Saltar al contenido principal

Haití: dos muertos en enfrentamientos entre militares y policías insurrectos

Manifestantes y policías se refugian detrás de un vehículo blindado de la policía durante un tiroteo en Champ de Mars, Puerto Príncipe, Haití, 23 de febrero de 2020.
Manifestantes y policías se refugian detrás de un vehículo blindado de la policía durante un tiroteo en Champ de Mars, Puerto Príncipe, Haití, 23 de febrero de 2020. © Andres Martinez Casares / Reuters

El primer día del carnaval nacional en el país caribeño terminó en violentos choques entre militares y un grupo de policías descontentos por sus condiciones salariales.

Anuncios

Era un día de fiesta nacional en el empobrecido país caribeño, pero terminó en graves choques en Puerto Príncipe, la capital de un país que vive una profunda crisis  social, política y económica.

Los choques esta vez tuvieron el agravante de enfrentar a dos sectores de la fuerza pública: miembros del reconstituido ejército del presidente Jovenel Moise y oficiales fuera de servicio de la Policía Nacional que demandan mejoras en sus condiciones laborales y salariales.
 

 

El gobierno de Haití emitió un comunicado condenando la violencia y señalando lo sucedido como un ataque contra libertad y la democracia. Dijo además que se “vivió una situación de guerra” con disparos de armamento pesado entre parte y parte en Champ de Mars, la plaza ubicada frente al Palacio Presidencial donde estaban previstos los desfiles. El incidente además se presentó en el llamado "dimanches gras", el primer día del carnaval haitiano.

 

Una mujer observa cómo el Programa Mundial de Alimentos distribuye dinero en Bainet, Haití, el 28 de enero de 2020. Fotografía tomada el 28 de enero de 2020.
Una mujer observa cómo el Programa Mundial de Alimentos distribuye dinero en Bainet, Haití, el 28 de enero de 2020. Fotografía tomada el 28 de enero de 2020. © Valerie Baeriswyl / Reuters


 “No hay suficiente dinero para la policía, pero sí para el carnaval”.

Los enfrentamientos son la punta del Iceberg de un malestar social que parece hacerse cada vez más profundo en la isla. Este llegó a tal punto que incluso llevó a la Policía a sumarse a las protestas. Ese órgano de la fuerza pública exige el derecho a formar un sindicato y mejores condiciones.

El presidente haitiano había anunciado la creación de un fondo de ayuda para los policías que cayeran en medio del cumplimiento de su servicio, préstamos hipotecarios a tasas bajas y otras medidas que no fueron aceptadas.

Sin embargo, la correlación de fuerzas entre los dos cuerpos es asimétrica. El ejército creado en 2017 por el actual presidente está compuesto por unos 500 hombres, mientras que la policía, que ha recibido varios entrenamientos por parte de la Misión de las Naciones Unidas entre 2004 y 2019, tiene unos 15.000 efectivos.


En medio de esa tensión, el carnaval fue cancelado. Un manifestante citado por Reuters gritaba: “no hay suficiente dinero para la policía, pero sí para el carnaval”.

El mandatario haitiano gobierna por decreto desde enero, luego que las elecciones no pudieran ser realizadas. Eso se suma a una situación de desgobierno, empeorada por el fin del mandato de la Cámara Baja y del Senado.

En la nación más pobre del continente, se estima que uno de cada tres haitianos necesita asistencia alimentaria urgente. La isla caribeña está en el puesto 111 entre 117 países en el índice Global de Hambre, junto a países del África subsahariana.

Con Reuters y AP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.