Saltar al contenido principal

Desfile folclórico de la diablada da inicio al carnaval en Bolivia

Anuncios

La Paz (AFP)

Cientos de personas ataviadas con trajes de diablo tomaron este sábado las principales calles de la ciudad de Oruro (oeste) para participar en el desfile folclórico que da inicio a las celebraciones del carnaval en Bolivia.

A diferencia de otro años, la presidenta transitoria, Jeanine Añez, no asistió al acontecimiento para atender las emergencias provocadas por la temporada de lluvias y los brotes de dengue surgidos en el oriente boliviano.

Los diablos son protagonistas de la principal danza, la diablada, que, entre otras 18, forman parte de esta demostración cultural, declarada por la Unesco en 2001 como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

“Si bien el diablo es el personaje principal en esta danza, sabemos que existe todo un universo de personajes. Ahí tenemos al 'tío', a lucifer, a la chinasupay (diablesa)", entre otros, explicó el investigador Miguel Ángel Foronda, autor del fotolibro "La diablada y su elenco infernal", presentado días atrás.

Los seres infernales lucen gigantescos, con coloridos cuernos entrelazados con serpientes y murciélagos y grandes dientes fabricados con espejos. Portan pecheras multicolores y faldas bordadas con motivos andinos.

La diablada se desplaza rítmicamente acompañada por bandas de música.

Integran el grupo figuras ancestrales andinas como el oso y el cóndor que abren paso a las 'chinasupay' (diablesas) que deleitan a los espectadores con sus sensuales movimientos entre humos de colores.

Como expresión del sincretismo religioso de la fiesta, la tropa de diablos está presidida por un danzante vestido de ángel, con escudo y espada de color plata, que conduce a la tropa diabólica hasta el templo de la Virgen del Socavón (Candelaria) donde los seres del averno caerán de rodillas ante la divinidad católica y se despojarán de sus caretas.

Más de 35.000 bailarines, integrantes de 35 conjuntos y 5.000 músicos de bandas de bronce participan en este desfile que tiene un recorrido de 4 kilómetros y concluirá pasada la media noche, para dar lugar en la madrugada a un concierto de bandas en honor de la Virgen conocido como "el alba".

"Apoyamos a nuestro carnaval que refleja los miles de colores y vestimentas típicas que tenemos en Bolivia", declaró la Ministra de Culturas, Martha Yujra, una de escasas autoridades presentes en el desfile.

La mayor parte de los danzantes baila por motivos religiosos. Ante la Virgen del Socavón, hacen la promesa de bailar durante tres años consecutivos a cambio de obtener algún favor divino: la salud de algún ser querido o alguna mejora económica.

Otra danza emblemática de este desfile es la Morenada, una parodia del período colonial que recuerda a los esclavos de origen africano trasladados a las zonas altas de Bolivia para el trabajo forzado en las minas de plata.

También está la danza de los Tobas, con bailarines ataviados con plumas y lanzas, representando a las culturas amazónicas que ejecutan atléticas coreografías.

El carnaval de Oruro atrae un importante número de turistas extranjeros y genera también un importante movimiento económico para la ciudad de Oruro.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.