Saltar al contenido principal

Protestas en India contra la Ley de Ciudadanía dejan 10 muertos y 150 heridos

Choques violentos entre grupos rivales por la Ley de Ciudadanía en Nueva Delhi, el 24 de febrero de 2020.
Choques violentos entre grupos rivales por la Ley de Ciudadanía en Nueva Delhi, el 24 de febrero de 2020. © Reuters

La violencia se desató el fin de semana entre los opositores de la controvertida Ley de Ciudadanía y las fuerzas de seguridad horas antes de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegara a Nueva Delhi en su primer viaje oficial a India. La jornada es la peor desde que se aprobó la Ley el año pasado.

Anuncios

Los últimos enfrentamientos en la zona de Maujpur, al noreste de Nueva Delhi, son los más violentos desde que iniciaron las protestas contra la Ley de Enmienda de Ciudadanía (CAA) el pasado 11 de diciembre de 2019 y que dejaron, para ese entonces, más de 20 muertos en todo el país.

La Policía de la capital confirmó este 25 de febrero que en total murieron 10 personas y 150 quedaron heridas en una jornada violenta que eclipsó la primera visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a India.

Según el jefe adjunto de la Policía de Delhi, Alok Kumar, "la situación fue tensa, fue volátil (porque) hubo concentraciones en diferentes lugares. La Policía tuvo que actuar continuamente y se tomaron también acciones legales".

Estos enfrentamientos empujaron al cierre de escuelas y de al menos cinco estaciones de metro en la capital.

Simpatizantes de la ley de ciudadanía empujan las barricadas policiales durante un enfrentamiento con los opositores a la ley en Nueva Delhi, 24 de febrero de 2020
Simpatizantes de la ley de ciudadanía empujan las barricadas policiales durante un enfrentamiento con los opositores a la ley en Nueva Delhi, 24 de febrero de 2020 © Danish Siddiqui / Reuters

Un funcionario del departamento de bomberos dijo a Reuters que su equipo respondía este martes a más de una docena de llamadas relacionadas con incidentes de incendios, mientras nuevas concentraciones y protestas estallaban en Delhi.

"Hemos buscado protección policial ya que nuestros vehículos no pueden ingresar a las áreas afectadas. La situación es muy compleja", dijo el director del Departamento de Bomberos de Delhi, Atul Garg.

Y aunque las autoridades impusieron una medida de emergencia para prohibir concentraciones en las zonas afectadas por la violencia, los enfrentamientos no han disminuido, por lo que la Policía confirmó que fueron desplegados unos 3.500 policías y militares en Delhi, según dijo Kumar a Reuters. 

La ley aprobada, en el centro de la controversia por "antimusulmana"

La anterior Ley de Ciudadanía india fue promulgada hace 65 años, en 1955, y era estricta con el control migratorio. Fijaba que todo aquel migrante indocumentado que entrara al país sería automáticamente detenido y deportado. Esto cambia con la nueva ley aprobada en 2019 por el Parlamento indio para determinados ciudadanos -que hayan entrado a India antes del 31 de diciembre de 2014- pertenecientes a minorías religiosas, perseguidos en sus países de origen, pero que no sean musulmanes.

La propuesta del primer ministro Narendra Modi es que esta nueva ley facilite la nacionalización de todas aquellas minorías religiosas residentes en Pakistán, Bangladesh y Afganistán, países de mayoría musulmana.

Hasta el proceso de independencia, en 1947, Pakistán, India y Bangladesh eran un mismo país y durante los años posteriores a su independencia, miles de personas se vieron forzadas a emigrar por el hecho de profesar el islam como religión.

La norma, tachada por sus detractores como una ley "antimusulmana", es la última de una serie de medidas impulsadas por el Gobierno de Modi, un nacionalista hindú.

Modi, que ganó holgadamente las elecciones en mayo de 2019, ha elaborado desde entonces una agenda política enfocada en el nacionalismo hindú y muy centrada en la marginación de la minoría musulmana presente en el país. Esto ha dado lugar a acusaciones de que Modi y su partido, el Partido Popular Indio (BJP), están debilitando las tradiciones seculares de la India.

El BJP niega cualquier prejuicio contra la minoría musulmana de más de 180 millones de habitantes en India, y ha dicho que la nueva legislación tiene como objetivo ayudar a los hindúes, sij, budistas, jain, parsi y cristianos que han sufrido persecución en Pakistán, Bangladesh y Afganistán. Esos grupos minoritarios, que durante años han estado sin derechos reconocidos en India, tendrán ahora una vía automática para conseguir la nacionalidad india.

Pero para los musulmanes, que suponen el 14% de la población de India y representan la tercera mayor población musulmana del mundo, esta ley supone una abierta discriminación y llega después de que el Gobierno Indio decidiera retirar el estatuto de autonomía a la Cachemira india, la región de mayoría musulmana cuyo control se disputa con el vecino Pakistán.

La visita de Trump a India en medio de la ola violenta de protestas 

La jornada de protestas se produjo horas antes de la llegada a la capital del presidente estadounidense, Donald Trump, que fue recibido ese mismo día en Ahmedabad, en el estado occidental de Gujarat, por el primer ministro indio, Narendra Modi.

Las claves de la negociación entre Estados Unidos e India

Modi, deseoso de limar asperezas con Trump a cuenta de la escalada arancelaria del último año, brindó al líder de la primera potencia mundial una gran bienvenida en un estadio con más de 100.000 personas. "Las relaciones con la India nunca han sido mejores", dijo el presidente estadounidense en una conferencia de prensa en la mañana del martes, sin referirse a las manifestaciones.

Ambos mandatarios se encuentran reunidos este martes en Nueva Delhi, donde han firmado varios acuerdos de cooperación y avanzado en la venta de helicópteros y equipamiento militar estadounidense a la India por valor de unos 3.000 millones de dólares.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.