Saltar al contenido principal

El deporte italiano, amenazado por el progreso del nuevo nuevo coronavirus

Anuncios

Roma (AFP)

La progresión del nuevo coronavirus en Italia también tiene consecuencias importantes para el deporte, ya que varias federaciones anunciaron este lunes que numerosos eventos deportivos se aplazarán o se disputarán sin público.

El anuncio oficial se espera para este lunes por la noche, pero ya es casi seguro que los partidos de la Serie A de fútbol previstos para el próximo fin de semana se disputarán a puerta cerrada o aplazados a una fecha posterior.

"Probablemente tengamos partidos a puerta cerrada este domingo", señaló Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) tras una reunión del consejo federal en Roma.

Esta decisión, si acaba confirmándose, afectaría sobre todo al partido entre la Juventus, líder del campeonato, y el Inter (3º), previsto para el domingo por la noche en Turín y que puede ser decisivo en la lucha por el 'Scudetto'.

La acción de la Juventus cayó un 11,83% en la sesión del lunes en la Bolsa de Milán.

Cuatro partidos de la Serie A ya fueron suspendidos el pasado fin de semana.

Antes incluso de llegar al fin de semana, la medida podría afectar ya a un partido: el previsto el jueves en Milán entre el Inter y el Ludogorets búlgaro, en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League.

- Controles para el Barça -

"Hemos realizado una petición oficial al ministro de Sanidad Roberto Speranza con el fin de disputar a puerta cerrada el partido de Europa League entre el Inter y el Ludogorets previsto para el jueves", explicó a la prensa Gravina. "Esperamos una respuesta rápida, pero se nos ha dicho que habrá una salida positiva", añadió.

La prensa deportiva informó este lunes que los jugadores del Inter han sido informados de las medidas preventivas a adoptar.

Ningún jugador vive en las once ciudades del norte del país en las que se ha establecido un cordón sanitario para evitar la propagación del nuevo coronavirus, que ya afecta a más de 200 personas y que ha provocado seis muertos en el país.

Según medios italianos, los jugadores del Barcelona, que viajaron este lunes por la tarde a Nápoles para disputar la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones el martes, fueron sometidos a un control de temperatura a su llegada al aeropuerto napolitano, como todos los viajeros que llegan desde el extranjero.

En las divisiones inferiores del 'calcio', los aplazamientos son también inevitables y 35 partidos de la Serie C (tercera categoría) que debían haberse disputado entre el miércoles y el lunes se han pospuesto a fechar ulteriores.

Este lunes también, la federación de rugby anunció el aplazamiento de todos los partidos del campeonato previstos para el próximo fin de semana.

- ¿Milán-San Remo en riesgo? -

Dos partidos del Pro14 de rugby, competición de clubes en la que participan equipos británicos, italianos y sudafricanos, también han sido aplazados.

La federación de voleibol tomó una decisión similar y ha aplazado todos los partidos de los diferentes campeonatos previstos hasta el 1 de marzo.

En básquetbol se espera una decisión para el partes sobre la disputa o no de los partidos de la Euroliga femenina programados en Venecia y Schio el miércoles.

La Federación Italiana de Esquí anunció por su parte la suspensión de las pruebas a nivel nacional, aunque por ahora se mantienen los eventos de la Copa del Mundo femenina previstos el fin de semana en la estación de La Thuile (Valle de Aosta).

Una primera reunión del Comité de Organización de los Juegos de 2026 de Milán-Cortina d'Ampezzo, que iba a celebrarse en la capital lombarda, finalmente ser realizará por videoconferencia.

En ciclismo, el director de RCS Sport Mauro Vegni, que organiza la mayor parte de las carreras italianas, mostró su inquietud por la disputa de la Milán-San Remo, una de las grandes clásicas de primavera, prevista para el 21 de marzo.

"Estamos muy preocupados porque la situación en Italia es realmente difícil. Nuestra primera preocupación se refiere a la Tirreno-Adriático y, sobre todo, a la Milán-San Remo prevista para dentro de menos de un mes y para la que no podemos tener un plan B", declaró al Corriere della Sera.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.