Saltar al contenido principal

Murió Katherine Johnson, la matemática y heroína que inspiró 'Talentos ocultos'

Katherine Johnson recibió el 24 de noviembre de 2015 de manos de Barack Obama la medalla presidencial de la libertad.
Katherine Johnson recibió el 24 de noviembre de 2015 de manos de Barack Obama la medalla presidencial de la libertad. © Nicholas Kamm / AFP

Impulsora del programa de conquista espacial de la Nasa en los años 1950, Katherine Johnson murió este 24 de febrero a sus 101 años. La historia de la matemática afroamericana inspiró un libro y la película 'Talentos ocultos'.

Anuncios

La científica Katherine Johnson, famosa por la película 'Talentos ocultos', falleció este lunes 24 de febrero a la edad de 101 años.

A través de un comunicado, la Nasa anunció su muerte. "La Nasa se encuentra muy triste por la pérdida de una de nuestras pioneras", se lee en el texto. "La señora Johnson permitió ayudar a nuestra nación a expandir las fronteras del espacio y también abrir las puertas a las mujeres y a las personas negras en esa búsqueda universal para explorar el espacio. Sus esfuerzos y sus competencias permitieron enviar seres vivos a la Luna", resaltó la agencia. 

Esta matemática es particularmente reconocida por su trabajo en la misión Apollo 11 pues se convirtió en un emblema tanto para las mujeres como para los afroamericanos para quienes el acceso a ese mundo era restringido.

Junto a otras mujeres científicas afroamericanas, como Dorothy Vaughan y Mary Jackson, tuvo un papel crucial en la búsqueda aeroespacial americana, entre los años 1940 y 1960.

Durante su carrera de para la agencia espacial, Katherine Johnson desarrolló ecuaciones cruciales, permitiendo a Estados Unidos enviar astronautas a la órbita y la Luna, fórmulas que todavía son utilizadas en la ciencia aeroespacial contemporánea. La experta ayudó a calcular las trayectorias del Apollo 11, la histórica misión que hizo de Neil Armstrong el primer hombre a caminar sobre la Luna en 1969.

Decenas de afroamericanos trabajaban entonces como matemáticos y físicos para el programa espacial, siendo antes víctimas de las leyes segregacionistas, las cuales les obligaban a utilizar baños separados de los de blancos, o no comer en los mismos restaurantes o también asistir a otras escuelas. Fue solo en 1958 que el equipo de Katherine Johnson fue integrada a otras divisiones de la Nasa para ser parte del primer programa de vuelo espacial tripulado de EE.UU.

Esta historia inspiro la autora Margot Lee Shetterly para su libro 'Talentos ocultos', adaptado al cine en 2016 por Theodore Melfi.

¿Un reconocimiento tardío?

Después de recibir la medalla presidencial de la libertad en el 2015 de manos del entonces presidente Barack Obama, Katherine Johnson también fue recompensada en 2017 por la Nasa.

La agencia espacial para la cual la científica trabajó desde 1953 había decidido bautizar con el nombre de Johnson a su nuevo centro de búsqueda.

"¿Quieren mi opinión sincera? Pienso que están locos", reaccionó con humor en esta ocasión Katherine Johnson, enterándose de la decisión de la Nasa. David Bowles, el director del centro de búsqueda de Langley, explicó en un comunicado de prensa que "no podía imaginarse un mejor homenaje para la señora Johnson, su personaje y sus cumplimientos, que dando al centro su nombre".

Este artículo fue adaptado de su original en francés

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.