Saltar al contenido principal

Décima huelga general contra la reforma de pensiones en Francia

Los sindicatos y los trabajadores se manifiestan contra el proyecto de ley de reforma de pensiones del Gobierno durante una huelga nacional. En París, Francia, el 20 de febrero de 2020.
Los sindicatos y los trabajadores se manifiestan contra el proyecto de ley de reforma de pensiones del Gobierno durante una huelga nacional. En París, Francia, el 20 de febrero de 2020. © REUTERS/Pascal Rossignol

Esta nueva jornada de protesta ocurre al tiempo que el proyecto de ley es discutido en la Asamblea Nacional de Francia. Está previsto que la primera votación tenga lugar en marzo.

Anuncios

Los sindicatos que se oponen a la reforma de pensiones, impulsada por el presidente Emmanuel Macron, organizaron el décimo día de huelga general este 20 de febrero con la esperanza de mantener la movilización durante el período de vacaciones escolares, mientras el proyecto de ley continúa su examen en la Asamblea Nacional.

"No hay un derramamiento de honor, no nos rendiremos porque estamos convencidos de la corrección de nuestro análisis, del peligro que representa este proyecto en las próximas décadas", aseguró Yves Veyrier, secretario general de la Fuerza Obrera, FO, una de las principales centrales sindicales de Francia.

Aunque esta no es la primera huelga contra la iniciativa de ley, pues comenzaron a principios de diciembre, la situación actual es diferente debido a que el proyecto ya fue presentado ante la Asamblea Nacional el pasado 17 de febrero, donde el partido del mandatario, la República en Marcha (LREM), cuenta con una amplia mayoría. Su primera votación está prevista para principios de marzo.

Laurent Pietraszewski, ministro francés junior para reformas de pensiones, y el ministro junior de Relaciones con el Parlamento, Marc Fesneau, asisten al debate de apertura sobre el proyecto de ley de reforma de pensiones del Gobierno francés en la Asamblea Nacional, en París, Francia, el 17 de febrero de 2020.
Laurent Pietraszewski, ministro francés junior para reformas de pensiones, y el ministro junior de Relaciones con el Parlamento, Marc Fesneau, asisten al debate de apertura sobre el proyecto de ley de reforma de pensiones del Gobierno francés en la Asamblea Nacional, en París, Francia, el 17 de febrero de 2020. © REUTERS/Benoit Tessier

Este jueves, el paro, respaldado por profesores, personal sanitario, abogados y personal ferroviario, estuvo también acompañado de manifestaciones en distintas ciudades donde exigieron el retiro total del proyecto de ley. En París, la movilización partió de Montparnasse a la 1:30 p.m., hora local, hacia la Plaza Italia.

Veyrier reconoció que el acatamiento de la huelga pierde fuerza y dijo que este jueves fue "más difícil" después de dos meses y medio de manifestaciones. Sin embargo, evocando "un día importante", el secretario general de la Confederación General del Trabajo, Philippe Martínez, se mostró optimista al afirmar que "la apertura de la fase parlamentaria no significa que el movimiento social haya sido relevado".

En el mismo sentido, Benoît Teste, de la Federación Sindical Unitaria, consideró que es "necesario" mantener la presión hacia los diputados, para hacerlos dudar de votar este "texto con agujeros".

Informe desde París: Décima jornada de protestas contra la reforma pensional

Paralelamente, está en marcha una conferencia, convocada por el Gobierno, con el objetivo de encontrar soluciones para financiar su proyecto pensional, y en la que participan varios sindicatos. La Confederación General del Trabajo anunció que se retirará del encuentro, al indicar que el margen de negociación con el Gobierno es mínimo.

¿Por qué es tan polémica la reforma de pensiones que propone Macron?

La reforma pensional de Emmanuel Macron busca acabar con los regímenes especiales de los que ahora gozan miles de ciudadanos en el país, según la profesión.

Los cambios propuestos apuntan a forjar un sistema de pensiones único de los 42 regímenes separados del país. Los diversos sistemas actualmente disponibles ofrecen jubilación anticipada y otros beneficios a algunos trabajadores del sector público, así como a abogados, fisioterapeutas e incluso empleados de la Ópera de París.

Manifestación contra el proyecto de ley de reforma de pensiones del Gobierno de Emmanuel Macron, durante una huelga nacional. En París, Francia, el 20 de febrero de 2020.
Manifestación contra el proyecto de ley de reforma de pensiones del Gobierno de Emmanuel Macron, durante una huelga nacional. En París, Francia, el 20 de febrero de 2020. © REUTERS/Pascal Rossignol

El plan del mandatario busca fusionar a todos los empleados de la nación en un mismo sistema con el que pueden pensionarse a partir de los 62 años. El primer ministro, Édouard Philippe, retiró de forma provisional la propuesta de aumentar la edad de jubilación a los 64 años, tras la petición de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo, asociación con posturas cercanas al Gobierno.

El presidente Macron insiste en que los cambios son necesarios para hacer al sistema de jubilaciones más equitativo y solvente. Pero sus críticos aseguran que si las reformas entran en vigor obligarían a la población a trabajar más tiempo por una pensión menor, a lo que ganarían con las normas actuales.

Con AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.