Saltar al contenido principal

Dos años del tiroteo en Parkland: los escasos logros del movimiento nacional contra las armas

People take part in the March For Our Lives event at Pine Trails Park in Parkland, Florida, where a school shooting left 17 dead in February 2018
People take part in the March For Our Lives event at Pine Trails Park in Parkland, Florida, where a school shooting left 17 dead in February 2018 GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP

El exalumno de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, Nikolas Cruz, quien disparó con un rifle de asalto a 17 personas aquel 14 de febrero de 2018, sigue a la espera del juicio, mientras los familiares de las víctimas todavía luchan para que se implemente un control de armas más estricto en Estados Unidos. 

Anuncios

"¿Qué pasa con las víctimas de las armas de fuego como mi hija?", fue el grito desgarrador que lanzó el padre de una de las 17 víctimas del tiroteo en una escuela en Parkland, Florida, mientras el presidente Donald Trump pronunciaba el Discurso del estado de la Unión, el pasado 4 de febrero. Su osadía fue suficiente para que, en cuestión de segundos, fuera retirado del recinto.

Fred Guttenberg es expulsado durante el discurso del Estado de la Unión del presidente de Donald Trump, el 4 de febrero de 2020.
Fred Guttenberg es expulsado durante el discurso del Estado de la Unión del presidente de Donald Trump, el 4 de febrero de 2020. © Jonathan Ernst/Reuters

Fred Guttenberg es el padre de Jaime Guttenberg, una niña de 14 años que murió en Marjory Stoneman Douglas (MSD) el 14 de febrero de 2018, cuando el exalumno Cruz disparó indiscriminadamente con un rifle de asalto y propinó el ataque más mortífero en una escuela secundaria de Estados Unidos.

Su grito ocurrió justo después de que, en medio del discurso del presidente, éste defendiera la Segunda Enmienda constitucional que consagra el derecho a tener y portar armas de fuego. “Mientras yo sea presidente, siempre protegeré su segunda enmienda: el derecho a mantener y portar armas”, aseveró el jefe de Estado.

Han pasado dos años desde el ataque y el mandatario se mantiene en su posición: aunque días después de la masacre, Trump reflexionó públicamente respaldando verificaciones de antecedentes más fuertes para los compradores de armas, a los pocos días los demócratas del Congreso lo acusaron de retroceder debido a la presión del lobby de armas de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés).

Los padres que se volvieron activistas del control de armas

Desde el día de la masacre, Fred Guttenberg, un agente de bienes raíces de 54 años, se ha convertido en un abierto defensor del control de armas. Su grupo "Orange Ribbons for Jaime", presiona por una ley que obligue a los compradores de armas a obtener una verificación de antecedentes universal antes de adquirir municiones.

Pero la respuesta ha sido poca, por no decir nula. Mientras Donald Trump sigue prometiendo a su base proteger el derecho constitucional a portar armas, los familiares de las víctimas denuncian que la acción federal ha sido limitada frente a los constantes tiroteos.

En Florida, una ley de "alerta de peligro" ("Red Flag") aprobada pocos días después del tiroteo, debido en buena parte a la presión del movimiento juvenil, logró el decomiso de más de 400 armas de fuego en el condado de Broward, donde está ubicada la ciudad de Parkland.

La ley, que insta a actuar ante los comportamientos "peligrosos y preocupantes" de algunas personas, funciona por ahora en 17 estados del país y en Washington D.C. Pero no ha impedido que se cometan otras masacres.

Dos años a la espera del juicio para el autor de la masacre

Nikolas Cruz tenía 19 años cuando irrumpió en la que era su escuela secundaria y asesinó a 17 personas. Desde ese día está preso y a la espera de un juicio en el que podría ser condenado a muerte. Hoy tiene 21 años.

El 27 de enero, regresó a la corte, esta vez para una audiencia por los cargos que le imputaron tras haber atacado a un oficial de correccionales en la cárcel. La juez de circuito de Broward, Elizabeth Scherer, escuchó varias mociones, pero en lugar de emitir algún fallo, aplazó la audiencia para el 24 de febrero.

Cruz está acusado de asalto y agresión contra un agente de la ley, así como de 17 cargos de asesinato y otros 17 de intento de asesinato por la masacre de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas. Si es declarado culpable, enfrentaría la pena de muerte.

Con EFE, AP y Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.