Saltar al contenido principal

Covid-19: "muy contagioso" pero poco mortal, según el mayor estudio sobre el virus

Trabajadores sanitarios desinfectan un edificio en Bozhou, China, para evitar la propagación del coronavirus, este 18 de febrero de 2020.
Trabajadores sanitarios desinfectan un edificio en Bozhou, China, para evitar la propagación del coronavirus, este 18 de febrero de 2020. © China Daily vía Reuters

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China publicó el estudio más completo realizado hasta la fecha sobre el coronavirus al analizar más de 44.000 casos de pacientes contagiados. Entre otras conclusiones, determinó que los más afectados son las personas mayores o con enfermedades previas.

Anuncios

Muy contagioso pero con una baja tasa de mortalidad. Así es el coronavirus Covid-19, según el estudio del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China (CCDC), publicado el 17 de febrero, el mayor hecho hasta la fecha. "La epidemia se ha extendido muy deprisa", reconocen los expertos, ya que solo tardó 30 días en extenderse desde Hubei, la provincia más afectada, hasta el resto de China. 

Sin embargo, el CCDC también recalcó que el 80,9% del total de 44.000 casos estudiados fueron "leves", lo que significa que la virulencia del Covid-19 no es alta. De hecho, el estudio calcula que la tasa de mortalidad es del 2,3% globalmente, aunque aumenta al 2,9% en Hubei.

Las últimas cifras del Gobierno chino informan de 1.869 muertes provocadas por la epidemia, 72.437 personas infectadas y 12.552 que se han recuperado de la enfermedad. Además, el virus ha llegado a 25 países, donde se registran más de 500 contagios y tres muertes, una en Japón, otra en Filipinas y la última en Francia.

Uno de los factores de riesgo es la edad. A partir de los sesenta años, la tasa de mortalidad empieza a superar la media y aumenta exponencialmente. Por ejemplo, entre los 60 y 80 años se han registrado un 8% de muertes respecto al total de contagiados, una cifra que casi alcanza el 15% a partir de los ochenta años. 

Por otro lado, el estudio también establece que tener enfermedades previas influye en la gravedad de los efectos del coronavirus. Por ejemplo, las personas con complicaciones cardiovasculares presentaron una tasa de mortalidad del 10,5%; los diabéticos, del 7,3% y los afectados por condiciones respiratorias crónicas tuvieron una tasa del 6,3%. 

Los trabajadores en los hospitales, en especial riesgo

Pero más allá de las enfermedades o la edad, otra condición de riesgo es sin duda trabajar en el sector de la salud en China. En total, se confirmaron 1.716 casos de coronavirus entre médicos, enfermeros y trabajadores de los hospitales que tratan de contener la epidemia, la gran mayoría en Wuhan, la ciudad donde empezó el brote. Hasta el 11 de febrero, el último día recogido en el estudio del CCDC, habían muerto cinco trabajadores de la salud. 

A esta cifra se le debe añadir Liu Zhiming, el director del principal hospital de Wuhan, que murió este mismo 18 de febrero. Tenía 51 años y es una de las víctimas más prominentes de la epidemia hasta ahora.

También murió el pasado 7 de febrero el médico Li Wenliang, el primero en dar la voz de alarma sobre el coronavirus antes de que fuera oficialmente reconocido por el Gobierno chino. De hecho, la policía le hizo firmar una carta donde prometía no volver a "difamar" a las autoridades de su país por haber alertado de la presencia de un virus parecido al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS), que afectó a China entre 2002 y 2003. 

¿La epidemia está frenando? 

El estudio también sugiere que la enfermedad podría haber llegado a su pico y encontrarse ahora en una etapa de descenso. Según los resultados, el mayor número de aumento de contagios sucedió entre el 23 y el 26 de enero y desde entonces no han dejado de bajar hasta el 11 de febrero.

"La tendencia a la baja de la curva de la epidemia sugiere que quizás el aislamiento de ciudades enteras, la difusión de información crítica" de prevención y "la movilización de equipos de respuesta rápida ayuda a frenar la epidemia", detalla el estudio. 

Eso no quiere decir que el Covid-19 vaya a dejar de propagarse pronto. Los expertos, de hecho, advierten que "China necesita prepararse para un posible repunte de la epidemia", especialmente durante este período de vuelta al trabajo después de las vacaciones del Año Nuevo Lunar, que se extendieron inusualmente este año para evitar la propagación de la enfermedad.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.