Saltar al contenido principal

Aumenta la presencia policial en toda Alemania tras el mortífero ataque en Hanau

Tras un tiroteo en Hanau, cerca de Fráncfort, la policía vigila un área durante la oración del viernes de los practicantes del islam, frente a la mezquita Sehitlik, en Berlín, Alemania, el 21 de febrero de 2020.
Tras un tiroteo en Hanau, cerca de Fráncfort, la policía vigila un área durante la oración del viernes de los practicantes del islam, frente a la mezquita Sehitlik, en Berlín, Alemania, el 21 de febrero de 2020. © REUTERS/Fabrizio Bensch

Las autoridades alemanas anunciaron el aumento de presencia policial en lugares "sensibles", especialmente en mezquitas, después del tiroteo de motivación "racista" que dejó nueve personas muertas, asesinadas en dos bares con clientela predominantemente kurda.

Anuncios

Las amenazas contra la seguridad en Alemania, vinculadas a la extrema derecha, son "muy altas". Así lo aseguró este viernes 21 de febrero el ministro del Interior, Horst Seehofer.

Ante la situación, el Gobierno emitió la primera orden concreta para contrarrestar posibles nuevos hechos similares. "Vamos a aumentar la vigilancia en instalaciones sensibles, especialmente también las mezquitas", dijo Seehofer y agregó que la medida abarcará estaciones de tren, aeropuertos y zonas fronterizas.

Asimismo, las autoridades confirmaron que tratan la investigación del tiroteo cometido por un hombre alemán, de 43 años, como un caso "terrorista" y "racista".

"Los hechos de Hanau son inequívocamente un ataque terrorista con motivación racista", afirmó el ministro del interior.

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, y la ministra de Justicia, Christine Lambrecht, durante una rueda de prensa, después de un tiroteo en Hanau. En Berlín, Alemania, el 21 de febrero de 2020.
El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, y la ministra de Justicia, Christine Lambrecht, durante una rueda de prensa, después de un tiroteo en Hanau. En Berlín, Alemania, el 21 de febrero de 2020. © REUTERS/Fabrizio Bensch

La ministra de Justicia, Christine Lambrecht, respaldó esta postura al declarar que "el extremismo de derecha y el terrorismo de derecha son las mayores amenazas para nuestra democracia en este momento, es claramente comprensible cuando se considera el número de actos que entran en esta categoría, pero también debido a su intensidad".

Entre las víctimas mortales hay alemanes y extranjeros

En total, once personas murieron, incluido el atacante y su madre, cuyos cuerpos fueron encontrados horas después del tiroteo en una vivienda. La policía cree que el sujeto, después de atacar los dos bares, se refugió en su casa, asesinó a su madre de 72 años y se suicidó.

Las nueve personas asesinadas en los dos bares, a las afueras de Fráncfort, estaban entre los 21 y 44 años de edad y todos tenían "antecedentes migratorios", aunque algunos eran ciudadanos alemanes, precisó el fiscal federal, Peter Frank.

Frank agregó que la evidencia, que incluye imágenes de video y un "manifiesto" encontrado en un sitio web del sospechoso, muestra que el hombre identificado como 'Tobias R' tenía "una actitud profundamente racista".

Vigilia por las víctimas del tiroteo, en Hanau, Alemania, el 20 de febrero de 2020.
Vigilia por las víctimas del tiroteo, en Hanau, Alemania, el 20 de febrero de 2020. © REUTERS/Kai Pfaffenbach

El Gobierno turco confirmó que cinco de sus ciudadanos estaban entre las víctimas. Un búlgaro y un bosnio también estaban entre los muertos.

La asociación de kurdos en Alemania Kon-Med confirmó que había "varias víctimas de origen kurdo" y criticó a las autoridades alemanas por no adoptar una postura más dura contra el "terrorismo de extrema derecha".

Jörg Meuthen, colíder del partido de extrema derecha, Alternativa para Alemania (AfD), resaltó que los disparos no eran "terrorismo de derecha ni de izquierda", sino las acciones de "un loco".

Sin embargo, políticos de distintos partidos han acusado a la AfD de "antiislamista" y "antiinmigrante", de normalizar el discurso de odio y fomentar el sentimiento contra los extranjeros en los últimos años.

Se abre en Alemania la discusión sobre el control de armas

Pese a que Alemania tiene una de las tasas más bajas de mortalidad por armas de fuego en el mundo, la discusión sobre mayores controles se abre luego de que el fiscal general informara que el sospechoso tenía licencia para portar dos armas de fuego. 

En el texto que las autoridades investigan, el presunto atacante expuso teorías de conspiración, puntos de vista profundamente racistas y resaltó que pertenecía a un club de armas, lo que generó cuestionamientos sobre cómo un hombre con tales convicciones ideológicas logró obtener la membresía y obtener las armas que finalmente fueron usadas en el mortífero ataque.

"Necesitamos nuevas leyes y más estrictas para verificar de forma regular y exhaustiva a los propietarios de licencias de caza y armas de fuego", escribió en un editorial 'Bild', el periódico más vendido del país. "Inmediatamente necesitamos más posiciones (de inteligencia) para monitorear a los radicales de derecha e intervenir antes de que sea demasiado tarde", agregaron en un texto de primera página.

Un grupo de practicantes del islam acuden a la oración de los viernes, en una mezquita en Hanau, Alemania, el 21 de febrero de 2020.
Un grupo de practicantes del islam acuden a la oración de los viernes, en una mezquita en Hanau, Alemania, el 21 de febrero de 2020. © REUTERS/Kai Pfaffenbach

Por su parte, el legislador Mathias Middelberg dijo a la radio pública 'Deutschlandfunk' que el control de armas no erradicaría los discursos xenófobos en el país. "Podríamos pensar en dar uno o dos pasos más para endurecer las leyes de propiedad de armas (...) pero creo que esto no resolverá el problema".

En los últimos 9 meses, Alemania ha registrado tres hechos violentos con tinte racista: el asesinato de un representante electo pro-inmigrantes, el ataque contra la sinagoga de Halle en plena festividad del Yom Kipur y el tiroteo en Hanau.

Además, la Policía alemana identificó a cerca de 60 seguidores de extrema derecha como individuos "peligrosos" capaces de llevar a cabo un ataque violento.

El pasado viernes, las autoridades arrestaron a 12 miembros de un grupo alemán de extrema derecha que, se cree, ha estado planeando ataques "impactantes" a gran escala contra mezquitas, similares a los llevados a cabo en Nueva Zelanda en 2019.

Con AFP y EFE
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.