Saltar al contenido principal

Cientos de personas se movilizaron en México para reclamar por el fin de los feminicidios

Decenas de mujeres se movilizan en Ciudad de México para reclamar el fin de los feminicidios, el 14 de febrero de 2020.
Decenas de mujeres se movilizan en Ciudad de México para reclamar el fin de los feminicidios, el 14 de febrero de 2020. © Andrés Martínez Casares / Reuters

Cientos de personas acudieron al Palacio Nacional para protestar por la violencia contra las mujeres y realizaron pintadas en la puerta del edificio. Las manifestaciones se recrudecieron luego del asesinato de una joven de 25 años y la publicación de fotos de su cadáver en medios locales.

Anuncios

Bajo el grito de “ni un asesinato más” y con un fuerte reclamo a las autoridades para tomar acciones que prevengan la violencia contra las mujeres transcurrió la jornada de protestas de activistas contra los feminicidios en México.

Cientos de personas se movilizaron hasta el Palacio Nacional para llevar su reclamo frente a la alta tasa de asesinatos de mujeres en el país, el cual se encendió aún más tras el crimen de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años, en Ciudad de México y la posterior publicación de fotos explícitas de su cadáver mutilado en los medios locales.

"Tu silencio es cómplice", "Nos están matando" o "presidente indiferente" fueron algunas de las consignas pronunciadas por las manifestantes, que además realizaron pintadas en una de las puertas del establecimiento, con pintura roja y la frase “Estado feminicida”.

Una joven pinta la consigna "Estado feminicida" en una de las puertas del Palacio Nacional en Ciudad de México, el 14 de febrero de 2020.
Una joven pinta la consigna "Estado feminicida" en una de las puertas del Palacio Nacional en Ciudad de México, el 14 de febrero de 2020. © Andrés Martínez Casares / Reuters

En otra puerta del palacio, una manifestante pintó con spray el nombre “INGRID” en homenaje a la víctima más reciente de un flagelo que afecta al país. En promedio, 10 mujeres son asesinadas por día en México, mientras que, según cifras oficiales, se registraron 1.006 víctimas de feminicidios en el país durante 2019.

“No es solo Ingrid. Hay miles de feminicidios. Nos llena de ira y rabia”, señaló Lilia Florencio Guerrero, cuya hija fue asesinada violentamente en 2017.

En medio de la movilización, un grupo de manifestantes pintó la fachada del diario La Prensa, e incendió varios vehículos repartidores del rotativo, responsable de publicar una de las fotos del cuerpo de Escamilla en su portada. Decenas de mujeres exigieron al director del medio que ofreciera una disculpa pública por difundir las imágenes. 

Frente a las instalaciones del medio, varias mujeres se enfrentaron a agentes femeninas de la Policía quienes trataron de controlar la protesta con extintores, situación que exacerbó los ánimos de las manifestantes. 

Diversas agencias de la Organización de Naciones Unidas en México condenaron “enérgicamente” el crimen de Escamilla y el de otras mujeres y niñas asesinadas diariamente en el país norteamericano “por razones de género”.

A su vez, recordaron al Estado mexicano que existe un marco jurídico internacional que lo obliga a eliminar la discriminación de género en medios de comunicación, en relación a la divulgación de imágenes del cuerpo destrozado de Escamilla.

López Obrador y la prensa, en la mira por el caso Escamilla

Un grupo de mujeres logró ingresar al Palacio Nacional durante la conferencia de prensa matutina diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador y les entregaron un petitorio a funcionarios de atención ciudadana.

Por su parte, la activista Frida Guerrera logró confrontar a López Obrador. “Usted habla mucho de corrupción. El tema del feminicidio y las desapariciones está repleto de corrupción”, reclamó.

López Obrador le contestó que no evade su “responsabilidad” y remarcó que “el gobierno que represento siempre se encargará de garantizar la seguridad de las mujeres”.

Por otro lado, los medios de comunicación también fueron apuntados por las activistas, que expresaron su indignación por la filtración y publicación de las fotos del cadáver de Ingrid Escamilla.

“La prensa es cómplice” y “¡prensa vendida!” gritaron las manifestantes, mientras que una de ellas acotó furiosa que “filtran las fotos porque les valemos madre (no les importamos)”.

El diario La Prensa se defendió alegando que pretenden dar a conocer crímenes y asesinatos que, según ellos, el gobierno prefiere callar. No obstante, el medio dijo estar abierto a “un proceso de revisión más profunda” sobre sus estándares.

Por su parte, el tabloide Pásala había titulado el lunes 10 de febrero una de las fotos del cadáver de Escamilla en su portada bajo el título “Fue culpa de Cupido”, haciendo alusión al Día de San Valentín. La publicación generó un fuerte rechazo no solo por la difusión de imágenes explícitas, sino también por el tono jocoso para tratar el crimen.

Para contrarrestar la divulgación de las fotos explícitas del cuerpo de Ingrid Escamilla, a través de las redes sociales, usuarios publicaron fotografías de paisajes y flores con el nombre de la víctima, esto con el objetivo de dignificar el recuerdo de Escamilla y evitar que las imágenes de su cuerpo aparecieran en los buscadores de las plataformas sociales.

El asesinato de Ingrid Escamilla ocurrió el domingo 9 de febrero y su pareja está detenida como principal sospechoso del crimen. Según reportes de medios locales, el hombre, identificado como Érick Francisco ‘N’, confesó a los oficiales haber apuñalado, desollado y mutilado a la joven.

Con Reuters, AFP y EFE
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.