Siria: los desplazados internos se manifiestan en contra de la ofensiva de Bashar al-Assad

Centenares de desplazados se concentraron en la frontera con Turquía para protestar contra el Gobierno de Bashar Al-Assad, en Azaz, Siria, el 25 de febrero de 2020.
Centenares de desplazados se concentraron en la frontera con Turquía para protestar contra el Gobierno de Bashar Al-Assad, en Azaz, Siria, el 25 de febrero de 2020. © Khalil Ashawi / Reuters

Este martes, centenares de desplazados sirios se concentraron para protestar contra el Gobierno de Bashar al-Assad. El mismo día, bombardeos de las fuerzas de Damasco acabaron con la vida de al menos 20 civiles, entre los que se encontraban niños y maestros. La Cruz Roja pidió un corredor humanitario para los más de 900.000 desplazados que, desde diciembre, han sido forzados a dejar sus casas, en la peor crisis que vive Siria desde que comenzó la guerra en 2011. 

Anuncios

Los sirios viven con hartazgo una guerra civil que parece no tener fin. Un descontento que, este martes 25 de febrero, mostraron centenares de desplazados, cerca de la frontera de Ben Al-Salam con Turquía. Durante la concentración, los manifestantes ondeaban la bandera rebelde, lucían pancartas con mensajes reivindicativos y gritaban proclamas contra el presidente Bashar al-Assad.

"Hoy, en nuestra protesta, estamos reunidos para decirle a todo el mundo, que aunque solo quede un palmo de tierra siria, seguiremos diciendo: 'Abajo, Bashar al-Assad, abajo la criminalidad rusa, abajo la criminalidad iraní", expresó la activista Maysaa Mahmoud en declaraciones para Reuters

Estas protestas llegaron el mismo día que, según el Observatorio sirio de Derechos Humanos, murieron una veintena de civiles después de los bombardeos del Ejército sirio, en diferentes puntos de la provincia de Idlib. Se trata del último bastión bajo control de los rebeles del Organismo de Liberación del Levante, alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda y que recibe el apoyo de Turquía. Entre los asesinados figuran tres maestros y diversos niños. 
 

Un niño sirio, desplazado interno, juega con una oveja en Azaz, Siria, el 25 de febrero de 2020.
Un niño sirio, desplazado interno, juega con una oveja en Azaz, Siria, el 25 de febrero de 2020. © Khalil AshawI / Reuters


La Cruz Roja sigue pidiendo un corredor humanitario para los desplazados

También el martes, la Cruz Roja ofreció una rueda de prensa en la que volvió a pedir un corredor humanitario para los refugiados sirios que tratan de escapar de los bombardeos. La organización recordó a las partes implicadas que los hospitales, mercados y escuelas están protegidos por la ley, después de los últimos ataques del Gobierno sirio. 

"Instamos a las partes involucradas a que permitan a los civiles moverse hacia territorios seguros ya sea dentro de las áreas que controlan o en la línea del frente, salvaguardando sus vidas, dignidad, salud y bienestar", dijo la portavoz de Cruz Roja, Ruth Hetherington, en rueda de prensa. 

Según datos de las Naciones Unidas, desde diciembre ha habido al menos 900.000 desplazados internos. Se trata de la cifra más alta desde que empezó la guerra en 2011 entre el Gobierno de Bashar al-Ásad y diferentes grupos insurgentes. La guerra siria ya se ha cobrado 380.000 vidas, 115.000 de los cuales son civiles,

La situación se ha recrudecido desde que las fuerzas de Damasco, con la ayuda de Rusia, están avanzando en la recuperación de terrenos dominados por los rebeldes. Unos enfrentamientos que han implicado a Turquía y que suponen el fin del acuerdo adoptado en 2018 para establecer una zona desmilitarizada en torno a Idlib. 

Con Reuters y EFE
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24