Saltar al contenido principal
Ellas hoy

Ante el embarazo adolescente, Brasil promueve la abstinencia sexual

Brasil posee una de las tasas más altas en América Latina de embarazos en adolescentes. Ante la situación, la administración de Jair Bolsonaro ha lanzado una campaña para disminuir la tendencia
Brasil posee una de las tasas más altas en América Latina de embarazos en adolescentes. Ante la situación, la administración de Jair Bolsonaro ha lanzado una campaña para disminuir la tendencia © France 24

En Brasil, cada cerca de 434.500 adolescentes dan a luz cada año. Es la tasa más alta de embarazo precoz de América Latina. Para contrarrestar esta tendencia, el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, lanzó el 3 de febrero una campaña junto al Ministerio de Sanidad que invita a los jóvenes a retrasar el inicio de su vida sexual. Con el lema 'Todo a su tiempo', la ministra Damares Alves espera reducir las cifras. A la iniciativa del Gobierno Bolsonaro le llueven críticas.

Anuncios

"Esto no nació de una visión, de una locura de una ministra fundamentalista, radical, moralista. El embarazo en la adolescencia no es un asunto moral o solo de comportamiento. Es un asunto de salud pública y es grave", dijo la ministra Alves, que también es pastora evangélica, durante la presentación de la campaña

La iniciativa ha generado una avalancha de críticas, sobre todo entre los expertos en educación sexual. "Los adolescentes ven películas pornográficas, tienen experiencias sexuales, hacen juegos y descubrimientos sin protección, muchas veces sin entender o sin tener la información necesaria. Entonces es preciso un programa que contemple exactamente la realidad de los adolescentes", señala a France 24 Caroline Arcari, experta en educación sexual.

Esta pedagoga destaca que el acercamiento del actual Gobierno de Brasil, en cabeza del presidente Jair Bolsonaro, a los evangélicos alimenta el tabú que rodea el sexo juvenil. Para ella, una sexualidad responsable y sin riesgos solo se construye con una fuerte apuesta educativa.

Por su parte, la pedagoga Lucia Cabral, fundadora de la asociación Educap, en el Complexo del Alemão (una de las favelas más grandes de Río de Janeiro), también desaprueba la idea. Lleva más de dos décadas ayudando a los adolescentes de su comunidad a prevenir embarazos indeseados y enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, cuya incidencia en Brasil aumentó un 4.000% en ocho años.

"¿Quién va a controlar a los jóvenes si en las escuelas ya están teniendo relaciones sexuales? Imagina si esta historia de la abstinencia va a servir de algo. Solo en la cabeza de esta ministra", señala la educadora, que acusa al Gobierno de promover un retroceso.

Semanas antes de presentar la campaña, Damares Alves defendió la abstinencia sexual como método contraceptivo. Ante la mala acogida de su propuesta, la ministra de la Mujer ha suavizado su discurso y se ha limitado a pedir a los adolescentes que piensen en las consecuencias de la maternidad precoz.

Sin embargo, el presidente Bolsonaro respaldó su idea el día después del lanzamiento del programa. "Cuando ella habla de abstinencia sexual, la denigran. ¿Quién quiere eso? Yo tengo una hija de nueve años. ¿Tú crees que yo quiero a mi hija embarazada el año que viene? Eso no cabe en ninguna cabeza. Y esta es la campaña que ella hizo", declaró Bolsonaro a la prensa brasileña.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.