Saltar al contenido principal

En Nayaf, Irak, sin escuelas ni peregrinación a causa del coronavirus

Anuncios

Nayaf (Irak) (AFP)

Mausoleo y escuelas cerrados, las calles desiertas; en Nayaf, las raras concentraciones tienen lugar cerca de las farmacias tomadas por asalto por iraquíes en estado de pánico en esta ciudad sagrada chiita, muy frecuentada por peregrinos procedentes de Irán, primer foco de coronavirus en Oriente Medio.

El lunes, las autoridades anunciaron el primer caso de contaminación en Irak: un estudiante de religión en Nayaf, ciudadano iraní que acababa de regresar de unas vacaciones junto a su familia.

Tras esta noticia, la ciudad sagrada, ubicada a uno 200 km al sur de Bagdad, se ha ido cerrando gradualmente. Comenzando por el mausoleo del Imán Ali, yerno del profeta Mahoma y figura fundadora del Islam chiita, frecuentado todos los años por millones de chiitas provenientes sobre todo del propio Irak e Irán, para besar, acariciar con sus manos puertas, piedras y ejemplares del Corán diseminados por este enorme lugar de culto.

Las autoridades religiosas de la ciudad cerraron el edificio a partir del lunes de tarde, permitiendo a los peregrinos acceder solamente a la explanada al aire libre que lo rodea.

Este martes de mañana, también los escolares y estudiantes tuvieron que quedarse en casa. "Las 1.028 escuelas de la provincia de Nayaf fueron cerradas a causa de la detección de un primer caso de coronavirus en la ciudad", indicó el portavoz de la dirección provincial de Educación. Y, esto "durante 10 días", señaló por su parte en un comunicado el ministerio de Salud.

Las operaciones de desinfección de escuelas ya comenzaron, afirmó la Dirección de Salud. Y, "13 estudiantes de religión, que frecuentaron al primer enfermo declarado en Irak, están siendo sometidos a exámenes médicos", dijo a la AFP el gobernador de Nayaf, Luai al Yaseri.

El ministerio recomendó además a todos los iraquíes --mayoritariamente chiitas, muchos de los cuales peregrinan regularmente a Najaf o visitan las tumbas del cementerio más grande del mundo, donde reposan la mayoría de los chiitas del país-- evitar Nayaf, "salvo en casos de fuerza mayor".

En Nayaf, la vida parece haberse detenido, indicó un periodista de la AFP. Los pocos habitantes que corrieron el riesgo de salir de sus casas se dirigieron a las farmacias buscando máscaras y desinfectantes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.