Saltar al contenido principal

El dengue se ensaña con los niños en Bolivia

Milka Cáceres, pediatra a cargo de Emergencias del Hospital del Niño en Santa Cruz, Bolivia.
Milka Cáceres, pediatra a cargo de Emergencias del Hospital del Niño en Santa Cruz, Bolivia. © Javier Aliaga / France 24

El dengue, que golpea con una epidemia a Suramérica y es transmitido por el vector Aedes Aegypti, ha causado la muerte de veinte personas en Bolivia, la mayoría niños de la próspera región de Santa Cruz. La crisis se afronta con problemas estructurales como falta de presupuesto, médicos y hospitales.

Anuncios

Las autoridades están preocupadas por la agresividad con la que el dengue ha irrumpido este año en Bolivia, hasta convertirse en la peor epidemia de la enfermedad en 30 años al haberse reportado casi 30.000 casos sospechosos, una quinta parte de ellos confirmados por los análisis de laboratorio.

Es la primera vez en cinco años que el dengue está provocando muertes en Santa Cruz y es probable que, debido a la temporada de lluvias prevista hasta abril, la cifra de infecciones llegue a 60.000, según advierten con preocupación los funcionarios cruceños del área de salud.

Los casos están provocando el colapso de los centros médicos de la ciudad de Santa Cruz, capital del departamento del mismo nombre, como en el caso del Hospital del Niño, que es el único centro especializado en pediatría de todo el oriente del país y donde los médicos se ven rebasados a diario por la crisis, según constató France 24 en una visita al lugar.

Cada día, según relataron los médicos, llegan a ese centro más de un centenar de niños con fiebre para hacer consultas relacionadas con el dengue y son atendidos solo por dos pediatras con turnos de doce horas continuas.

Los médicos del Hospital del Niño, en Santa Cruz, no dan abasto ante la llegada cada día de decenas de menores con síntomas por dengue.
Los médicos del Hospital del Niño, en Santa Cruz, no dan abasto ante la llegada cada día de decenas de menores con síntomas por dengue. © Javier Aliaga / France 24

La sala de observaciones se ha convertido en un espacio de internación y los médicos han habilitado varias camillas a modo de camas y deben compartir los equipos de control entre los pequeños pacientes.

El hospital solo tiene 72 camas, pero debería contar con 400 dada la responsabilidad que tiene para atender a toda la población del oriente de Bolivia.

Un niño de ocho años es la víctima número 20 del dengue

El pasado jueves 20 de febrero, los médicos de la sala de emergencias estaban afectados por la muerte del niño Jhamil Berrios que tuvo complicaciones de encefalitis provocadas por el dengue, tras haber estado 13 días internado en ese centro médico, al que llegó un día después de haber cumplido 8 años.

El padre de Jhamil, Rolando Berrios, recogió el cadáver de su hijo agradeciendo que los médicos hayan hecho todo lo posible por salvar a su pequeño, pero al mismo tiempo pidió que las autoridades regionales atiendan con urgencia las demandas de los galenos para afrontar la crisis sanitaria.

"Hay muchos niños que solamente necesitan nuestra ayuda. Ven como mi hijo se ha ido porque hace falta mucha ayuda, mucha ayuda. Yo quiero pedirle al gobernador, decirle, que también él debía ocuparse en hacer fumigar (los focos de infección del mosquito) antes y no a última hora", dice Berrios, quebrado por el fallecimiento de su hijo horas antes.

En ese momento, la pediatra a cargo de Emergencias del Hospital del Niño, Milka Cáceres, dispuso de unos minutos para despedir al señor Berrios en medio del trabajo intenso para atender a otros niños con complicaciones graves, mientras también se angustiaba para explicar a un colega por teléfono que no tenía espacio para recibir a más pacientes.

"Lamentablemente el dengue, sobre todo en nuestros niños, ha complicado muchas partes de sus órganos. Algunos han hecho encefalitis por dengue, neumonía, derrames, han colapsado los pulmoncitos, otros han hecho colestasis hepática, hepatitis por dengue", explica la pediatra.

Su colega, la anestesista Melina Suárez, resalta que clínicamente en el centro médico han fallecido un total de 12 pacientes por casos dengue, si bien resta una confirmación de laboratorio que se retrasa por falta de reactivos químicos.

Antes de la epidemia, el hospital ya afrontaba problemas por salas cerradas, camas inhabilitadas por falta de personal y de infraestructura.

"Nuestro hospital tiene 72 años, se nos está cayendo a pedazos, hace dos días hemos tenido un incendio. Estamos pidiendo que a mediano plazo se vea la necesidad de construir un nuevo hospital", expone Suárez.

Gobierno reconoce debilidades pero anuncian soluciones

El director departamental de Salud, Oscar Urenda, en cuya familia también se registraron casos de dengue, reconoció que la región afronta debilidades económicas estructurales por el abandono en salud de parte de anteriores gobiernos centrales, pero asegura que regionalmente se ha trabajado para mejorar los servicios respecto al pasado.

"Se va ir solucionando. El Gobierno nacional nos ha enviado 170 contratos para este tema de la epidemia, con los que hemos habilitado 100 camas solamente para atender enfermos con dengue y en las próximas semanas estaríamos distribuyendo en los hospitales de alta complejidad, los cinco hospitales de tercer nivel, 300 personas más", anuncia la autoridad de Salud a este medio.

El departamento de Santa Cruz es el motor económico de Bolivia y tiene una población de 3,3 millones de habitantes, pero siempre ha criticado que los gobiernos centrales limiten los recursos que necesita y no se le otorgue una autonomía para gestionar sus propios ingresos con el cobro de impuestos.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, es el líder de la fuerza política a la que pertenece la presidenta transitoria Jeanine Áñez, que buscará la jefatura de Estado en los comicios del próximo 3 de mayo.

Todos los candidatos han puesto a la salud como uno de los ejes centrales de sus propuestas ofreciendo más presupuesto, médicos y hospitales para sacar al sistema de salud pública de la terapia intensiva en que se encuentra.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.