Saltar al contenido principal

Luz verde para explotar primera central nuclear árabe en el Golfo

Anuncios

Abu Dabi (AFP)

Los Emiratos Árabes Unidos anunciaron este lunes que han dado luz verde a la explotación de la central nuclear de Barakah, la primera del mundo árabe, aunque no precisaron la fecha para su puesta en servicio, que ha sido atrasada varias veces.

"La Autoridad Federal de Regulación Nuclear (FANR) aprobó la entrega de la licencia de explotación del reactor 1 de la central a la empresa Nawah", anunció el lunes el representante permanente de este país petrolero del Golfo ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Su puesta en marcha tendrá lugar en un "futuro próximo", agregó.

Nawah Energy Company, fundada en 2016, explotará y se encargará del mantenimiento de los cuatro reactores de la central de Barakah, en el noroeste del país, según la página web de la empresa.

"Es una nueva etapa en nuestro camino hacia el desarrollo de la energía nuclear pacífica", dijo en Twitter Mohammed bin Zayed, príncipe heredero de Abu Dabi.

"Nuestros esfuerzos siguen para prepararnos para los próximos 50 años y garantizar las necesidades energéticas del país", agregó el hombre fuerte de Emiratos.

La instalación fue construida por un consorcio liderado por Emirates Nuclear Energy Corporation (ENEC) y el coreano Korea Electric Power Corporation (KEPCO), por un coste estimado de 24.400 millones de dólares (22.500 millones de euros).

El primero de los cuatro reactores iba a entrar en servicio a finales de 2017, pero se ha ido posponiendo para cumplir las condiciones de seguridad.

- 25% de las necesidades -

"Se trata de un momento histórico para Emiratos Árabes Unidos (...) y corona los esfuerzos de 12 años de construcción", se congratuló Alkaabi.

"Después de la concesión de la licencia de explotación del primer reactor, el operador Nawah empezará su puesta en servicio para preparar su explotación comercial", precisó.

Cuando estén totalmente operativos, los cuatro reactores tendrán una capacidad para producir 5.600 megavatios de electricidad, cerca del 25% de las necesidades de Emiratos Árabes Unidos, un país rico en petróleo.

El Estado federal compuesto por siete emiratos cuenta con una población de 9,3 millones de habitantes, de ellos aproximadamente el 80% son expatriados.

Las necesidades energéticas son crecientes, debido a la utilización sistemática del aire acondicionado.

ENEC, una empresa pública, anunció en diciembre que la carga de combustible nuclear en el reactor debería realizarse en el primer trimestre de 2020.

- Programa "pacífico" -

Los responsables emiratíes insisten en el carácter "pacífico" de su programa nuclear y aseguran que no contiene ningún fin militar, en un contexto de tensiones regionales crecientes.

"Los Emiratos siguen apegados a las normas más altas de seguridad y de no proliferación nucleares así como a una cooperación sólida y continua con la AIEA y con los socios nacionales e internacionales", subrayó Hamad Alkaabi.

El país ha recibido más de 40 misiones internacionales e inspecciones de la AIEA y de la Asociación Mundial de Operadores de Centrales Nucleares (WANO) desde 2010.

Sin embargo, Catar ve en la central nuclear una "amenaza para la paz regional".

Las relaciones de Abu Dabi con su vecino, al igual que varios de sus aliados, como Arabia Saudita, no son muy buenas. De hecho, rompió relaciones oficiales en junio de 2017.

Abu Dabi, al igual que Riad, mantiene también relaciones tensas con Teherán.

La central nuclear está situada en la costa noroeste del país, separada de Irán por las aguas del Golfo.

Gran aliado de Emiratos, Estados Unidos lleva a cabo una política de "máxima presión" contra Irán, acusado desde hace varios meses de agitar la región atacando en particular petroleros en las aguas del Golfo.

Riad y Washington también acusan a Irán, que lo desmiente, de ser responsable de los ataques de septiembre de 2019 contra instalaciones del gigante petrolero saudita Aramco.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.