Saltar al contenido principal

Perú: Martín Vizcarra zanja crisis ministerial, precipitada por Odebrecht

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, durante la juramentación de sus cuatro nuevos ministros el 13 de febrero.
El presidente de Perú, Martín Vizcarra, durante la juramentación de sus cuatro nuevos ministros el 13 de febrero. © Juan Ponce Valenzuela / EFE

Cuatro ministros salieron del Ejecutivo luego de conocerse un encuentro del ministro de Energía y Minas con la constructora brasileña para solucionar la demanda que esta entabló contra el Estado peruano y sus conflictos de interés. Aunque dos de ellos (Transporte y Educación) no fueron mencionados en el escándalo, el presidente Vizcarra los reemplazó.

Anuncios

El caso Odebrecht sigue moviendo la política peruana. Antes de que la crisis golpeara aún más a la Administración, el presidente Vizcarra remendó su gabinete no solo en las carteras involucradas en el escándalo.

Los cambios anunciados el 13 de febrero se dieron en los ministerios de Minas y Energía, Justicia, Transporte y Educación luego de que tres ministros renunciaran presionados por la crisis política que desató la demanda de 1.200 millones de dólares que Odebrecht planteó contra el país en instancias internacionales. 

El mandatario peruano se adelantó a ocupar rápidamente los cargos y así evitar que se profundizara la crisis ministerial y los ataques de la oposición. De hecho, el mismo día en el que se conoció oficialmente la renuncia de tres de los cuatro funcionarios, el Ejecutivo anunció que tomaría juramento de los sustitutos. 

"Los cambios de ministros se han dado porque hemos hecho una evaluación con el premier (Vicente Zeballos) y en función de diferentes aspectos hemos visto conveniente hacer cambios en estas carteras", explicó Vizcarra sin mencionar el escándalo que pone de nuevo a la constructora brasileña en el centro de la política peruana.

La movida la hizo con personas que ya se desempeñaban en organismos del Estado. Carlos Lozada, nuevo ministro de Transportes y Comunicaciones, estaba en la dirección de Provías, el organismo gestor de la infraestructura vial del país. Mientras que Fernando Castañeda era el viceministro del Ministerio de Justicia y Susana Vilca, la vice de Energía y Minas en el gobierno de Ollanta Humala (2006-2011). Por último, Martín Benavides pasó de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria a dirigir la cartera de Educación. 

Odebrecht, en el corazón del nuevo escándalo 

El cambio ministerial no solo es relevante por la llegada de los nuevos funcionarios sino especialmente por las causas del remezón, que están ligadas con la multinacional Odebrecht. 

El lío comenzó a inicios de febrero, cuando la compañía demandó al Estado peruano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) y le pidió una multimillonaria indemnización por suspender la construcción del Gasoducto del Sur.

El proyecto, adjudicado en 2014, estaba diseñado para ser una red de 1.000 km con el objetivo de transportar gas natural a través de las altas cumbres de los Andes. 

Cuando ya iba un tercio de la construcción, el Gobierno canceló la operación en 2017. En febrero de 2020, la firma brasileña demandó al Estado argumentando un incumplimiento del contrato. Esto a pesar de que la Justicia peruana investiga a la multinacional por presuntos sobornos en cuatro grandes proyectos de infraestructura. 

Antes de la demanda, representantes de Odebrecht y el entonces ministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu, tuvieron al menos una reunión.

"Una sola vez que fue la vez en que el procurador Jorge Ramírez pidió una reunión en el ministerio, el día 9 de enero de este año (...) Nos señala el procurador que la empresa Odebrecht requería una reunión informativa para que le expliquemos cómo iba el proyecto de SIT Gas, porque ellos decían que, en función de esto, la pretensión de plantear una querella en el futuro se desvanecía", dijo Liu poco después de dimitir a la emisora 'Canal N'. 

El entonces presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, penalizó a Odebrecht en 2017 y lo acusó de incumplir el contrato.
El entonces presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, penalizó a Odebrecht en 2017 y lo acusó de incumplir el contrato. © Presidencia de la República de Perú

Efectivamente, la primera renuncia fue la de Liu el 10 de febrero luego de que un programa de televisión revelara que, además, tenía un conflicto de intereses porque su empresa Conasac prestó "en algunos momentos algunos servicios a Odebrecht".

Liu brindó asesorías privadas a Odebrecht en 2010 sobre el mercado energético en Perú y luego ofreció consultorías al Ministerio de Energía y Minas en 2013, antes de la concesión del gasoducto durante el gobierno de Ollanta Humala, también denunciado por lavado de activos por presuntos aportes de Odebrecht.

No fue el único ministro en caer. El entonces procurador Jorge Ramírez, encargado de investigar los casos de Odebrecht en Perú, reveló que la ministra de Justicia, Ana Teresa Revilla, fue quien coordinó la reunión entre la multinacional y Liu. La funcionaria reaccionó dejando su puesto el 13 de febrero.

Los otros dos ministros salientes, Edmer Trujillo de Transporte y Flor Pablo de Educación, no han sido salpicados en el marco del escándalo, pero eran objeto de críticas que debilitaban al Gobierno.

La salida del procurador de la operación Lava Jato

En la misma semana de la crisis ministerial, el exprocurador Ramírez también fue separado de su cargo por presunta intervención en el encuentro con la firma brasileña.

El procurador fue quien planteó que Odebrecht pagara 182 millones de dólares como reparación civil. Sin embargo, ese monto ha sido cuestionado por la misma Procuraduría Anticorrupción, pues Ramírez también habría facilitado que Odebrecht recibiera la devolución de 156 millones de dólares por la venta de la hidroeléctrica de Chaglla, uno de los cuatros proyectos de la multinacional suspendidos en Perú y que fue transferido a otra compañía.

Interpelado por la prensa local sobre el remezón y el caso Odebrecht, el presidente Vizcarra dijo este viernes que su Gobierno "no coordina, no concilia con la corrupción, muy por el contrario mi gobierno combate a la corrupción", aseveró.

Con la salida de cuatro ministros y el procurador, Odebrecht está de nuevo en el escenario político del país. El escándalo de corrupción ya ha hecho que en Perú se abran más de 40 investigaciones que involucran desde fiscales hasta los expresidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski y el fallecido Alan García.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.