Saltar al contenido principal

Utah está a un paso de despenalizar la poligamia

Archivo particular
Archivo particular © iStock

El matrimonio múltiple en Utah es un delito de tercer grado castigado con hasta cinco años de prisión, pero muy pronto esto podría cambiar.

Anuncios

El Senado de Utah acaba de aprobar por unanimidad un proyecto de ley que podría convertir la poligamia en una simple infracción, en vez un delito. Todavía habría castigos, pero serían menores, como por ejemplo, una multa de 750 dólares (equivalente a una infracción de tráfico) y servicios a la comunidad.

Al frente de la iniciativa se encuentra la senadora republicana Deidre Henderson, quien asegura que esta nueva ley ¨actúa contra las etiquetas que la ley impone a otros¨.

30.000 personas viven en comunidades polígamas en Utah

Las cifras hablan por sí solas. A pesar de que la poligamia fue declarada delito hace más de 85 años, todavía son muchas las familias que la defienden y la practican en Utah, al oeste del país. Muchas de ellas han vivido escondidas hasta ahora para evitar las penas de cárcel que el matrimonio múltiple conlleva.

Eso es precisamente con lo que la republicana Deidre Henderson, impulsora de este proyecto de ley, quiere acabar. ¨La ley es un fracaso. No ha detenido la poligamia en absoluto y, de hecho, ha permitido que ocurran abusos y no se controle¨.

En el campo político, la senadora Henderson defiende esta iniciativa afirmando que no pretende “legalizar la poligamia”, sino reducir sus sanciones para que aquellos pertenecientes a comunidades polígamas que son víctimas de crímenes “puedan presentarse sin temor”.

En la calle, una de las mayores defensoras a favor de despenalizar la poligamia es Shirlee Draper, al frente de la organización Cherish Families, quien vela por los derechos de aquellos que tienen miedo a denunciar abusos encubiertos por la clandestinidad de la poligamia.

Shirlee cuenta a France 24 que ella nació y creció en el seno de una secta polígama conocida como la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (más conocidos como mormones). Shirlee siempre supo que su ¨religión era perseguida criminalmente¨ y por eso su infancia fue diferente. ¨Yo no participé en actividades extraescolares¨, explica, ¨y tampoco buscamos la ayuda necesaria, ni denunciamos delitos que deberían haber sido procesados¨.

Shirlee, quien formó parte de un matrimonio múltiple del que se separó, fue una de las víctimas del conocido polígamo Warren Jeffs, detenido en el 2016 y líder de la secta a la que ella pertenecía. Jeffs, uno de los hombres más buscados por el FBI durante mucho tiempo, tuvo 65 hijos con numerosas mujeres y fue acusado de concertar matrimonios entre hombres y niñas menores de edad.

¨Mi propia experiencia me impidió buscar ayuda cuando hui de la crueldad de Warren Jeffs porque no quería castigar a mi hermana esposa, que había sido una madre amorosa para mis hijos, ni a su padre, que nunca los había dañado. Necesitaba proteger a mis hijos de un hombre malo con el que no estaba en una relación polígama. La ley no me brindó una vía para buscar justicia¨, defiende Shirlee.

¿Abuso sexual escondido detrás de la poligamia?

Los impulsores de esta nueva ley defienden que la transparencia ayudará a disminuir los abusos sexuales a mujeres y menores que se comenten en la clandestinidad y que no se denuncian por miedo a las represalias legales por su condición polígama.

¨Sé que facilitará el enjuiciamiento de los delitos sexuales que pueden suceder en las poblaciones que viven ‘escondidas’. Las poblaciones estigmatizadas y desatendidas son las más vulnerables a los depredadores porque no se atreven a denunciar los abusos a la policía¨, nos cuenta una esperanzada Shirlee que está convencida de que el proyecto de ley pasará en la Cámara de Representantes, algo que no está tan claro porque es probable que la normativa encuentre una mayor resistencia en esta instancia.

Utah abre así la veda a una mayor permisividad en los matrimonios múltiples de un hombre con varias mujeres o viceversa y pone en el centro de todas las miradas una cuestión sobre la que, según sus practicantes, todavía hay poca información.

¨No se trata de más de un matrimonio formal propiamente dicho¨, aclara Shirlee. ¨En la poligamia, las personas no tienen más de un matrimonio ´legal´. Los matrimonios posteriores son ceremonias religiosas sin licencia de matrimonio. Entonces, para criminalizar el acto, el Estado tuvo que encontrar otra forma de definirlo. Se decidieron por criminalizar la cohabitación y pretender casarse¨.

Un proyecto de ley que ya se veía venir

Como en todo, también hay detractores de esta normativa. Asociaciones como ¨Sounds Choice Coalition¨ no creen que este cambio en la ley vaya a mejorar la situación de las víctimas dentro de los matrimonios múltiples, ya que, según ellos, ¨no existe ninguna evidencia de que la despenalización de la poligamia ayude a las víctimas a presentarse. Por el contrario, la evidencia de documentos publicados ilustra cómo aumentaría el daño inevitable a sus víctimas”.

Sin embargo, para otros como Kody Brown y su familia, la poligamia es un estilo de vida y forma parte de su religión y creencias. Kody protagoniza un reality-show en Estados Unidos llamado Sister Wives, con sus cuatro esposas y 16 hijos, en el que muestra al mundo entero la vida de una familia múltiple.

Gracias a ellos, en agosto del 2019 los defensores de la poligamia consiguieron su primer triunfo después de que un juez federal, Clark Waddoups, le diera la razón a los Brown en un juicio contra el estado de Utah.

La justicia admitió que Kody puede vivir con tantas mujeres como quiera, pero sin casarse formalmente, además reconoció que algunas partes de la ley de Utah que prohíben la poligamia son inconstitucionales.

Ahora este proyecto de ley, que llega meses después de la decisión judicial, es un paso más hacia la despenalización completa de una práctica considerada anticonstitucional en algunas religiones.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.