Saltar al contenido principal

El pesimismo planea en la UE sobre su primer presupuesto posbrexit

Anuncios

Bruselas (AFP)

La posibilidad de llegar a un acuerdo sobre el primer presupuesto de la Unión Europea (UE) sin el Reino Unido parecía remota este viernes tras una noche de encuentros entre líderes que continúan para intentar poner cifras al futuro del bloque.

Al inicio del segundo día de cumbre en Bruselas, el grupo formado por Dinamarca, Países Bajos, Austria y Suecia, apodados los "cuatro frugales", se encontraba en el ojo del huracán por su ofensiva para reducir sus contribuciones al presupuesto.

"No entiendo por qué vinimos aquí, porque (...) si el nuevo grupo de contribuyentes netos dice que quiere pagar un máximo de un 1% [de la Renta Nacional Bruta (RNB)], no tenemos nada que discutir", dijo el primer ministro checo, Andrej Babis.

Su par danesa, Mette Frederiksen, cuyo país es uno de los "frugales", descartó también un acuerdo "este fin de semana". "Fuimos claros desde el principio. No vamos a pagar la cuenta", aseguró por su parte un diplomático de este grupo de países ricos.

La base de la negociación, que los líderes debaten desde el jueves, es la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, de un presupuesto del 1,074% de la RNB, equivalente a unos 1,094 billones de euros, pero ni el monto ni el uso convence.

Tras los encuentros por separado que se prolongaron en la mañana, el Consejo y la Comisión Europea deben calcular ahora las "pistas de compromiso" antes de convocar a los dirigentes en pleno en una hora por determinar, según fuentes europeas.

Los "frugales" abogan por limitar el presupuesto común al 1% del RNB e insisten en mantener sus controvertidos "cheques", es decir el reembolso de parte de las aportaciones que realizan y que países como España y Francia quieren eliminar.

Según una fuente europea, estos cuatro países "bloquean" la negociación porque quieren los reembolsos, pero trasladan la responsabilidad del bloqueo a Michel, a quien acusan de ser "demasiado favorable" a los intereses franceses.

Francia, por su parte, encabeza la batalla por "mejorar" la dotación destinada a la Política Agrícola Común (PAC), un asunto sensible en su país que podría perjudicar a Emmanuel Macron la víspera del inicio del Salón de la Agricultura en París.

La propuesta de Michel presenta recortes en esta política clave para las ayudas a los agricultores y los fondos de cohesión, que pasan de representar el 69% del total en el actual presupuesto 2014-2020 al 59%.

- "Luchamos" por la PAC -

"Nada está hecho por el momento. Varios países atacaron la PAC. Es nuestra prioridad y luchamos por ella", según una fuente diplomática. Poco antes, el ministro de Agricultura, Didier Guillaume, dijo que se logró mantener la actual financiación.

El Marco Financiero Plurianual 2021-2027 (MFP) centra la reunión, pero, más allá de los porcentajes, los europeos tienen entre manos el alcance del impulso que quieren dar a una UE tras varias crisis.

La marcha en enero del Reino Unido, potencia económica y militar, dio la puntilla a una UE, donde las divisiones norte-sur, por la crisis económica, y este-oeste, por la migratoria, siguen patentes.

Y todo ello en un contexto mundial en el que el Estados Unidos de Donald Trump presiona en el frente comercial, China representa un riesgo tecnológico y Rusia sigue siendo la principal inquietud a las puertas de la UE.

Pero encajar todas las piezas del rompecabezas del MFP no parece fácil, en un contexto en que además la marcha del Reino Unido representa una pérdida de 12.000 millones de euros anuales en las arcas comunitarias.

Por ello, Alemania y otros países ricos quieren que se prioricen las nuevas partidas destinadas al Pacto Verde europeo o a la protección de fronteras, en el centro de la estrategia de la nueva Comisión Europea.

Pero otros como Francia y España no quieren que se haga en detrimento de la agricultura y países del sur y del este temen recortes en las ayudas para las regiones menos desarrolladas.

Si las diferencias persisten, Michel podría convocar una nueva cumbre en abril, según una fuente diplomática europea. El objetivo, con todo, es un pacto rápido para que la Eurocámara lo apruebe a tiempo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.