Saltar al contenido principal

El Covid-19 en las dos Coreas: entre el aislamiento del norte y los miles de casos del sur

Soldados surcoreanos con equipo de protección desinfectan la estación de ferrocarril de Daegu, Corea del Sur, 29 de febrero de 2020.
Soldados surcoreanos con equipo de protección desinfectan la estación de ferrocarril de Daegu, Corea del Sur, 29 de febrero de 2020. © Stringer vía Reuters

La península coreana sufre una gran crisis debido al efecto que está provocando el coronavirus en Corea del Norte y del Sur. El régimen de Pyongyang no tiene casos confirmados, pero el cierre de sus fronteras está generando graves problemas y hay 7.000 personas bajo observación, mientras que desde Seúl ya se confirmaron casi 4.000 casos.

Anuncios

Los efectos del coronavirus se hacen notar, cada vez con más fuerza, en la península de Corea. Corea del Sur es uno de los países donde el brote de Covid-19 está teniendo más propagación. Hasta el momento, son casi 4.000 los casos confirmados y en los últimos días los positivos suben por centenares. Este domingo 1 de marzo, el país asiático confirmó 586 nuevos contagiados.

Este virus afecta de forma más amplia a Asia, ya que la cepa inicial se localizó en la ciudad china de Wuhan, pero uno de los países de la región que no ha confirmado ningún caso todavía es Corea del Norte. Esta noticia, aparentemente positiva para el régimen de Pyongyang, entraña una realidad más peligrosa de aislamiento debido a la situación política del país.
 

No hay positivos, pero peligra el futuro del país

Corea del Norte tomó el brote de Coronavirus como una amenaza grave para su status quo desde los primeros momentos y decidió cerrar sus fronteras en enero para evitar contagios. Este plan de contención masivo supone que Pyongyang cerró la puerta a China, su principal fuente de ingresos debido al bloqueo internacional que sufre desde hace años.

La web especializada NKNews ha estimado que Corea del Norte recibió en 2019 una cifra récord de turistas chinos -en torno a unos 350.000, el 95 % del total-, lo que habría supuesto unos 175 millones de dólares para las arcas de este estado. Además, el 95% de los intercambios comerciales de este país con el extranjero son con China. Esta drástica medida hace que Corea del Norte esté prácticamente aislada desde hace un mes.

Una mujer desinfecta para prevenir nuevas infecciones por coronavirus en un supermercado en Pyongyang, Corea del Norte, en esta foto tomada el 28 de febrero de 2020.
Una mujer desinfecta para prevenir nuevas infecciones por coronavirus en un supermercado en Pyongyang, Corea del Norte, en esta foto tomada el 28 de febrero de 2020. © Stringer vía Reuters

Las inversiones en las obras infraestructurales de Corea del Norte también corren un serio peligro. Ahora mismo, existe una imposibilidad de que se mantengan contactos personales con coreanos del sur y chinos y esto afecta a los negocios que se puedan llegar a tomar. Por ejemplo, todos los norcoreanos que estén fuera de su país y quieran regresar al mismo, deben pasar por una cuarentena obligatoria.

Una apuesta arriesgada por parte del Gobierno de Kim Jong-Un que tiene un motivo principal: la precariedad del sistema sanitario norcoreano. Informes de entidades privadas u organismos de la ONU subrayan las deficiencias del sistema sanitario en Corea del Norte, donde, por ejemplo, UNICEF destaca un importante contraste entre los servicios que ofrece Pyongyang y los de las zonas rurales.

En estas zonas rurales, apunta un estudio de la fundación surcoreana de derechos humanos NKDB, las condiciones de higiene son muy malas en las instalaciones médicas, que en muchos casos pueden tener problemas con el suministro eléctrico o de agua.

Si el plan de Corea del Norte no funciona podría enfrentarse al doble dilema de tener cortado el flujo de su economía y albergar infectados dentro de sus fronteras. De momento, hay 7.000 personas bajo observación y ningún positivo, pero la opacidad que caracteriza al régimen no esclarece todo al cien por cien.

El diario estatal Rodong, el principal de Corea del Norte, publicó que este domingo 1 de marzo, 2.420 personas en la provincia de Pyongan del Sur (franja occidental) y 1.500 más en la provincia de Gangwon (costa suroriental) fueron puestas bajo vigilancia médica para prevenir un brote del virus.

Un autobús se desinfecta en medio de los temores sobre la propagación del nuevo coronavirus en Pyongyang, Corea del Norte, en esta foto tomada el 22 de febrero de 2020 y publicada por Kyodo el 23 de febrero de 2020.
Un autobús se desinfecta en medio de los temores sobre la propagación del nuevo coronavirus en Pyongyang, Corea del Norte, en esta foto tomada el 22 de febrero de 2020 y publicada por Kyodo el 23 de febrero de 2020. © Kyodo vía Reuters


Una secta en Daegu como foco en Corea del Sur

La ciudad de Daegu se ha convertido en la localidad con más casos del país debido a un foco muy grande concentrado en los feligreses de la secta cristiana Shincheonji. A principios de febrero, se realizaron misas multitudinarias durante varios días que provocaron el contagio primario de más de 1.000 feligreses, que posteriormente extenderían el virus.

Los expertos esperan que el número de casos confirmados siga en aumento en los próximos días, a medida que las autoridades sanitarias evalúen a los más de 210.000 miembros de Shincheonji, a los que hay que sumar unos 65.000 aprendices del grupo y las personas que pudieron estar en contacto con ellos.

Esta polémica secta afirma que está siendo “perseguida” por las autoridades, pero la realidad es que su fuerte hermetismo ha sido el causante de que el brote se haya extendido tanto y Corea del Sur haya tardado en detectarlo.

Soldados surcoreanos con equipo de protección desinfectan la estación de ferrocarril de Daegu, Corea del Sur, 29 de febrero de 2020.
Soldados surcoreanos con equipo de protección desinfectan la estación de ferrocarril de Daegu, Corea del Sur, 29 de febrero de 2020. © Stringer vía Reuters

El culto se centra en la personalidad de su fundador y presidente, Lee Man-hee, quien asegura que Jesucristo se apareció ante él como una "brillante figura celestial". En la página oficial del grupo, se presenta a Lee como el "Pastor Prometido" mencionado en la Biblia como la segunda venida del Mesías.

Corea del Sur está afrontando el reto con desinfecciones constantes y equipos de trabajo durante largos periodos en los hospitales. De momento, se registraron 18 muertes, la mayoría de personas de avanzada edad. Este asunto preocupa en el país, debido a la envejecida población que posee este estado y a la posibilidad de que eso aumente el número de fallecidos.

Este domingo, las autoridades hicieron pruebas a 33.360 personas y estas continuarán. De momento, 61.825 han dado ya negativo en los análisis.

France 24 con EFE y AP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.