Saltar al contenido principal

Más de 600 médicos exigen ciudades más verdes en Canadá para mejorar la salud

Anuncios

Montreal (AFP)

Construir ciudades más verdes permite reducir significativamente el estrés y los riesgos de enfermedades graves, declararon el jueves más de 600 médicos canadienses que pidieron a Quebec mayores inversiones.

Un desarrollo "óptimo" de las áreas verdes de las ciudades, que apunte una cobertura arbórea del 40% en lugar del actual 10% a 20%, podría reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en un 9%, dijo Alain Poirier, médico especializado en salud pública en una conferencia de prensa de Montreal.

Hacer ciudades más verdes también llevaría a una disminución de los casos de asma, autismo, así como los riesgos de diabetes, presión arterial alta, sobrepeso u obesidad y de casos de mortalidad respiratoria entre otras, agregó.

"Los costos anuales de estas enfermedades en Quebec se han estimado en más de 26.000 millones de dólares" (18.000 millones de euros), precisó Jérôme Dupras, académico en economía ecológica en la Universidad de Quebec.

"La prevención, incluso muy parcial, de estas enfermedades mediante la ecologización efectiva, presenta un enorme potencial de ahorro en costos de salud cada año", aseguró Dupras.

Los árboles en las ciudades ayudan a retener el carbono, luchan contra las islas de calor, filtran los contaminantes del aire y las partículas finas de ozono, mientras que sus raíces controlan el agua de lluvia.

Los médicos y otros 600 profesionales de la salud en Quebec y más de 45 asociados, incluidas universidades y ciudades, piden al gobierno de Quebec que aporte el 1% del presupuesto dedicado a la infraestructura pública para plantar árboles cada año, es decir, 170 millones de dólares por año.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.