Saltar al contenido principal

Uruguay: Lacalle Pou ya es presidente después de 15 años de gobierno de izquierdas

El centroderechista Lacalle Pou recibe la banda presidencial de su antecesor, el izquierdista, Tabaré Vázquez, en Montevideo, Uruguay, el 1 de marzo de 2020.
El centroderechista Lacalle Pou recibe la banda presidencial de su antecesor, el izquierdista, Tabaré Vázquez, en Montevideo, Uruguay, el 1 de marzo de 2020. © Pablo Porciuncula / AFP

Primero, la juramentación del cargo; después un discurso, reconociendo el legado del Frente Amplio y reivindicando los cambios que necesita el país. Fuera de la sede parlamentaria, un desfile entre sus seguidores que concluyó en la Plaza de la Independencia, donde Tabaré Vázquez, el presidente saliente de izquierdas, le entregó la banda presidencial, en un claro ambiente de estabilidad política. El presidente Lacalle Pou es el 42º presidente de la historia de Uruguay.

Anuncios

Uruguay ya tiene presidente. En una calurosa ceremonia en la Plaza de Independencia, el primer presidente de izquierdas de la historia de Uruguay, Tabaré Vázquez, del Frente Amplio, le entregó la banda presidencial al centroderechista, Luis Lacalle Pou, que acabó con 15 años de gobierno de la izquierda. 

Antes de la proclamación, el presidente entrante realizó un pasacalles junto a sus seguidores por Montevideo, la capital uruguaya, hasta encontrarse con Vázquez en el escenario preparado para la proclamación, donde los presidentes caminaron agarrados por el brazo, demostrando la estabilidad política que vive el país.

Lacalle Pou se convirtió en el 42º presidente de la historia de Uruguay con 120 delegaciones llegadas de todo el mundo. Por la mañana juramentó el cargo en el Parlamento, donde realizó un discurso de investidura en el que hizo referencia a los principales retos que enfrenta Uruguay en su mandato. 

La investidura terminó con la juramentación de los ministros, en una coalición de cinco partidos, que consiguió en segunda vuelta vencer al Frente Amplio por menos de 30.000 votos. El gabinete de Lacalle Pou estará formado por 13 ministros, once hombres y dos mujeres, que tendrá participación del Partido Nacional, el Partido Colorado, el Cabildo Abierto y el Partido Independiente, mientras que el Partido de la Gente no tendrá representación ministerial. 
 

Imagen cedida por Presidencia de Uruguay que muestra a Luis Lacalle Pou durante el discurso de investidura en Montevideo, Uruguay, el 1 de marzo de 2020.
Imagen cedida por Presidencia de Uruguay que muestra a Luis Lacalle Pou durante el discurso de investidura en Montevideo, Uruguay, el 1 de marzo de 2020. © David Puig / EFE

Estas fueron las claves del discurso de Lacalle Pou

Estabilidad política: "A lo largo de los últimos 35 años la Constitución ha tenido plena vigencia (...) Somos herederos de una larga historia y tenemos la responsabilidad de cuidarla y continuarla". 

Legado del gobierno saliente: "Nos negamos a que esta nueva etapa sea cambiar una mitad de la sociedad por otra (...) Por eso estamos aquí para continuar lo que se hizo bien, para corregir lo que se hizo mal, y sobre todo para hacer lo que no se supo o no se quiso hacer en estos años" 

Coyuntura económica: "Tenemos un compromiso ineludible con mejorar la calidad y el precio de los servicios públicos (...) Este gobierno tiene un compromiso de manejarse de manera austera (...) Impulsaremos una verdadera regla fiscal".

Inseguridad: "Nuestro país atraviesa por una crisis de seguridad humana (...) Estamos ante una emergencia (...) Mañana mismo convocaremos a todas las jerarquías policiales del país para darles instrucciones claras".

Educación: Lacalle Pou señaló que el país vive un retroceso en educación que le ha llevado de ser referente en América latina a estar a la cola: "Vamos a proponer un cambio en la gobernanza de la educación para hacerla más ágil y más efectiva", 

Medio Ambiente: "No podemos seguir mirando para otro lado mientras nuestro medio ambiente sigue deteriorándose (...) Urge tener un diagnóstico acabado de la calidad de nuestras aguas y actuar en consecuencia". 

Relaciones Exteriores: "Hay que fortalecer la región, el Mercosur, y al mismo tiempo lograr flexibilizar (...) No debe importar el signo político de cada uno de los miembros del Mercosur".

Principal objetivo: "Estamos convencidos que si al final del periodo los uruguayos son más libres habremos hecho bien las cosas". 

Lacalle Pou llega a la presidencia con un paquete de reformas

El presidente entrante ha insistido en que quiere hacer más eficiente la ejecución del gasto público y ser más austero. A finales de enero, Lacalle Pou presentó la que ha denominado una “ley de urgente consideración”. El documento se enfoca en reformas de seguridad, educación, economía, empresas públicas y eficiencia del Estado. 

Pero ya hay rechazo. El sindicato de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP) ha dicho que iniciará una “batalla social” contra la “ley urgente” de Lacalle Pou. El presidente entrante ha insistido en su intención de acabar con el monopolio de la compañía estatal para incentivar la competencia y bajar los precios. Pero para el sindicato se trata de un esfuerzo por debilitar al sector público. “Ante un nuevo intento de desmonopolización de los combustibles, piedra fundamental de la privatización o desaparición de ANCAP, la Federación Ancap dará lucha”, sentenció el sindicato en un comunicado.

Entre las urgencias del mandatario estará también encontrar una respuesta al déficit fiscal y buscar mecanismos para reducir el gasto en vez de subir impuestos. 

La seguridad, otra prioridad para Lacalle Pou

Según la información recogida por la organización Equipos consultores, desde 2009 la seguridad es el tema que más preocupa a los uruguayos, por encima de la educación o el desempleo. Además, según datos de la organización Insight Crime de 2018, Uruguay es el cuarto país de sudamérica con más homicidios por cada 100.000 habitantes, por debajo de Venezuela, Brasil y Colombia. 

Por eso la “ley de urgente consideración” también tiene un enfoque importante en la seguridad, uno de los puntos que promete ser prioritario durante el gobierno de Lacalle Pou. El mandatario eligió a Jorge Larrañaga como ministro del Interior, una figura que promete “mano dura” para combatir el crimen. 
 

 

Durante su periodo como senador, Larrañaga propuso reducir la edad de responsabilidad penal a 16 años, para que quienes delinquieran a esa edad pudieran ir a la cárcel. El proyecto fracasó, pero es un referente del enfoque que tendrá este gobierno en asuntos de seguridad. 

La ley también contempla asuntos de educación que han sido recibidos con resistencia por parte de los profesores. Algunos amenazan con ir a paro y alertan que el proyecto atenta contra la libertad de cátedra.

France 24 con EFE y medios locales

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.