Abdullah Abdullah anuncia un "gobierno" paralelo en Afganistán

Abdullah Abdullah se proclamó presidente y anunció un gobierno paralelo tras los resultados liberados por la autoridad electoral de Afganistán.
Abdullah Abdullah se proclamó presidente y anunció un gobierno paralelo tras los resultados liberados por la autoridad electoral de Afganistán. © AFP
5 min

Cinco meses después de las elecciones, y en medio de acusaciones de fraude, la Comisión Electoral Independiente declaró ganador al actual mandatario Ashraf Ghani. Su oponente, Abdullah Abdullah no reconoció el resultado y también se declaró presidente de Afganistán.

Anuncios

De nuevo en otro país del mundo unas elecciones son desconocidas por los contendientes políticos. Esta vez es en el convulso Afganistán, país que realizó sus elecciones presidenciales en septiembre de 2019 y recién este 18 de febrero se conoce al ganador: se trata de Ashraf Ghani, quien obtuvo el 50,64% de los votos según la Comisión Independiente Electoral.

El segundo lugar fue para Abdullah Abdullah, que según la autoridad electoral logró el 39,52% de la votación. Sin embargo, bajo el alegato de "fraude", el candidato opositor anunció que él es el legítimo presidente y que formará un "gobierno" paralelo en Kabul. En rueda de prensa dijo: "Nuestro equipo, basado en los votos biométricos, es el victorioso y declaramos nuestra victoria (...) vamos a formar un gobierno".

Los comicios presidenciales en el país han sufrido toda una carrera de obstáculos: desde la violencia del grupo yihadista Talibán, que amenazó el desarrollo de las campañas y asesinó a varios candidatos, hasta los retrasos de los resultados, alegatos de fraude, problemas técnicos y protestas.

El candidato presidencial de Afganistán, Abdullah Abdullah, llega para un discurso después de los resultados finales de las elecciones presidenciales en Kabul, Afganistán, 18 de febrero de 2020.
El candidato presidencial de Afganistán, Abdullah Abdullah, llega para un discurso después de los resultados finales de las elecciones presidenciales en Kabul, Afganistán, 18 de febrero de 2020. © Omar Sobhani / Reuters

En diciembre de 2019, la Comisión anunció los resultados preliminares en los que Ghani había ganado por un margen estrecho pero Abdullah pidió una revisión completa de la votación. 

El poderoso vicepresidente Abdul Rashid Dostum, un antiguo señor de la guerra y aliado de Abdullah, también había amenazado con formar un gobierno paralelo si se anunciaban unos resultados "fraudulentos".

La situación, sin embargo, no es extraña en Afganistán. Las elecciones de 2014, que ganó Ghani, un exfuncionario del Banco Mundial y aliado de Washington, también terminaron en acusaciones de fraude de lado y lado. Al final Estados Unidos que invadió el país tras los atentados del 9-11 intervino para que se formará el gobierno de Unidad ante la amenaza creciente no solo del Talibán, sino de facciones de Al-Qaeda y el grupo Estado Islámico.

Los dos candidatos en disputa compartieron el poder los últimos cinco años a través de la coalición de unidad, respaldada por Estados Unidos.

La pelea por el poder, esta vez a un nivel frontal, llega en medio del anuncio de los diálogos entre los talibanes y Estados Unidos, impulsados en Doha, capital de Qatar. Unas conversaciones que han tenido tantos obstáculos como las mismas elecciones, pero que desde la pasada Conferencia de Seguridad en Múnich arrojan luces de optimismo tras el acuerdo de reducción de violencia por siete días firmado por las partes.

Con Reuters y EFE
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24