Saltar al contenido principal

El museo del Louvre de París cerró para evitar más contagios por coronavirus

La gente hace fila en el Museo del Louvre cuando el personal cerró el museo durante una reunión de personal sobre el brote de coronavirus, en París, Francia, el 1 de marzo de 2020.
La gente hace fila en el Museo del Louvre cuando el personal cerró el museo durante una reunión de personal sobre el brote de coronavirus, en París, Francia, el 1 de marzo de 2020. © Gonzalo Fuentes / Reuters

El número de casos de Covid-19 superó los 100 y dos personas murieron, por lo que las autoridades decidieron cerrar este centro artístico, que es visitado por miles de personas de todo el mundo cada día.

Anuncios

El famoso Louvre cierra sus puertas, por ahora. "Estamos muy preocupados porque tenemos visitantes de todas partes", dijo Andre Sacristin, un empleado del museo y representante sindical de sus empleados. "El riesgo es muy, muy, muy grande", aseguró en una entrevista telefónica. Si bien no hay infecciones de virus conocidas entre los 2.300 trabajadores del museo, "es solo una cuestión de tiempo".

Otro de los factores que preocupan al personal del Louvre es que trabajadores del norte de Italia tiene que ir al museo a recoger una serie de obras de Leonardo Da Vinci, que fueron cedidas temporalmente al museo parisino.

Tras una reunión de la dirección del museo, se decidió no abrir el domingo 1 de marzo por la mañana para prevenir los contagios que este virus pudiera causar durante la apertura. Una reunión con la dirección del museo está programada para el lunes.

Sacristin, que participará en la reunión, dijo que los visitantes del museo deberían ser sometidos a controles de salud y que "si hay casos, entonces el museo debería cerrarse".

 


El museo más famoso de Francia es uno de los muchos lugares del país afectados por las medidas gubernamentales para tratar de frenar la propagación del coronavirus. El sábado, Francia prohibió todas las reuniones públicas en interiores de más de 5,000 personas. "Todas las reuniones de más de 5,000 personas en espacios confinados serán canceladas", dijo el ministro de Salud, Olivier Véran.

Lo mismo ocurre con los eventos "en un entorno abierto donde las personas pueden mezclarse con otras personas desde áreas donde posiblemente circula el virus".

Desde el Ejecutivo francés se ha recomendado a sus ciudadanos evitar dar besos a las personas durante los saludos, una forma de presentación es muy habitual en Francia y en otros países de Europa.

Estas medidas se decidieron el sábado durante una reunión excepcional del Consejo de Defensa, presidido por el presidente Emmanuel Macron. Son parte de la transición a la etapa 2 de la epidemia, en una escala que tiene su máximo en 3.

Pero estas medidas ya han suscitado las primeras críticas. La prohibición "afecta potencialmente a cientos de salas de conciertos en Francia con más de 5.000 asientos y, por lo tanto, miles de eventos culturales", advirtió el sindicato de trabajadores culturales francés Prodiss en un comunicado de prensa.

Al mismo tiempo, el Salón Agrícola de París, uno de los mayores eventos comerciales en Francia, finalizó el sábado por la noche 24 horas antes de lo previsto, después de que la asistencia ya había sido sustancialmente menor. Atrajo a unos 630,000 visitantes en 2019, pero este año solo hubo 480,221 a pesar de que duró un día menos.

Este artículo es una adaptación del canal en inglés de France 24.
 

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.