Saltar al contenido principal
Reporteros

France 24 en el corazón de la insurrección iraquí

© France 24

En los últimos cuatro meses Irak ha visto el crecimiento de una ola de manifestaciones sin precedentes desde la caída de Saddam Hussein. Estas tuvieron han dividido al país entre quienes están a favor de la democracia y piden el fin de un sistema político y aquellos que se oponen a las manifestaciones, las milicias. France 24 tuvo acceso exclusivo los lugares de tensión y presenta los dos lados de la historia.

Anuncios

El sur de Irak es una zona donde predominan los chiitas. Fue allí, donde en el mes de octubre de 2019, tuvieron su génesis las manifestaciones prodemocracia en el país. En principio, estos movimientos estuvieron liderados por estudiantes y jóvenes, pero buena parte de la sociedad se ha sumado con el transcurrir del tiempo. 

"Estamos decididos, moriremos si es necesario. Todo el mundo aquí lo sabe, aunque nos maten por centenares ya tomamos la decisión. Estamos dispuestos a sacrificarnos por la reforma de Irak (...) He estado aquí mucho tiempo, sé que los que nos disparan son las milicias, no las fuerzas de seguridad” dijo Mohamed, un líder rebelde de la localidad de Nasiriya, la cuarta más grande del país. 

Desde que comenzaron a sentir oposición a las protestas, los manifestantes han denunciado que son las milicias, una especie de brazo armado invisible, los que disparan y tratan de evitar la revuelta. Incluso denuncian que existen grupos proiraníes, a los que acusan de tratar de evitar las manifestaciones. 

“Queremos líderes políticos que no sean corruptos. Queremos un Irak para los iraquíes, No queremos ser dominados por vecinos extranjeros como Irán", agrega Mohamed. 

Líderes religiosos acusan de la rebelión a fuerzas extranjeras 

Uno de los miembros de la guardia del Ayatolá Ali al-Sistani, la figura religiosa más respetada de Irak, accedió a conversar con France 24.  

“Creo que los manifestantes, al principio de las protestas, estuvieron impulsados por demandas legítimas. Todo estaba claro al principio, ahora nos parece que hemos ido más allá de eso (...)  Hay gente que está usando estas manifestaciones ¿Quién se va a beneficiar de este caos? Hay fuerzas ocultas, países extranjeros lejos de Irak que tienen ideas en la cabeza, y han puesto esas ideas en la cabeza de los manifestantes" dijo Ali Shami. 

Desde el comienzo de las protestas, al menos 650 personas han muerto y otras 25.000 han quedado heridas en enfrentamientos. Por ahora, la profunda división del país no pareciera mostrar un espacio para alcanzar un acuerdo y disminuir la tensión entre la población. 

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.