Saltar al contenido principal

Siria: Decenas de soldados turcos muertos en Idlib en enfrentamientos con tropas de al-Assad

Dos combatientes sirios tratan de establecer un objetivo en donde apuntar su cañón de artillería. Cerca de Idlib, 27 de febrero de 2020.
Dos combatientes sirios tratan de establecer un objetivo en donde apuntar su cañón de artillería. Cerca de Idlib, 27 de febrero de 2020. © Umit Bektas / Reuters

La ofensiva que inició el Gobierno de Bashar al-Assad y la contraofensiva del ejército de Turquía que apoya a las facciones rebeldes y las milicias yihadistas están aumentando los combates en la zona y el número de muertos en las últimas horas. La tensión es muy alta debido a que, este jueves, fallecieron más de una treintena de soldados turcos en el noroeste de Siria.

Anuncios

La situación en los combates de la provincia de Idlib, al noroeste de Siria, se recrudece, debido al aumento de los ataques aéreos y por tierra entre las tropas del Gobierno sirio de Bashar al-Assad y los rebeldes sirios, que cuentan con el apoyo de Turquía. Idlib es el último gran bastión de la oposición de al- Assad, y la ofensiva emprendida por el gobernante está generando una crisis humanitaria que deja casi un millón de refugiados.

La estrategia de al-Assad es bombardear puntos estratégicos donde se sitúan tropas turcas. Este jueves 27 de febrero, los ataques aéreos se intensificaron y el número de soldados turcos fallecidos se cuenta por decenas, aunque sin concretar una cifra exacta. Autoridades turcas recocieron la muerte de 22 de ellos tras un ataque aéreo, aunque el Observatorio Sirio de Derechos Humanos eleva esa cifra hasta los 34.

Las tropas leales al Gobierno sirio conquistaron durante los últimos días, gracias a su ofensiva, varias localidades de alta importancia en la bolsa rebelde de Idlib. Pero en una contraofensiva rebelde y turca durante el 27 de febrero hizo que al-Assad perdiese la ciudad de Saraqeb, clave para controlar las autopistas M4, que lleva a Turquía y hace que los rebeldes consigan suministros, y la M5, que conecta Alepo con Homs y Damasco.

Es en esta localización es donde se produjeron los bombardeos más fuertes. Los hospitales de la región turca de Halay, fronteriza con el estado sirio, aseguran que cada día reciben decenas de soldados de su país gravemente heridos. Esta situación límite entre los dos países ha hecho que el Gobierno turco haya decidido reunirse con carácter de emergencia.

Desde hace días, se están produciendo conversaciones entre Rusia, principal valedor del Gobierno de al-Assad y Turquía para que los combates cesen, pero no se ha llegado a ningún acuerdo.

La crisis humanitaria deja casi un millón de refugiados

Cientos de miles de personas se han visto afectadas por las acciones de combate de las últimas semanas. La mayoría de ellas huyeron hacia la frontera turca y se confinan en campos de concentración en condiciones muy extremas con el único objetivo de alcanzar Europa.

Un desplazado sirio es empujado en una silla de ruedas a lo largo de las carpas en un campo de refugiados ubicado en Idlib, Siria, el 27 de febrero de 2020.
Un desplazado sirio es empujado en una silla de ruedas a lo largo de las carpas en un campo de refugiados ubicado en Idlib, Siria, el 27 de febrero de 2020. © Umit Bektas / Reuters

El invierno en la zona está siendo especialmente duro y muchas de estas personas se mueven y viven a la intemperie con temperaturas bajo cero y días constantes de nevadas. A esta situación, se suman las constantes muertes debido a los bombardeos que el Ejército sirio está perpetrando.

Ante la situación, Turquía confirmó que ya no impedirá el discurrir hacia Europa a estas personas. Esto va en contra de lo acordado por el país liderado por Recep Tayyip Erdopgan con la Unión Europea para evitar la llegada masiva de personas.

Con EFE y Reuters 
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.