marzo de 2017 tuvo que reprogramar las fechas de sus conciertos en Iberoamérica debido a una operación por una hernia ventral. Un año después, en febrero, canceló otras dos presentaciones en México "por un golpe en el ojo, con fuerte hematoma e hinchazón", que se provocó a su vez por un "pequeño mareo" a causa de "unas molestias en un oído".

Pero uno de los más graves fue en 2001 cuando sufrió un derrame cerebral que lo llevó a abandonar la vida de excesos que le acompañó durante varias etapas de su vida. El músico confesó en una entrevista que le temía a la vejez y a que las mujeres le dejaran de querer. "Cuando les cuenten que envejecer es una cosa fantástica, por la experiencia y la sabiduría (...) mienten como bellacos. Envejecer es una puta mierda". 

Y ahora en en este punto de su vida, sus palabras cobran para él mucho más sentido. 

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.