Saltar al contenido principal
El Debate

Inicia la era de Luis Lacalle Pou como presidente de Uruguay

© France 24

El 1 de marzo, Luis Lacalle Pou asumirá como nuevo presidente de la República Oriental de Uruguay. Sobre él existe una gran expectativa porque su llegada al poder marca una ruptura de 15 años del Frente Amplio. Este abogado de 48 años asume un país polarizado y con una economía que no atraviesa su mejor momento, luego aprovechar el auge de las materias primas. En este debate analizamos los principales retos del nuevo gobierno y el papel que jugará el nuevo mandatario en el Mercosur.

Anuncios

En Uruguay, para los integrantes del Frente Amplio, el ascenso al poder de Luis Lacalle Pou es visto como una transición.

"La alternancia es lo que asegura la democracia (...) Dentro de todo el caos que se ha vivido en América Latina, Uruguay es el caso positivo", resalta Manuel Alcántara Sáez, catedrático de la Universidad de Salamanca en España. 

Para los integrantes del Frente Amplio, partido que el 1 de marzo dejará el poder, los 15 años de gobierno sirvieron para lograr una "economía saneada y una mayor inserción de Uruguay en el plano internacional". Asimismo, destaca que la nueva Administración fue electa por el soberano, lo cual marca el arraigo que tiene la nación a los valores democráticos. 

Imagen sin fecha que muestra al entonces candidato a la presidencia de Uruguay, Luis Lacalle Pou por Partido Nacional durante un acto de campaña.
Imagen sin fecha que muestra al entonces candidato a la presidencia de Uruguay, Luis Lacalle Pou por Partido Nacional durante un acto de campaña. Cortesía @LuisLacallePou

"Estamos preparándonos para lo que será un proceso de transición que se espera complejo puesto que todavía no están todas las piezas jugando (…) Como parte de la oposición debemos hacer una oposición responsable", dice Sandra Lazo, senadora por el Partido Frente Amplio en Uruguay. 

Las nuevas relaciones internacionales de Uruguay 

El nuevo presidente uruguayo asumió una posición crítica respecto a los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Cuba, países que no fueron invitados a la toma de posesión, aunque si podrán estar presentes los diplomáticos acreditados. Esto ha dado señales de lo que podría ser la política internacional del nuevo jefe de Estado. 

"Él lo decidió personalmente y creo que es coherente con la historia (…) El Partido Nacional en el pasado apoyó la revolución Sandinista, cuando el partido comunista no la apoyaba. Respaldamos la revolución cubana contra la dictadura de Batista (…) Si rechazamos las dictaduras del siglo pasado, con la misma valentía decimos hoy que rechazamos las dictaduras de este siglo", señala Sergio Botana, senador del Partido Nacional. 

Por otro lado, David Roll Vélez, profesor de la Universidad Nacional de Colombia, califica la decisión tomada por Lacalle Pou como "audaz" y alega que "por años Uruguay había tenido que reservarse comentarios y cuidar con quién se relacionaba". 

"Es como decir 'somos un país pequeño, estamos entre grandes casi imperios, pero tenemos autonomía' para decir 'no estamos de acuerdo con eso', cosa que otros países de América Latina no se han atrevido a hacer", apunta el catedrático.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.