Saltar al contenido principal

Renault se constituye en parte civil en investigación por abusos de bienes sociales de Ghosn

Anuncios

París (AFP)

El fabricante de automóviles francés Renault anunció el lunes que se constituye en parte civil en la investigación judicial en Francia por abuso de bienes sociales contra su expresidente Carlos Ghosn.

El ex presidente de la alianza Renault-Nissan, que protagonizó una espectacular huida en diciembre de Japón donde iba a ser juzgado por abuso de confianza y malversación de fondos, está acusado en Francia de organizar dos fiestas privadas en el Palacio de Versalles, a cambio de un acuerdo de mecenazgo firmado por el fabricante y el establecimiento que gestiona el castillo.

"La sociedad Renault SAS se constituyó en parte civil para defender sus derechos" y "se reserva (...) la posibilidad de reclamar daños y perjuicios en función del resultado de las investigaciones en curso", declaró el grupo en un comunicado.

La investigación es por "abuso de bienes sociales, abuso de confianza agravada, falso y utilización, blanqueo agravado de abusos de bienes sociales" entre 2009 y 2020, anunció el jueves la fiscalía.

La justicia sospecha que una primera fiesta en Versalles, organizada el 9 de marzo de 2014, tuvo lugar por el 60 cumpleaños de Ghosn y no para celebrar los quince años de alianza Renault-Nissan.

La fastuosa fiesta, con músicos, figurantes vestidos con trajes de época y fuegos artificiales, costó unos 530.000 euros y 94 de los 154 invitados a este banquete eran allegados del empresario (hijos, hermanos, primos, amigos)

La otra velada que está en el punto de mira de la justicia, se realizó en el Gran Trianón, en el parque del palacio, en 2016, para su boda con Carole Ghosn, que habría costado unos 50.000 euros.

Otra investigación judicial en curso, en París, se centra en el "abuso de bienes sociales" y "corrupción pasiva" por los contratos firmados, por RNBV, la filial holandesa de Nissan y Renault, cuando Carlos Ghosn era el presidente.

arlos Ghosn está acusado de cuatro cargos en Japón, en particular abuso de confianza y desvío de fondos. Hace unos días, Nissan anunció una demanda ante un tribunal civil en Japón para reclamar 83,4 millones de euros de daños y perjuicios a su antiguo patrón que denunció él mismo al fabricante nipón por ruptura abusiva de contrato.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.