Saltar al contenido principal
La Entrevista

Wade Davis: "La miopía cultural ha sido una maldición de la humanidad"

© France 24

En esta edición de La Entrevista conversamos con el antropólogo, etnobotánico y escritor canadiense Wade Davis. En el diálogo, detalla su visión sobre la "verdadera lección" de la antropología, en la cual "cada cultura tiene algo qué decir, cada una merece ser escuchada, así como ninguna tiene el monopolio de la raíz de lo divino". Davis ha fundamentado un concepto propio sobre la cultura y la raza, que explica en esta entrega.

Anuncios

Edmund Wade Davis nació en West Vancouver, Canadá. Por años, su trabajo se ha enfocado en las culturas nativas de varios países del mundo, especialmente en el continente americano. 

Su largo recorrido por diversos países del mundo le ha permitido formar una percepción distinta respecto a la cultura. El experto considera que "cada cultura tiene algo qué decir y ninguna tiene el monopolio de la raíz de lo divino".

"Tenemos la idea de que somos el mundo real y de que todos los demás son un intento fallido de nosotros, la miopía cultural ha sido una especie de maldición de la humanidad", sostiene Davis.

"Cada cultura es una respuesta única a una pregunta fundamental: ¿Qué significa 'ser humano' y 'estar vivo'? Y cuando los pueblos del mundo responden a esa pregunta, lo hacen en 7.000 idiomas diferentes y esas respuestas se convierten colectivamente en nuestro repertorio humano para hacer frente a todos los desafíos que se nos presentan en los siglos venideros", explica el antropólogo. 

Davis se contrapone a la posición occidental de que la cultura "se desarrolla y evoluciona, pasamos de ser salvajes a ser bárbaros y luego civilizados". Por ello sostiene que "una de las grandes revelaciones de la genética moderna es la comprensión de que todos estamos cortados por el mismo patrón genético (...) todos somos descendientes de personas que salieron de África hace unos 70.000 años" y en este sentido, destaca que "la raza es una ficción total". 

Por otro lado, ve con preocupación que en la actualidad de 7.000 idiomas, la mitad se enseñe a los niños. Por ello alerta que "la mitad del conocimiento ecológico, social y espiritual, está en peligro (…) cuando perdemos un idioma, cuando perdemos una cultura, perdemos parte de nosotros mismos". 

"El vudú no es un culto de magia negra, es una compleja visión metafísica del mundo"

Uno de sus trabajos ha sido desarrollado en Haití, lugar que define como "la única nación negra independiente por más de cien años". En su labor, ha profundizado respecto al vudú y su trascendencia en la cultura de esa isla caribeña. 

"El vudú no es un culto de magia negra, es una compleja visión metafísica del mundo (…) Se tiene la suposición tácita de que en el África Subsahariana no tienen religión y por supuesto que la tenían: el vudú, que es una destilación de profundas ideas religiosas que vinieron de África y crecieron en el suelo fértil del Nuevo Mundo", dijo el antropólogo.  

La mala interpretación del vudú provocó una distorsión sobre los llamados zombis, un hecho que, a su juicio, sirvió de base para la literatura y el cine de los año 40. 

"En los años 20, el Cuerpo de Marina de Estados Unidos ocupó Haití y todos los que tenían un rango más alto que el de sargento obtuvieron un contrato para escribir libros, y sus libros tenían nombres como 'Primos Caníbales', 'Fuego Vudú en Haití' o 'Un Puritano en la Tierra del Vudú'… Había docenas de estos y todos estaban llenos de alfileres, agujas y muñecos vudú que no existen y zombis que salen de sus tumbas para atacar a la gente (...) El zombi que figura tan prominentemente en esta ficción y en las películas fue totalmente incomprendido. En Haití no les tienen miedo a los zombis, sino a convertirse en un zombi, porque los zombis son la última forma de sanción social", resalta Davis.

Davis resalta que aunque no recomienda el uso de drogas psicoactivas, enteógenos o alucinógenos, revela que "no sería la persona que es, con los pensamientos que tiene", si no hubiese tomado plantas psicoactivas. 

"Recuerdo en las años 60 nuestros padres decían 'no tomes esas drogas, no volverás a ser el mismo'. Pero nuestros padres no entendían que ese era precisamente el punto", remató el escritor. 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.