Saltar al contenido principal

Chile: pulso entre partidarios y detractores de una nueva Constitución

Miles de chilenos participaron en la movilización realizada en Santiago para rechazar la redacción de una nueva Constitución. 15 de febrero de 2020.
Miles de chilenos participaron en la movilización realizada en Santiago para rechazar la redacción de una nueva Constitución. 15 de febrero de 2020. © Alberto Valdés / Reuters

Modificar la Constitución es una de las principales exigencias de los miles de chilenos que protestan desde octubre pasado, sin embargo, los detractores aseguran que no se necesita una nueva Carta Magna y que no quieren que Chile se convierta en "Cuba ni Venezuela".

Anuncios

Con consignas como "rechazo, rechazo. No queremos miseria. No seremos Cuba ni Venezuela", cientos de chilenos participaron en una marcha que se llevó a cabo este sábado, 15 de febrero, en Santiago, para rechazar una nueva Constitución en ese país. 

Esa manifestación hace parte de la campaña que adelanta un sector de la población que está en contra de redactar una nueva Carta Magna. La movilización, denominada 'Segunda Marcha por la Libertad' se llevó a cabo en Las Condes, un acaudalado barrio ubicado en el este de la capital chilena.

Uno de los manifestantes identificado como Edgardo Mimisa, aseguró a la agencia AFP que "en este momento no están dadas las condiciones de paz como para dialogar y para encontrar una nueva Constitución (...), yo creo que la Constitución puede ser modificada pero no si es que nos ponen una pistola en la sien para firmar".

La marcha se desarrolló sin incidentes y contó con el apoyo de decenas de vehículos que pasaban por el lugar animando a los manifestantes. Las movilizaciones contra la nueva Constitución iniciaron hace cerca de tres semanas y, desde entonces, la participación ha ido en aumento.

"Nuestra Constitución, que lleva más de 40 años, nos ha permitido mantener nuestro país con sólidos principios de democracia y de libertad. ¿Para qué vamos a cambiar una Constitución que nos ha servido por todos estos 40 años? Lo único que hay que hacer, si fuese posible, es reformar algunas leyes, pero no cambiar la Constitución", indicó Jorge Sández, un ciudadano que participó en la movilización.

De igual forma, resaltó que los ciudadanos salieron a las calles para rechazar "el plebiscito al próximo 26 de abril donde el comunismo quiere instaurar una nueva Constitución o una Asamblea Constituyente igual a la venezolana, a la ecuatoriana o a la boliviana. No queremos eso".

En un punto de la capital, cerca de Plaza Italia, se encontraron grupos de manifestantes a favor y en contra de la modificación. La marcha de quienes defienden la idea de una nueva Carta Magna había sido convocada por redes sociales, pero solo se presentó un número reducido de personas. La manifestación estuvo resguardada por una fuerte presencia policial, a pesar de lo cual se registraron incidentes violentos que acabaron con varios heridos. La Policía usó tanques de agua y gases lacrimógenos para evitar más enfrentamientos físicos.

Como parte de un acuerdo entre el oficialismo y la oposición, el próximo 26 de abril, los chilenos votarán un histórico plebiscito que busca determinar si se redacta, o no, una nueva Constitución. Cambiar la Carta Magna es una de las principales exigencias de los manifestantes que han estado en las calles de Chile desde octubre del año pasado. 

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.