Saltar al contenido principal

Turquía: absuelta la novelista Asli Erdogan, que era acusada de "actividades terroristas"

La novelista turca Asli Erdogan vive en el exilio en Alemania, ya que corre el riesgo de cadena perpetua por cargos de terrorismo en su país.
La novelista turca Asli Erdogan vive en el exilio en Alemania, ya que corre el riesgo de cadena perpetua por cargos de terrorismo en su país. AFP

La novelista turca, Asli Erdogan, fue absuelta por un tribunal de Estambul el viernes. Era acusada de "intentar socavar la integridad del Estado" y de "pertenecer a un grupo terrorista" tras su colaboración con el periódico pro kurdo Ozgür Gündem. La escritora, exiliada en Alemania y con quebrantos de salud,  no asistió a la audiencia.

Anuncios

Un tribunal de Estambul absolvió a la novelista turca, Asli Erdogan, el viernes 14 de febrero, después de un controvertido juicio en la que era acusada de "actividades terroristas"; un caso que ha despertado la preocupación internacional.

Después de casi cuatro años de proceso y tres meses en prisión, fue absuelta de "intentar socavar la integridad del Estado" y "pertenecer a un grupo terrorista". Además, el tribunal ordenó la retirada del cargo de "propaganda terrorista", según la AFP. 

Es un alivio para las ONGs y los observadores extranjeros que seguían el caso. Este se había convertido en un símbolo de la deriva autoritaria del poder turco. Hace casi cuatro años, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que no tiene ningún vínculo familiar con la escritora, lideró una ola de represión inedita contra la oposición, después de un intento de golpe de Estado fallido contra él en julio de 2016.

Asli Erdogan durante una entrevista con France 24, después de haber recibido el premio Simone de Beauvoir en enero de 2018.
Asli Erdogan durante una entrevista con France 24, después de haber recibido el premio Simone de Beauvoir en enero de 2018. © Captura de pantalla France 24

Las autoridades turcas acusaron a Asli Erdogan de haber ayudado, en coloboración con el periódico Ozgür Gündem, al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo descrito por Ankara como "terrorista". El periódico pro kurdo fue cerrado por decreto en 2016, y Asli Erdogan arrestada. 

"Esta absolución fue una gran sorpresa y un gran alivio. Mis amigos, al igual que yo, no teníamos absolutamente ninguna expectativa. Todo indicaba que iba a ser condenada nuevamente", dijo al diario francés Liberation, en la mañana de su absolución. 

Exiliada en Alemania

Autora de varias novelas traducidas en diferentes idiomas, ganadora del premio Simone de Beauvoir de 2018 por la libertad de las mujeres, Asli Erdogan no asistió al juicio. La novelista de 52 años reside en Alemania, donde está siendo tratada de una enfermedad. 

Su madre, Mine Aydostlu, expresó sorpresa después de que se anunció el veredicto. "Créeme, estoy muy feliz. Eso es lo que quería, pero me resultó difícil de creer. Tuve que preguntarle varias veces si había sido absuelta", dijo a AFP. 

"¡Terminé aceptándolo después de escuchar la palabra 'absuelto' nueve o diez veces!", Agregó con una amplia sonrisa.

Según su abogado, la novelista podría regresar a Turquía, una vez que se complete su tratamiento médico. "Está enferma y no puede moverse demasiado. No volverá a Turquía hoy, pero volverá, por supuesto, este es su país, su tierra natal", dijo su abogado, Erdal Dogan. 

Sin embargo, Asli Erdogan no tiene apuro. "No puedo arriesgarme a volver a prisión porque podría morir. Después de mi liberación a principios de 2017, tuve que esperar varios meses para obtener un pasaporte y salir del país. No he vuelto desde entonces y no tengo prisa por hacerlo.", dijo a Libération.

Un paso adelante para la libertad de expresión

En un texto leído por su abogado en la audiencia del viernes, Asli Erdogan afirmó que acusarla sobre la base de "textos literarios es algo que la razón difícilmente puede aceptar en el siglo XXI" y que equivale a "pisotear los valores sobre los cuales se basan el derecho y la literatura ".

Además, destacó que el carácter político de sus escritos para Ozgür Gündem "se limitó a (la denuncia de) violaciones de los derechos humanos". Según ella, lo más importante y simbólico, es que no la condenaron por haber usado la expresión "presión sobre la prensa" en dos de sus artículos, una de las razones por la cual había sido arrestada. 

Los cargos de "mentira" y "propaganda" tampoco fueron retenidos, y es una jurisprudencia destacable para todos los otros opositores al régimen. Además de la novelista, el tribunal absolvió a otras dos personas, incluido la lingüista Necmiye Alpay, juzgadas con ella en el juicio de Ozgür Gündem.

Una decisión esperada a nível internacional

El arresto y la detención durante más de 130 días en 2016 de Asli Erdogan había provocado indignación en todo el mundo. 

Para las ONG, su juicio fue emblemático por los crecientes ataques a la libertad de expresión en Turquía, en particular desde el intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2016. En junio de 2019, 150 personas fueron condenadas a cadena perpetua, por haber participado a este movimiento. 

La noticia fue tweeteada por la organización Reporteros sin Fronteras a través de su cuenta en francés. Dijeron que si tres perdiodistas que sigue acusada por socavar la unidad estatal, por la "membresía al PKK" y la "propaganda terrorista".

Después del golpe fallido, el gobierno de Recep Tayyip Erdogan llevó a cabo una implacable represión contra intelectuales y medios de comunicación, como el diario opositor Cumhuriyet, cuyos varios periodistas han sido condenados por "terrorismo".

Varios figuras se habían movilizado para pedir su liberación. En agosto de 2016, los escritores franceses Patrick Deville y Olivier Rolin habían lanzado una petición reuniendo decenas de autores, traductores y editores en el mundo.

El año siguiente, un colectivo de unos sesenta intelectuales franceses intentaron de nuevo hacer presión sobre el gobierno turco, con un texto titulado "¡Salvamos a Asli Erdogan y los demócratas encarcelados en Turquía!", publicado en el diario Libération. 

En una entrevista con France 24 en francés en 2018, Asli Erdogan, ya exiliada, había expresado su preocupación por la situación en su país, advirtiendo que el régimen de Ankara, que calificaba de "fascista", arrestaba a personas "arbitrariamente" y que el "más pequeño tweet [podía] llevar a prisión." 

Con AFP y France 24 en francés

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.