Saltar al contenido principal

Cada tres minutos muere en el mundo un menor de edad por algún tipo de cáncer

Cada año, más de 300.000 niños y adolescentes menores de 19 años son diagnosticados con cáncer cada año.
Cada año, más de 300.000 niños y adolescentes menores de 19 años son diagnosticados con cáncer cada año. © iStock

Como cada 15 de febrero, en el Día Mundial del Cáncer Infantil, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado de atención sobre la importancia de la detección temprana y la aplicación de los diferentes tratamientos que existen para esta enfermedad potencialmente curable.

Anuncios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 300.000 menores de 19 años son diagnosticados con cáncer cada año en el mundo. Pero la preocupación va más allá de esta estadística: la falta de detección temprana es lo que tiene en alerta a las autoridades. 

Según Organización Internacional de Cáncer Infantil (CCI por sus siglas en inglés), cada tres minutos fallece un menor de edad por esta enfermedad, que se ha convertido en una de las principales causas de muerte de niños y adolescentes. 

Lo más preocupante es que, según las estadísticas de la CCI, cerca de 90.000 de esos casos diagnosticados no sobreviven por falta de una detección temprana. 

“Las muertes evitables por cánceres infantiles son el resultado de la falta de diagnóstico, diagnóstico erróneo o retraso en el mismo, obstáculos para acceder a la atención y abandono del tratamiento”, confirma la OMS.

A esto se le suma el hecho de que muchos casos más permanecen sin ser diagnosticados y sin ser reportados en el mundo, por lo que la OMS aprovecha este 15 de febrero, Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, para llamar la atención de los padres con respecto a las labores de prevención y diagnóstico temprano. 

Las categorías más comunes de cánceres infantiles incluyen leucemias, cánceres cerebrales, linfomas y tumores sólidos, como el neuroblastoma y el tumor de Wilms. Según el reporte de la agencia de la ONU, la mayoría de los diferentes tipos de cáncer infantil se puede curar con medicamentos genéricos y otras formas de tratamiento, incluyendo cirugía y radioterapia. 

Día internacional contra el cáncer infantil. 15 de enero de 2020.
Día internacional contra el cáncer infantil. 15 de enero de 2020. © France24

¿Qué causa el cáncer en los niños?

A diferencia del cáncer en adultos, la gran mayoría de los cánceres infantiles no tiene una causa conocida, según la OMS. Muchos estudios han tratado de identificarlas, pero hasta ahora, es claro que gran parte de estos cánceres comienza con cambios genéticos que al desarrollarse resultan en una masa o tumor. 

Esos mismos estudios también han estimado como posible causa -aunque en una menor proporción- factores ambientales o el mismo estilo de vida. Por ello, la CCI reitera la importancia que tienen los padres en los esfuerzos preventivos “que deben centrarse en detectar comportamientos y ambientes que conduzcan a que el niño desarrolle la enfermedad”.

Según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS por sus siglas en inglés), los padres deben asegurarse de que los niños se hagan controles médicos regulares y deben estar atentos a cualquier signo o síntoma inusual persistente.

“Estos incluyen una masa o hinchazón inusual; palidez o pérdida de energía de causa desconocida; una tendencia repentina a la formación de moretones; dolor localizado o cojera; fiebre o enfermedad sin causa aparente; dolores de cabeza frecuentes, a menudo con vómitos; cambios repentinos en los ojos o en la visión; y pérdida de peso rápida y excesiva”, asegura la agencia norteamericana. 

Para la ONU, algunas infecciones crónicas son factores de riesgo para el cáncer infantil y tienen una gran relevancia en los países de ingresos bajos y medianos. Por ejemplo, el VIH, el virus de Epstein-Barr y la malaria, que aumentan el riesgo de algunos cánceres infantiles. 

Los datos actuales sugieren que aproximadamente el 10% de los niños con cáncer tiene una predisposición debido a factores genéticos. Sin embargo, los especialistas concuerdan en que se necesitan más fondos para llevar a cabo investigaciones que conduzcan a identificar los factores que afectan el desarrollo de esta enfermedad.

Una problemática con tinte geográfico

Si bien se cree que el cáncer infantil “por lo general es más común en países económicamente desarrollados que en los países en vías de desarrollo”, la tasa de mortalidad es mayor en las naciones pobres.

Tanto la CCI como la OMS concuerdan en que más del 80% de los niños que mueren a causa de los diferentes tipos de cáncer proviene de países de ingresos bajos y medios “donde los sistemas de salud son débiles, los servicios a menudo son inaccesibles y los medicamentos esenciales no están disponibles o son demasiado caros”, especifica la OMS en su portal.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, los padres deben asegurarse de que los niños se hagan controles médicos regulares y deben estar atentos a cualquier signo o síntoma inusual persistente.
Según la Sociedad Americana del Cáncer, los padres deben asegurarse de que los niños se hagan controles médicos regulares y deben estar atentos a cualquier signo o síntoma inusual persistente. © iStock

En su más reciente informe “Datos y Estadísticas sobre el Cáncer entre los Hispanos/Latinos 2018-2020”, la ACS anota que en estos países, los menores estarían más expuestos a ciertos tipos de radiación o infecciones virales. 

Un enfermedad que no solo afecta al niño sino que de acuerdo con las ONGs, también tiene impacto importante en las familias.   

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.